Publicado el Deja un comentario

SEIS DESTINOS ÚNICOS PARA VIVIR UNAS VACACIONES DE LUJO

Seis destinos únicos para vivir unas vacaciones de lujo

En DELUXE Magazine recorremos los lugares turísticos más exclusivos del planeta, punto de reunión del jet set internacional y de reconocidas personalidades de todo el mundo.

TEXTO: Pablo Souto     FOTOS: Gentileza destinos

Comienza esta época hermosa en la que el sol comienza a picar en la espalda y la idea de pasar estos meses en otro destino cada vez crece más. Lejos de los más tradicionales puntos de referencia para el turismo internacional, DELUXE Magazine seleccionó seis destinos exclusivos para disfrutar del lujo y el confort.

De esta manera, viajaremos por lugares únicos en todo el planeta: desde playas paradisíacas, pasando por ciudades deslumbrantes y hasta visitando un oasis invernal en plena montaña. A continuación los invitamos a esta aventura.

Saint Tropez

Sinónimo de glamour, arte y distinción, Saint Tropez es una ciudad situada en la Costa Azul de Francia, que se fundó originalmente como una fortaleza militar en el siglo XV. El pueblo, con una población estable de no más de 6 mil habitantes, ganó fama internacional cuando en 1956 se filmó la película “Y Dios creó a la mujer”, protagonizada por la famosa actriz Brigette Bardot.

Desde esa época, la ciudad comenzó a convertirse en un lugar de referencia para el turismo de lujo y un sitio de descanso para celebridades, poetas y artistas famosos, diseñadores de moda y personalidades del Jet Set europeo y norteamericano.

Entre sus atractivos principales se encuentran sus playas de arena fina, bañadas por las aguas del Mar Mediterráneo. El puerto es otra de las fotos típicas de Saint Tropez, poblado de yates y catamaranes de grandes dimensiones.

El pueblo mantiene vivo su patrimonio histórico con sus callecitas antiguas y gran cantidad de iglesias y capillas del siglo XVI. La ciudadela de Saint-Tropez de principios del siglo XVII, que alberga el Museo de Historia Marítima, es uno de los puntos obligados a visitar. Al igual que el Museo de la Anunciación, que alberga una colección de Grammont y destacados artistas franceses como Matisse, Cross y Bonnard.

Para finalizar el día, la ciudad ofrece una gran variedad de restaurantes y bares que se transforman en locales nocturnos. Eso sí, para alojarse o disfrutar de la gastronomía provenzal hay que hacer una inversión
nada menor.

Porto Cervo

También rodeado por las aguas del Mar Mediterráneo, se encuentra el pueblo de Porto Cervo, en Italia. Un paraíso exclusivo ubicado al norte de la isla de Cerdeña que recibe todos los veranos a centenares de destacadas personalidades de todo el mundo.

A diferencia de Saint Tropez, este pueblo fue diseñado a mediados del siglo XX para convertirse en un puerto deportivo y centro turístico de lujo luego de que el príncipe Aga Khan IV se enamorara de las playas de arena blanca y aguas turquesas de Costa Esmeralda.

La arquitectura distingue a Porto Cervo con formas redondeadas, colores blancos y materiales que se fusionan con la naturaleza del lugar. Ejemplo de ello es la monumental iglesia de Stella Maris.

Agitado es el verano en el puerto deportivo, donde los yates de lujo se amarran durante toda la temporada.

Este destino es el más caro de Europa, por encima de Mónaco y Londres, llegando los precios inmobiliarios a los 300 mil euros el metro cuadrado.

Además, Porto Cervo alberga algunos de los hoteles más costosos del mundo y es el segundo puerto turístico más caro del planeta, por detrás de Capri, con una tarifa diaria promedio de casi cuatro mil dólares por embarcación.

Este paraje VIP también fue protagonista de la industria cinematográfica internacional, ya que en 1977 Roger Moore se puso en la piel del agente 007 en la película “La espía que me amó”.

Amberes

Ya lejos de las playas blancas y aguas transparentes se encuentra la ciudad de Amberes, en Bélgica. Cuna de grandes pintores barrocos como Peter Paul Rubens y Anthony Van Dyck, este destino cautiva a todos sus visitantes por su estilo arquitectónico clásico y la elegancia de sus calles, con una fuerte impronta flamenca.

Bien se ha ganado el mote de “Capital mundial de los diamantes”, al ser el mayor centro comercial de diamantes del mundo desde hace más de 500 años.

Es un negocio de 200 millones de quilates al año que cosecha más de 40.000 millones de euros en ventas a lo largo de los más de 1700 negocios apostados en el punto neurálgico de Amberes. La Gran Estación Central de finales del siglo XIX  es una de las más bellas del mundo, con andenes cubiertos de hierro y una cúpula brillante de cristal que la distinguen del resto.

Dar un paseo a la vera del Río Escalda y recorrer la pintoresca Plaza Mayor, rodeado de edificios renacentistas, resulta ser un buen itinerario para una primera vista a la ciudad. También la majestuosa Catedral gótica y el medieval Castillo de Steen son paradas obligadas a la hora de disfrutar de este destino de ensueño.

Pero no sólo es la ciudad de los diamantes, sino además es uno de los lugares más prestigiosos de la moda internacional con una tradición que dio nacimiento a “Los seis de Amberes”, un grupo de diseñadores que revolucionaron la forma de vestir durante los años 80.

Dubai

Sí Amberes representa el estilo clásico europeo y la cultura medieval, Dubai es todo lo contrario. Símbolo de la modernidad y la oferta infinita en confort, Dubai representa la suntuosidad de manera extrema.

Como una “Las Vegas” de los Emiratos Árabes Unidos, esta ciudad fue levantada vertiginosamente en medio del desierto rodeada por las costas del golfo Pérsico. Hoy en día recibe anualmente a más de 5 millones de turistas de todo el globo.

Si bien la historia de Dubai como ciudad remite a casi 200 años, la explosión de lo que hoy es esta metrópoli de 3 millones de habitantes se da recién a partir de la segunda mitad del siglo XX, con el boom de inversiones urbanísticas que trajo la era del petróleo árabe.

Si hablamos de proyectos faraónicos, uno de ellos es el “Burj Khalifa”: el edificio más alto del mundo, con 828 metros de altura. Otra de las perlas de Dubai es el “Burj Al Arab”, uno de los pocos hoteles del mundo con siete estrellas. Una habitación allí puede costar hasta 40 mil dólares la noche. Y si del placer de gastar hablamos, resulta redundante decir que aquí se encuentran los más majestuosos y costosos shoppings del planeta, como el “Dubai Mall”. Y no se contentan con eso: actualmente está en construcción el “Mall of the Word”, un megaproyecto de 4 millones y medio de metros cuadrados, que no sólo será el centro comercial más grande del mundo sino también la primera ciudad con temperatura controlada de la historia.

Dentro de las múltiples excentricidades de este centro turístico se encuentran las islas artificiales con formas de palmera y el achipielago “The World”, que en una vista aérea recrea la forma de un mapamundi.

Gstaad

Dejando el desierto y el calor de los emiratos, nos trasladamos al pueblecito de Gstaad, enclavado en el corazón de los Alpes Suizos. Uno de los destinos preferidos por celebrities mundiales y miembros de la realeza, que se disputa con Aspen (Estados Unidos) el primer lugar como destino invernal de lujo.

Se trata de un pequeño pueblo que tiene una particularidad llamativa: la cantidad de vacas que pueblan las laderas de las montañas equiparan en el mismo número a los 8 mil habitantes estables del pueblo. Hasta resulta muy probable cruzarse con algún rumiante por las callecitas de este pintoresco lugar. Gstaad es un paraíso en medio de la montaña rodeado de prados, bosques, lagos extraordinarios y más de 250 kilómetros de pistas de esquí de primer nivel internacional. Hasta posee uno de los pocos glaciares aptos para hacer esquí de la zona, que permite practicar el deporte incluso en verano.

La Promenade, calle principal de este pueblecito, se encuentra poblada de las marcas más exclusivas del mundo: Cartier, Louis Vuitton, Rolex, Chanel, Ralph Lauren, Chopard, entre otros cientos de locales. Además, los hospedajes de lujo y la gastronomía más prestigiosa del centro y de cada una de las pistas de esquí hacen que Gstaad se convierta año a año en un punto de encuentro VIP que atrae a famosos y multimillonarios de todo el mundo.

Bora Bora

Por último, llegamos a un lugar recóndito en el mapa: las paradisíacas islas Bora Bora, en la Polinesia Francesa. Ubicada al norte de Tahití y al sur de Hawai, este destino es ideal para aquellas personas que quieran desconectarse del ritmo de la ciudad y vivir unos días de paz y relax.

Eso sí, aquellos que viajen a estas islas deberán saber que tanta tranquilidad, lujo y confort tienen un precio a pagar. Se estima que un viaje de una semana puede costar como mínimo unos 2500 euros por persona. Y además habrá que tener paciencia, ya que el viaje en avión desde Buenos Aires supera tranquilamente las 24 horas.

Sitio preferido de muchas parejas para pasar su luna de miel, Bora Bora es una fiel representante de las típicas postales de agua turquesa y arrecifes de coral de esta zona del Océano Pacífico. Además de sus increíbles playas, entre sus atracciones principales se encuentra el nado y buceo entre sus corales, donde existe la posibilidad de alimentar a tortugas marinas, rayas y hasta tiburones.

Otra de los puntos obligados a conocer en este exótico destino es el Monte Otemanu, donde se realza un volcán extinto que le otorga a Bora Bora un contraste distinto con el resto del paisaje y una impresionante vista de toda la isla.

Publicado el Deja un comentario

PARIS, LA CIUDAD DEL AMOR

París, la cuidad del amor

Cautivadora, encantadora y poética, la capital de Francia es la definición por excelencia cuando se habla de destinos románticos.

TEXTO: Oficina de Turismo de París

Es imposible no pensar en todo lo que representa el amor cuando uno se para frente a la Torre Eiffel, de noche, y se deja cautivar por el contraste del cielo azabache y las luces de la ciudad. En la figura recortada de una pareja abrazada sobre el fondo parisino se reduce la imagen más acabada del destino más romántico. París es, indiscutidamente, la ciudad de los amantes.

¿Qué podría ser más romántico que pasear a lo largo de las orillas del Sena de la mano de su ser amado? París es una ciudad donde todo es posible y las pasiones pasan a primer plano.

Hasta los puentes en París pueden ser muy románticos. La ciudad cuenta con puentes legendarios y pasarelas para compartir un beso apasionado. Tal vez porque el arco simboliza una alianza, o porque el agua llevará incluso las promesas más locas. La tradición dicta que los enamorados deben besarse mientras piden un deseo en el Pont Marie, conocido como el Puente de los Enamorados.

Bajo Pont des Arts encontramos hacia un lado el Quai de Montebello, donde se pueden observar barcos que tocan música en vivo, y hacia el lado del Quai de la Tournelle, un amplio espacio con una vista increíble de la parte de atrás de Notre Dame.

Quienes buscan de tranquilidad encontrarán muchos lugares románticos fuera de lo común.

Rue des Thermopyles, una calle de adoquines, es un oasis de calma y verdor en el siglo XIV, ofreciendo un vistazo de un lado bucólico a París, como la Cité Florale donde incluso los nombres de las calles, Orchidées, Volubilis, Mimosas, Glycines, Iris, Liserons, evocan la fragancia de flores.

Y luego está el Square de Montsouris, anteriormente habitada por diversos artistas, con sus casas cubiertas de glicinas y hiedra. Dejar que el amor se eleve a mayores alturas en Montmartre es, sin duda, el principal destino para que los amantes se digan “te amo”.

El barrio Montmartre es un encantador pueblo que atrae a los visitantes del mundo entero. A las parejas, les encanta perderse por las calles bohemias que llevan a las escaleras de la Butte para subir a la Basílica del Sacré-Coeur (también disponible con Le Petit Train de Montmartre) y darse un paseo en tiovivo en la preciosa place des Abbesses. En esta misma plaza se puede admirar el famoso Mur des “Je t’aime“ (Pared de los “te quiero”). Ideada por Frédéric Baron y Claire Kito, este famoso mosaico declina un “Je t’aime“ (te quiero) en 280 idiomas diferentes.

A algunos pasos de ahí se encuentra el precioso musée de la Vie romantique, un lugar tranquilo y protegido donde el tiempo parece haberse detenido. Durante el día, las parejas pueden volverse inmortales en cuadros pintados por los artistas de Place du Tertre, o sus iniciales bordadas en un corte en el Marché Saint-Pierre.

Cada año, durante septiembre, en la fiesta de la vendimia en Montmartre, las parejas pueden expresar su amor delante del alcalde y en público durante la ceremonia de la no-pedida de mano. “Tengo el honor de no pedir tu mano“.

No hay nada más romántico que invitar a su pareja a una cena en crucero por el Sena para admirar los monumentos más bellos de París. Los barcos del restaurante de la Marina de Paris sirve cocina refinada elaborada con productos de mercado frescos, y los Bateaux Los Parisiens ofrecen vistas excepcionales desde su comedor totalmente acristalado, sin olvidar el famoso Bateaux-Mouches.

Hay dos grandes íconos que son imperdibles en la ciudad del amor: la Torre Eiffel, símbolo de Paris por excelencia, con una vista realmente estupenda; y la Torre Montparnasse, el edificio más alto de Paris, que tiene la mejor vista panorámica, desde donde se puede ver a una Torre Eiffel deslumbrante.

París tiene una gran cantidad de espacios verdes. Para un beso histórico, nada mejor que hacerlo en el Jardín des Tuileries, el más antiguo de la ciudad y un magnífico ejemplo de jardín “à la française“. En otros tiempos, Des Tuileries fue un conocido lugar de libertinaje y sus paseos fueron el teatro de los juegos del amor y del azar.

El jardín du Luxembourg, un islote de verdor en la Rive gauche, en pleno París, es el lugar perfecto para deambular en pareja por los caminos, a la sombra de los arboles mientras se admiran sus magníficas estatuas.

Para una cita apasionada, el parc des Buttes-Chaumont es un lugar que seduce a los tórtolos por su marco encantador: una antigua vía férrea, un puente colgante, una gruta, una cascada. Y para hacerse confidencias protegidos de los oídos indiscretos, los enamorados eligen los jardins de Rohany de Fontenay de los Archives Nationales. Esos espacios, restaurados y reabiertos al público en el 2011, ofrecen un ambiente de jardín romántico del siglo XIX con sus pinos parasol, glorietas y arte topiaria.

Para aquellas parejas que quieran encontrar el ambiente de La Belle Époque, el barrio de la Bourse, es un encantador y auténtico paseo por los pasajes cubiertos. Con sus cristaleras y sus encantadoras tiendas, estos pasajes transmiten una atmósfera muy especial que invita al paseo. A las parejas les agrada pasearse, abrazados, lejos de los sonidos de la ciudad. ¡Ideal durante un día de lluvia! Entre los ineludibles, la Galerie Vivienne es una de las más bellas de la capital, con sus extraordinarios mosaicos. En cuanto al Passage des Panoramas, tiene el sobrenombre “Pasaje del gusto“ ya que alberga una gran cantidad de deliciosos lugares: bistrot, salón de té, bar de vinos.

Al este de la capital hay un lugar que no hay que perderse. Para hacer una visita insólita en pareja, sepa que la visita del cimetière du Père-Lachaise es, contrariamente a las apariencias, un ineludible de los paseos románticos en pareja. Al doblar una esquina de sus románticos paseos y de sus tortuosos caminos, se cruzan tumbas ilustres: Proust, Jim Morrison, Colette, Fréderic Chopin, Héloïse y Abélard… Una invitación a la meditación y al ensueño.

Publicado el Deja un comentario

UNA AVENTURA CON TOQUE FEMENINO

Una aventura con toque femenino

Con actividades diseñadas a partir de esta mirada única y pensadas para disfrutar en grupo, la propuesta de Corina Dorval y Giselle Ameghino ofrece recorrer el mundo con un estilo propio.

Indudablemente, si hay algo que a todos nos gusta es viajar y conocer nuevas ciudades. O volver a visitar aquellos lugares que nos deslumbraron. Aún mucho mejor es poder vivir esos momentos junto a personas con las que compartimos los mismos intereses y gustos. Y esto es lo que “Ellas de Viaje” ofrece. Un viaje pensado por y para la mujer, que busca forjar nuevas experiencias y modos de recorrer el mundo.

“Ellas de viaje” es un emprendimiento liderado por Corina Dorval y Giselle Ameghino, que forma parte de la prestigiosa agencia de viajes “Manhattan”. Es por ello que el producto cuenta con el respaldo y la seriedad de una compañía con más de 27 años de experiencia en el rubro.

La idea surgió a partir de la necesidad de ofrecer una propuesta personalizada que se ajuste a las necesidades y gustos de las mujeres a la hora de proyectar un viaje. Los paquetes incluyen todo para que las viajeras dejen de lado la rutina y se despreocupen a lo largo de su estadía. Aunque si hay algo que no puede faltar en todo paseo de mujeres, son los tours de compra con recorridos por los más destacados shoppings y tiendas.

“Cuando se viaja en familia hay ciertas cosas que nos gustan a nosotras y que quizás al resto no le agrada. Entonces, con este tipo de viaje se busca tener la libertad de hacer lo que una quiere. Si bien la propuesta incluye actividades específicas programadas, cada una tiene la opción de vivir su propia experiencia”, explicó Corina Dorval.

Otro de los conceptos que “Ellas de viaje” pone en relieve es la vivencia grupal. Esto implica aventurarse con gente desconocida, compartir vivencias y generar vínculos que luego perduran a lo largo del tiempo. “Previo a los viajes hacemos reuniones para que el grupo se vaya conociendo. Y una vez finalizado, tanto aquellas mujeres que viajan solas como también las que viajan acompañadas, terminan generando nuevas amistades con otras chicas”, destacaron desde la agencia.

Experiencias como estas se vivieron en el último viaje a Miami organizado por la agencia, durante el “Black Friday” 2017, donde reinó un clima de complicidad entre todas las chicas y buena predisposición para las actividades. Y en 2018 habrá una segunda edición, con una salida programada a fines noviembre para revivir uno de los eventos de compra más importantes del mundo en la ciudad de Florida.

“Queremos ofrecerles a las mujeres una oportunidad distinta de viajar. Compartir experiencias únicas, conocer gente nueva y disfrutar de lo que más nos gusta hacer en destinos asombrosos”, agregó Dorval.

Más información

www.ellasdeviaje.com
Instagram
Facebook
info@ellasdeviaje.com
Corina: +54-911-6208-6540
Giselle: +54-911-6404-9011
Nueva York 4305 – Devoto

Publicado el Deja un comentario

7 IMPRESCINDIBLES DE PARÍS (MÁS ALLÁ DE LA TORRE EIFFEL)

7 imprescindibles de París (más allá de la Torre Eiffel)

La “ciudad luz” siempre seduce a los turistas. Es que la su famosa torre Eiffel es perfecta para sacar fotos maravillosas. Pero, como toda ciudad capital, París es grande y tiene muchos otros atractivos para descubrir que también resultan encantadores.

1 – Pasear por el barrio Montmartre: Arte. Eso se respira en el llamado barrio “de los pintores”, básicamente porque abundan los artistas callejeros que despliegan sus dones a puro color con sus atriles. Aquí podrás encontrar algunos de los lugares más famosos de la ciudad, como el Moulin Rouge. En la parte más alta, luego de subir casi 200 escalones, tendrás una increíble vista panorámica desde calles de ensueño y al pie de la Basílica del Sagrado Corazón, otro sitio al que es obligatorio ingresar.

2 – Visitar Sainte Chapelle: Esta iglesia de estilo gótico fue construida en un tiempo récord de 7 años en el Siglo XIII y resguarda reliquias del cristianismo, como la Corona de espinas de Jesucristo que Luis IX le compró a los emperadores de Constantinopla. Más de 1110 escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento están plasmadas en 15 imponentes vitreaux de 15 metros de altura y cuentan la historia del mundo hasta la llegada de las reliquias a París.

3 – Navegar por el Sena: Desde los barcos que salen regularmente es posible contemplar los puentes que cruzan este río y mirar la ciudad desde otra perspectiva. El mejor horario: el atardecer. La ciudad tiene otro encanto gracias a los colores que transforman el cielo.

4 – Recorrer el cementerio Pére-Lachaise: Es uno de los cementerios más conocidos del mundo donde descansan los restos de grandes celebridades como la cantante María Callas, el escritor Oscar Wilde o el músico Jim Morrison. Sus mausoleos son verdaderas obras de arte de variados estilos que se pueden recorrer en medio de un ambiente sórdido, pero atrapante.

5 – Ir al Panteón:  En pleno Barrio Latino y cerca de otros lugares turísticos, como los Jardines de Luxemburgo y la Universidad de la Sorbona, está esta gran obra arquitectónica. Es un mausoleo donde descansan los personajes más célebres del país. Allí están enterrados grandes contribuyentes a la ciencia y la cultura como Marie Curie, Alejandro Dumas, Victor Hugo, Voltaire, Rousseau o Jean Monet.

6 – Conocer La Défense: Es la “parte diferente” de París. Centro financiero de la capital, aquí abundan los rascacielos y construcciones modernas. Para los amantes del shopping, en este barrio está Quatre Temps, uno de los centros comerciales más grandes de Europa. Pero también hay una gran muestra de arte a cielo abierto, increíbles plazas y hasta jardines colgantes.

7 – Visitar el Museo de Orsay: Este museo, dedicado a las artes plásticas del siglo XIX y con una gran colección de arte impresionista y post impresionista, ocupa una vieja estación de tren y tiene un enorme reloj antiguo que recuerda a la película Hugo. Aquí encontraremos grandes obras de Manet, Degas, Renoir, Monet y otros gigantes del impresionismo.

 

Publicado el Deja un comentario

CUATRO OPCIONES PARA UNA ESCAPADA EN PLENO OTOÑO

Cuatro opciones para una escapada en pleno otoño

Llegó el otoño y con él, todo tipo de opciones para aprovechar y hacer una escapada de unos días por Argentina. Es un buen momento para visitar destinos que brillan en esta época del año, que también renueva la energías.

Bajo el sol de Cuyo, Mendoza ofrece todo tipo de circuitos para disfrutar del vino. Bodegas tradicionales y modernas abren sus puertas a los viajeros para relajarse en toda la provincia. Hay degustaciones y catas para conocer sus pequeños secretos, como qué tipo de vinos van mejor con cada comida, cómo reconocer su sabor y elegirlo según la ocasión. Las visitas guiadas muestran su elaboración y hay muchísimas actividades más, incluidos los paseos en bicicleta, golf, trekking, cabalgatas y caminatas entre los viñedos. Algunas bodegas incluyen restaurantes e, incluso, alojamiento. Una alternativa para desconectarse en cualquier escapada.

Otra opción se ofrece en los paisajes patagónicos. Sobre la Ruta 40 se encuentra Villa La Angostura, un pueblo turístico de montaña donde los colores otoñales se adueñan del paisaje en esta época del año: amarillos, ocres, naranjas y colorados se ven en las copas de los árboles. Es la puerta de entrada del Parque Nacional Los Arrayanes, famoso por su bosque de arrayanes único en el mundo, al que se llega con una travesía de 12 kilómetros o navegando el Nahuel Huapí. Desde el puerto parten embarcaciones para un paseo por sus aguas azules. Siguiendo la ruta hacia San Martín de los Andes, también se recorre un circuito clásico: el de los Siete Lagos, que acerca a siete espejos de agua en medio de bosques y montañas. La gastronomía local es otra clave a disfrutar: platos elaborados con ciervo, jabalí y trucha son algunas de las especialidades de los chef de esta región. Los hospedajes son variados y hay muchos con vistas increíbles al lago.

En Misiones, una escapada de unos días conecta con la naturaleza pura. Cerca de la localidad de El Soberbio, no hace falta recorrer muchos kilómetros para sentirse inmerso en la plenitud de la selva. La experiencia principal es recorrer con una embarcación los saltos del Moconá, una caprichosa falla geológica que hizo que la formación de los saltos se diera de manera longitudinal al río, lo cual hace, literalmente, que el agua derrame su energía de costado (a diferencia de una cascada o una catarata). Una opción para hospedarse son los lodges en el corazón de la selva, que ofrecen confort en medio de la naturaleza.

Con encanto cordobés, en el valle de Traslasierra, San Javier y Yacanto reciben con paisajes serranos, buena gastronomía y aventura. La serranía que servía de marco a estas localidades se fue poblando de casonas de estilo británico que se instalaron bajo la mirada de un inmenso cerro. Hoy, con su balneario, sus hosterías y un hotel que cuenta con campo de golf propio, constituyen uno de los principales puntos de partida para el turismo de aventura de la provincia. Desde aquí salen excursiones que buscan el ascenso al Champaquí, el cerro más alto en Córdoba. A 220 km hacia el oeste de Córdoba capital y a 20 km de la ciudad de Villa Dolores.

Más información

www.viviargentina.tur.ar

www.turismo.gov.ar

Facebook

Twitter

Instagram

Publicado el 1 comentario

DIARIO DE VIAJE: TRANSITAR NUESTRA TIERRA – BARILOCHE

Diario de viaje

Transitar nuestra tierra: Bariloche

“Somos transeúntes”, dice un libro de Ho’ponopono que estoy leyendo, y nada más lindo que recibir las ofrendas de una Argentina enorme. Una ciudad a la que muchos se acercan en sus vacaciones -tanto de invierno o verano- y a la muchos jóvenes deciden mudar sus vidas. Un lugar que nos propone dejarnos fluir en su mística, respirar su aire de aventura y nos hace sentirnos uno con el mundo.

Texto y Fotos: Victoria Lauria

Apenas unos pocos meses después haber vuelto de un viaje por Europa y a unos cuantos meses de distancia de mis próximas vacaciones, una oferta se puso antes mi ojos y ¡Bum! Ya tenia pasaje para ir a Bariloche el 1 de Enero. Primero empecé diciendo “me voy al Sur”. Pero, ¿qué implica “ir al sur”? Abismo enorme tratar de “meter el sur” en 15 días, abismo entender todo lo que hay para hacer y ver. Por unos cuantos meses dejé el viaje en el tintero, sin siquiera saber el horario del vuelo, hasta que en Diciembre caí en la cuenta que no tenía nada preparado.

Unos pocos días antes de partir entendí que no me estaba yendo “al sur” si no que iba a Bariloche, ida y vuelta. Así que, achiqué mis pretensiones e intenté focalizar. Inicié una maratón de preguntas que fui haciendo a cualquier persona que alguna vez había ido allí: amigos, conocidos, amigos de conocidos. ¿Qué llevo? ¿Hará frío? ¿Voy en carpa? ¿Qué carpa? ¿Puedo dormir en un refugio? ¿Voy a un hostel? ¿Es una locura ir sola? Entre páginas y páginas de internet me fui haciendo una idea, pero la verdad, no lograba imaginarme con lo que me iba a encontrar. Mi único punto de partida fue anotarme en un curso de fotografía de paisajes, dictado por Jeremias Thomas, lo que me obligaba quedarme cerca de Bariloche durante mi estadía. Así fue como por primera vez ubiqué la Av. Exequiel Bustillo en Google Maps, la ruta que bordea el Nahuel Huapi y punto de partida para mucho de lo que sucede en allí.

A veces está bueno tener una guía para simplemente romperla. A diferencia de muchas ciudades por las que viajé sola, de esas que “googleas” y saltan miles de blogs, recomendaciones, fotos, y se arma el recorrido en un segundo, en este caso, por lo menos para mí, no todo era tan claro. Sabía que hay cuatro refugios principales, muchos lagos en los que se pueden hacer actividades acuáticas y me habían hablando de la feria de Colonia Suiza. Pero al margen de toda esa información suelta, lo único seguro era que quería caminar, hacer trekking, alguna actividad en el agua, sacar fotos y probar la variada oferta de cerveza artesanal. Y me resonaba en la cabeza lo que todos me decían… “te va a encantar”.

Las guías rápidas que me ofrecieron en los dos hostels en los que paré -con mapa en mano, historias y experiencias personales- me sirvieron como un paneo general. Así armé el viaje, día a día. A pesar de haber llegado sola, luego de la primer noche comencé la aventura con otros transeúntes “de aquí y de allá”. Compartimos la misma intensión: relajar la mente, conocer y dejarse sorprender por lo que esas tierras tienen para ofrecer.

Circuito Chico

Lo señalan como un punto turístico pero puede llevarte varios días dependiendo de cómo lo recorras. Es un circuito marcado por una ruta que comienza en el Km 18 de Av. Bustillo -al Oeste de la Ciudad de Bariloche-, bordeando el Lago Nahuel Huapi; atraviesa el Lago Moreno dividiéndolo en Este y Oeste. A unos 8km del inicio se encuentra el famosísimo Hotel Llao Llao y Puerto Pañuelo -de donde salen las excursiones a Puerto Blest, Isla Victoria y Bosque de Arrayanes-. Al costado de esta ruta hay varios senderos para hacer a pie.

El primer día fui a lo seguro y me dirigí a su inicio, donde se encuentra el Cerro Campanario. Se puede subir por aerosilla o caminando. Es un sendero de trekking corto, de 30 a 45 minutos, pero bastante empinado. A penas llegué a la cima se nubló y empezó a llover. Tuvo su encanto, pero el clima me obligó a volver otro día y poder apreciar esa magnifica vista – una de las panorámicas más lindas – con el cielo despejado, el sol en el cenit y cóndores volando alrededor. Hacerlo en bicicleta es otra alternativa. Se alquilan en el comienzo del circuito, te dan las explicaciones, el kit de seguridad y un mapa, y ya estás listo para pedalear los 27km que conlleva este recorrido, son entre 4 y 5 horas. No es tarea fácil pero vale la pena. En cada subida y bajada el paisaje se nos revela y uno se encuentra con el Punto Panorámico, con dos puentes que dividen los lagos, con la entrada a Colonia Suiza – oportunidad para conocer cómo se prepara y probar el curanto – y el Arroyo López. La contra de ir en bicicleta es que no se puede acceder a los senderos fuera de la ruta. Volví un par de veces más, en auto y a pie. Así pude acceder a los caminos que llevan al Lago Escondido, al Cerro Llao Llao, Playa Tacul, Brazo Tristeza, Bahía Lopez y Bosquecito de Arrayanes.

Refugios

Hay varios cerros para ascender. Los refugios más conocidos son el Frey, San Martín, Laguna Negra y López. Aquellos más osados -y entrenados- los unen en una travesía de 4 a 5 días, pasando las noche en la montaña. Los primeros tres pertenecen al Club Andino Bariloche, a donde uno puede dirigirse a penas llega a la ciudad para informarse y obtener recomendaciones. Antes de ascender, por una cuestión de seguridad, hay que registrarse en la página del Parque Nacional Nahuel Huapi. Para quedarse en los refugios es aconsejable avisar y reservar lugar.

Por cómo fui armando mi viaje con la gente que fui conociendo, decidí ascender y descender en el día a algunos de los refugios. El Emilio Frey se encuentra a 1700msnm y son 10km de ascenso, entre 3 y 4 horas ida. El primer tramo es tranquilo, se ve la ciudad de Bariloche a lo lejos y el Lago Gutiérrez. A medida que el sendero se va metiendo en la montaña y en el bosque, se va complejizando el camino. Al acercarnos a la cima se empiezan a ver los picos y algunos restos de nieve. Después de un tramo de rocas bastante empinado se llega la refugio que se encuentre al pie de la aguja Frey y atrás de él se aprecia la Laguna. El San Martín, más conocido como Jakob, por el nombre de la Laguna que se encuentra en la cima, está a 1600msnm y son 18km de ascenso, entre 4 y 6 horas ida. El inicio y casi todo el sendero es bastante ágil. Va bordeando un arroyo y acompañan el camino destellos amarillos que van dejando las muchas flores de Amancay que hay alrededor. Luego de una larga caminata, un cartel indica lo que está por venir: 60 minutos de ascenso empinado. Efectivamente es así. De golpe el camino termina y entre los árboles aparece el refugio, tranquilo y pequeño, y atrás de él la Laguna Jakob. Muchos suelen unir estos dos refugios en una travesía de 3 días. Para aquellos que les gustan el deporte y los desafíos, son experiencias que no se pueden dejar de perder. Estos dos ascensos me sirvieron como un primer acercamiento a estas hermosas aventuras.

Pampa Linda

No hubo persona que no recomiende Pampa Linda y todo lo que se encuentra a su alrededor. Se accede en auto o en combis del Club Andino. Son 50km de camino de ripio, siguiendo un desvío que se encuentra en la Ruta 40 camino a El Bolsón. Luego del acceso al Parque Nacional, hay horarios de entrada y salida, ya que la mano cambia. Después de las 17hs se hace doble mano y por lo tanto más peligroso. Se pasa por varias playas, por la Isla Corazón y distintas vistas Panorámicas. A medida que va avanzado, se mete y sale del bosque, y se empieza a vislumbrar muy sutilmente, entre curva y contracurva, el Glaciar Manso. Todo se silencia, se abre el paisaje, quedando como a lo lejos las montañas y el hielo celeste, y uno se encuentra con Pampa Linda. Una extraña llanura, otros tonos de verdes y caballos. Aquí uno puede hacer una parada y almorzar observando este paisaje. Desde este punto los más entrenados ascienden al Cerro Tronador, denominado así por los ruidos que producen los desprendimientos del glaciar. Se encuentra en el límite con Chile. El Pico Argentino llega a los 3100msnm sobrepasando el punto de nieves eternas. Se puede pasar la noche el Refugio Otto Meilling.

El camino continúa para acercarnos al Ventisquero Negro, en la base del Cerro Tronador. Se ve un glaciar oscuro formado por sedimentos y abajo un agua sin fondo, entre blanca, verde y gris: el Lago Manso, que luego se transforma en el Río Manso. Una vista imponente. Más adelante se encuentra la Garganta del Diablo, en donde hay una serie de cascadas producidas por la caída del agua derretida del glaciar. Al emprender la vuelta, hay un un desvío que lleva a la Cascada los Alerces, pasando por Laguna Los Moscos y Lago Hess. No pueden dejar de perderse esa belleza natural. Un verde esmeralda corre con fuerza por el Río Manso, cae con intensidad y vemos como las aguas se calman y siguen su curso hacia Chile para llegar al Pacífico.

Focalizar y dejarme sorprender por Bariloche fue la mejor elección que pude haber hecho. Aún así, siento que me queda mucho más por conocer y muchas razones por las que volver. Cada día, cada atardecer es único en el medio de la naturaleza y por más que ya haya recorrido algunos caminos, sé que cada experiencia es única. Un lugar mágico, enorme y que nos lleva, con sutileza, hacia nuestro interior, a sentirnos parte nuestra tierra y amarla cada vez más.

  • Dónde comer – Manush, La Fonda del Tío.
  • Dónde tomar el té – Belleviu, Chiado.
  • Dónde tomar cerveza – Berlina, Blest, Kunstman, Manush, Cervecería Patagonia en Circuito Chico.
  • Playas – Playa Serena y Playa Bonita se encuentran sobre el Nahuel Huapi en Av. Bustillo. Playa Sin Viento, sobre el Moreno.
  • Kayak y SUP – Lago Gutiérrez y Lago Moreno.
  • Cómo moverse – Colectivos 20, 21, 10, 50, 51 – dependiendo el destino – la mayoría sobre Av. Bustillo y Av. de los Pioneros; aunque es muy común hacer dedo, ya que la frecuencia de los colectivos no es muy buena y muchas veces pasan llenos de gente y no paran.
  • Taller de Fotografía de Paisajes de Jeremías Thomas / http://www.jeremiasthomas.com/
  • Trekking: Club Andino Bariloche / http://www.clubandino.org

Registro de Trekking – Parque Nacional Nahuel Huapi / http://www.nahuelhuapi.gov.ar

Publicado el Deja un comentario

HOTELES EN ORLANDO: ALOJAMIENTOS IDEALES PARA QUE TUS PRÓXIMAS VACACIONES SEAN PERFECTAS

Hoteles en Orlando: escogimos los alojamientos ideales para que tus próximas vacaciones sean perfectas

Si buscas los mejores hoteles en Orlando no necesitas perder más tiempo o dinero porque aquí te contamos cuáles son las mejores opciones disponibles:

Melia Orlando Suite Hotel:

Situado cerca de “Disney’s Hollywood studios”, este alojamiento de primer nivel ofrece doscientas cuarenta habitaciones dotadas de las máximas comodidades incluyendo internet wi-fi, caja fuerte, teléfono, conexión para iPod y televisor de plasma; el hotel cuenta entre sus servicios con restaurante, lavandería, tintorería y traslado gratuito; para relajarse ofrece un gimnasio completamente equipado, piscina al aire libre, jacuzzi, spa, salón de tv y sala de pool, además cuenta con una espaciosa sala de reuniones de cuarenta y seis metros cuadrados con todas las herramientas informáticas necesarias para organizar encuentros corporativos.

Hyatt Place Orlando/Universal:

Ubicado convenientemente cerca del monumental e inolvidable parque temático de “Universal Studios”, indudablemente es uno de los mejores hoteles en Orlando: fue diseñado para que cada huésped olvide completamente sus problemas y disfrute las mejores vacaciones de su vida. Cada una de sus 151 habitaciones cuenta con televisión de pantalla plana, aire acondicionado, reproductor de CD/DVD, conexión wi-fi, baño privado, caja fuerte y teléfono. Para relajarse ofrece dos magníficas piscinas (una cubierta y otra al aire libre), gimnasio y salón de televisión.

Sheraton Vistana Resort Villas:

Este complejo de condominios pensado especialmente para familias cuenta con 1682 habitaciones, cada una de las cuales viene equipada con cocina, heladera, microondas, baño con bañera y ducha, conexión a internet, caja fuerte, escritorio, reproductor de CD/DVD y teléfono; su lista de opciones a la hora del entretenimiento incluye siete piscinas al aire libre, ocho bañeras con hidromasaje, sauna, cancha de minigolf, dos pistas de tenis profesionales y, para dejar los niños seguros, guardería infantil; para recuperar la energía gastada durante el día, el hotel cuenta con cuatro restaurantes (cada uno dirigido por un chef de altísimo nivel, lo que se traduce en menús realmente creativos y no copias de viejas recetas), tres bares (que también brindan servicio a las habitaciones) y una zona de parrillas para que los huéspedes puedan darse el gusto de hacer un rico asado cualquier día de la semana. El Sheraton también ofrece un completo centro de negocios con personal especializado que brinda asesoramiento completo para que cada reunión ejecutiva sea impecable, encargándose de todas las tareas engorrosas, desde el aparcamiento de los autos hasta la atención personal de cada asistente.

Rosen Shingle Creek:

Estratégicamente situado cerca del mítico “SeaWorld Orlando” y el fabuloso Parque Acuático, este hotel cinco estrellas cuenta con 1501 habitaciones, todas dotadas con aire acondicionado, televisión de pantalla plana, conexión para iPod, internet wi-fi, baño con ducha y bañera, secador de cabello, amplias camas King-size y servicios de lavandería/tintorería; para que el relax sea realmente completo, Rosen ofrece a sus huéspedes un spa donde disfrutar masajes y tratamientos de belleza, un moderno campo de golf donde mejorar cada golpe en compañía de expertos, cuatro piscinas al aire libre para broncearse bajo el inolvidable sol de Miami y dos bañeras de hidromasaje; para compensar tanto desgaste de energía, el hotel ofrece siete restaurantes y una cafetería donde probar desde las últimas recetas de la mejor gastronomía internacional hasta las comidas más representativas de la cocina local (estofado de pulpo, frijoles con arroz, jamón glaseado con cerveza de trigo, plátanos fritos, espárragos con carne de cangrejo, carne de cerdo marinada con mojo, etc.). Para los huéspedes que visitan la ciudad por cuestiones de trabajo, Rosen Shingle dispone de salas debidamente acondicionadas para realizar conferencias o reuniones sociales, todas dotadas con la última tecnología (acceso a Internet, estaciones de trabajo, etc.) y servicios de transporte a cargo de choferes que se encargan de que cualquier traslado se realice de forma rápida y segura.

Avanti International Resort:

Ideal para familias, este hotel cinco estrellas cuenta con una ubicación privilegiada cerca tanto de “SeaWorld” como del Parque Temático de “Universal Studios”. Sus 652 habitaciones están dotadas de aire acondicionado, heladera, conexión wi-fi, y todos los complementos necesarios para hacer más fácil la vida cotidiana, incluyendo secador de pelo, cafetera, plancha y teléfono. A la hora de relajarse es posible elegir entre varias instalaciones recreativas de primer nivel, incluyendo una amplia piscina al aire libre, un completo gimnasio o una sala de juegos electrónicos. Además, el hotel ofrece a los huéspedes un servicio de transporte gratuito que les permite llegar a las principales atracciones de la ciudad y asesoramiento total para que puedan adquirir sus entradas de forma inmediata y al mejor precio. Avanti cuenta, además, con un restaurante que todos los días ofrece un menú diferente (incluyendo delicias típicamente locales donde destacan los platos basados en cangrejos, langostas, bogavantes y mariscos) y muestras de la mejor gastronomía china, española, hindú, francesa, portorriqueña, argentina y mexicana), cajero automático (pensado para que los viajeros puedan obtener su dinero de forma rápida y segura sin tener que arriesgarse a hacerlo en las calles), centro de negocios (para huéspedes que han viajado a la ciudad a realizar trabajos específicos y necesitan un ambiente relajado, bien iluminado y dotado con toda la tecnología necesaria, incluyendo la posibilidad de pasar diapositivas o dictar conferencias), sala de reuniones y servicio de lavandería/tintorería.

Para cerrar un detalle MUY IMPORTANTE que no se debe olvidar: la fecha elegida para visitar Orlando: el sitio especializado Avantrip aconseja los meses situados entre noviembre y mayo “cuando el clima es cálido y permite disfrutar de jornadas al aire libre. Durante el verano, el clima de Orlando suele ser muy húmedo y caluroso, con temperaturas superiores a los 30ºC. Diciembre, enero y febrero son los meses más agradables y frescos. Para ir de compras en Orlando lo mejor es viajar en época de saldos estacionales: en junio podrás encontrar rebajas de verano y en enero las de invierno”.

Ahora sí, ¡bon boyage!

Publicado el Deja un comentario

TREVELIN, UN ENCUENTRO CON LA HISTORIA Y LA CULTURA

Trevelin, un encuentro con la historia y la cultura

Dentro del valle 16 de octubre, a 25 kilómetros de Esquel, se encuentra el destino elegido por una numerosa colectividad de galeses que llegó a la Patagonia a fines del siglo XIX. Una ciudad privilegiada rodeada de bosques, praderas, lagos y montañas y con un gran bagaje cultural.

Texto: Karina Pontoriero

Para conocer todo lo lindo que tiene Trevelin necesitás quedarte al menos 15 días”, me dijeron. La frase, que demostraba el orgulloso de los lugareños, sonaba un poco exagerada, pero resultó cierta: en Trevelin se puede hacer, descubrir y conocer mucho. Ubicada en la zona noroeste de la provincia de Chubut, al pie de la Cordillera de Los Andes, esta ciudad de 11.000 habitantes sorprende no sólo por sus increíbles paisajes, que parecen salidos de un cuento, sino también por la convivencia de culturas tan disimiles como la galesa y la mapuche-tehuelche. Lo curioso es que ninguna de ellas prevalece sobre la otra, sino que coexisten en armonía, preservando sus costumbres y compartiéndolas con todo aquel que se muestre interesado en conocer la historia detrás de cada sabor, cada aroma, cada celebración.

Día 1: En el pueblo del molino (que no es rojo)

La primera parada me lleva al Museo Regional Molinos Andes, emplazado en un edificio que funcionó como molino hasta pasada la primera mitad del siglo XX. Trevelin -cuyo significado es “pueblo del molino” en galés- llegó a producir más de 22 mil kilos diarios de harina. De los más de 20 molinos distribuidos en la zona, hoy no funciona ninguno. Gracias a una gran colección de fotos y objetos rescatados podemos imaginar cómo fue la vida de los primeros colonos galeses que llegaron a la provincia allá por 1865 y lograron mantener viva su identidad por generaciones. Pero la historia se puede contar de diferentes maneras, y vale la pena acercarse hasta el Molino Nant Fach para escuchar otra versión de boca de Mervin Evans, descendiente de galeses, constructor y guía de este museo. Mervin es entrañable y hace sentir único a cada visitante. Rememora las épocas de esplendor, cuenta anécdotas, saca fotos a los turistas, les propone poner la rueda en marcha y los lleva a conocer su taller, donde hay motores de todas las épocas, autos antiguos y avionetas que él mismo arregla. Un pasaje mágico hacia el pasado que se convertirá en inolvidable.

Día 2: Viaje al centro de la historia

A sólo 17 kilómetros del casco urbano se encuentra Sierra Colorada. A lo largo de 1.000 hectáreas viven 53 familias tehuelches que se propusieron difundir su cultura. “Vivimos en una postal. Tenemos libertad. Podemos trabajar, seguir cuidando nuestro lugar y mantener costumbres ancestrales”, cuenta Daniel Aillapán, representante de la comunidad. En el paraje funciona un centro comunitario que organiza cabalgatas, trekking con un baqueano y avistaje de aves durante el verano y, en invierno, suma trineos y juegos en la nieve, en medio de vistas panorámicas espectaculares.

Día 3: Caminar, observar, disfrutar

En Trevelin hay opciones de todo tipo. Los amantes de la pesca deportiva pueden hacer una visita a la Estación de Piscicultura Arroyo Baguilt para observar los diferentes estadíos de la cría de truchas. Un paseo que a los más chicos les encantará. Si la pasión pasa por los colores y los aromas, INTA experimental cuenta con un atractivo: caminatas en bosques de pinos y robles y una extensa plantación de peonías que muestran todo su esplendor con las primeras temperaturas altas del año. Y para quienes disfrutan de las grandes infraestructuras está la central hidroeléctrica Futaleufú, en la entrada sur del Parque Nacional Los Alerces. Una visita guiada los llevará en un recorrido por la historia y la sala de comandos de esta presa que genera energía para abastecer a más de 9.000 hectáreas.

Día 4: Encuentro cercano de cualquier tipo

Un capítulo aparte merece el Parque Nacional Los Alerces. Una cuenca que conecta varios ríos, lagos y arroyos de aguas coloridas y transparentes. No es fácil encontrar las palabras para describir su imponente belleza. Estoy en uno de los bosques más antiguos del planeta: de este lado, un bosque andino patagónico, con cohiues, cipreses, lengas; del lado oeste, una selva valdiviana. La premisa es caminar tranquilos y poner en juego todos los sentidos. Hago silencio para escuchar el canto de las aves, toco las distintas texturas de los árboles, aprovecho los miradores para dejarme invadir por el paisaje, bebo agua del lago, fresca, potable, riquísima. Luego, una hora de navegación por el Lago Menéndez para llegar a la cita más importante de todas: el encuentro con el alerce milenario, el segundo ser vivo más longevo del mundo. Imposible no sentirse pequeña ante este gigante de más de 2.600 años. Imposible no sentirse agradecida por estar ahí, admirándolo.

Más información

www.trevelin.gob.ar
Min. de Turismo de La Nación www.turismo.gov.ar

Publicado el Deja un comentario

PLAYAS: EL MAR QUE NO TODOS CONOCEMOS

El mar que no todos conocemos

El mundo es mucho más grande que la Costa Atlántica o el Caribe y, aunque estos destinos son tentadores, también hay paraísos de arena y agua en sitios no tan populares. Presentamos algunos de ellos.

Texto: Karina Pontoriero

Para muchos, las vacaciones son sinónimo de playa y el verano es la época ideal para descubrirlas, zambullirse en el mar, contemplar los paisajes y dejarse hacer cosquillas por los pececitos en las aguas transparentes del océano. Hay playas de arenas blancas y de rocas; bañadas por aguas verdes o azules; de temperaturas cálidas o más ventosas. El factor común: todas las mencionadas en esta nota harán sentir al lector que está viviendo dentro de un sueño. Seis destinos, postales únicas de verano, seis paraísos que hay que visitar.

Koh Yao Yai, Taliandia

No hay foto ni palabras que le hagan justicia a esta isla tailandesa. Las playas aún mantienen su virginidad y gracias a su escasa conectividad aún no han sido invadidas por los turistas que llegan a Tailandia con ganas de conocer los increíbles paisajes de la película “La Playa”, protagonizada por Leonardo Di Caprio. Si descansar es el objetivo, esta isla es la indicada, aunque la cámara de fotos tendrá mucho trabajo por aquí.

¿Cómo llegar? En lancha desde el puerto de Phuket. El viaje puede demorar entre 30 y 90 minutos.

Playa de Nagapali, en Birmania

El sudeste asiático atrae cada vez más turistas deseosos de descubrir playas solitarias en destinos exóticos. La República de la Unión de Myanmar, como se llama oficialmente Birmania, cuenta con kilómetros de arenas doradas bañadas por el azul intenso del Mar de Andamán. Este es el sitio elegido por los que buscan un poco de tranquilidad luego de pasar por Tailandia o Malasia. Aquí, el paisaje invita a realizar largas caminatas, admirar el atardecer, tenderse boca arriba a observar las estrellas y disfrutar de los más ricos mariscos en un pueblo con una milenaria tradición pesquera. ¿El resultado? Relax absoluto.

¿Cómo llegar? Desde Yangón en avión. Es menos de una hora de vuelo y el aeropuerto de Thandwe está ubicado aproximadamente a 20 kilómetros. Si bien para
ingresar a Birmania es necesario obtener una Visa, es un trámite rápido que se puede realizar en Bangkok, Kuala Lumpur o incluso a través de Internet.

Sharm El Luli, en Egipto

Al sur del Mar Rojo, en Egipto, está Marsa Alam, una pequeña ciudad que queda a 800 km de El Cairo. Sus playas, entre las que se encuentra Sharm El Luli, son ideales para los amantes del buceo. En su mar de color turquesa podemos encontrar arrecifes de coral y peces de colores increíbles. Allí nadie molesta. Cada tanto se acercan niños, jóvenes o mujeres a vender bijouterie artesanal. En estas playas todo parece ser virgen: no hay conexión a Internet y son pocas las opciones de hotelería y gastronomía. Hay que llegar preparado para desconectarse y dedicarse a “perder el tiempo”. El clima es un gran aliado. De la compañía y la lectura deberá ocuparse cada turista, pero los espíritus inquietos deben saber que cerca de Sharm El Luli existen un gran número de atractivos turísticos, como visitar la casa de los delfines, las minas de Cleopatra o antiguos templos egipcios.

¿Cómo llegar? Hay varias opciones. Desde El Cairo en micro o avión. También se
puede tomar un taxi desde el Aeropuerto de Hurghada hasta el pueblo.

Playa de Banje, Croacia

Una de las más lindas del mundo, gracias a su espectacular vista hacia las murallas de Duvronik. Tiene puntos a favor y en contra. A favor: a pesar de ser una playa casi salvaje, está a solo muy pocos minutos del casco antiguo de la ciudad. La desventaja
es que se trata de una playa muy popular, por lo que la temporada alta se puede tornar difícil para los que odian los amontonamientos de gente. Los conocedores aseguran que la mañana es el mejor horario para aprovechar la tranquilidad y que por la noche la gente también se baña en sus aguas. Aquí las rocas son protagonistas y la arena es mucho más gruesa. El agua del Mar Adriático es cálida y su color transparente contrasta con el verde intenso de las islas que se divisan desde la costa. Un lujo.

¿Cómo llegar? Las principales compañías aéreas llegan a Dubrovnik. Desde otras
ciudades de Croacia es posible arribar en autobús.

Cariló

También hay un respiro cerca de Buenos Aires y se llama Cariló. Su nombre quiere decir “Médano verde” en mapuche y hace referencia, por supuesto, a sus tupidos bosques que le otorgan identidad. Otro rasgo distintivo es su arquitectura, en la que se destacan materiales nobles como la madera y la piedra, y nos hacen sentir en un cuento de los hermanos Grimm. Sus amplias playas reciben miles de turistas que buscan comodidad y servicios de calidad, y que aprovechan su estadía para practicar deportes en la arena, realizar largas caminatas y, fundamentalmente, descansar en contacto con la naturaleza. Un combo perfecto.

Playa de Nacpan, Filipinas

Rodeada por las aguas del mar de China Meridional y el mar de Sulu, está Palawan, la isla más grande de Filipinas. Al norte de esta isla, cercana al pueblo El Nido, nos encontramos con la playa de Nacpan, también perfecta para desintoxicarse de los ruidos y prisas de la ciudad. Llegar a la playa es una aventura en sí misma: habrá que transitar por una ruta con muchos baches en 4×4, en moto o caminando, pero tanto esfuerzo tendrá su recompensa. Agua cristalina, arena blanca, una fauna marina inigualable al alcance de la mano hacen de esta playa un lugar único e indescriptible.

¿Cómo llegar? Se puede volar desde Manila o tomar un micro o taxi desde Puerto
Princesa. El viaje en bus demora unas 8 horas.

Playa Flamenco, en Puerto Rico

Reconocida por el sitio de viajeros TripAdvisor como una de las más hermosas del mundo, esta playa forma parte de la Isla Culebra, famosa por albergar la mayor riqueza arqueológica de Puerto Rico, y una de las zonas menos contaminadas del planeta. Arenas blancas y agua turquesa brindan un contraste único. La playa ofrece el marco perfecto para practicar buceo y snorkel, nadar sin peligro -prácticamente no hay olas- o hacer kayak. Además, en los alrededores de la isla hay varios parques nacionales que permiten conocer la diversidad biológica de la zona. En cuanto al alojamiento, existen opciones para todos los presupuestos: desde hotelería Premium hasta sitios para acampar.

¿Cómo llegar? En avión desde San Juan de Puerto Rico. En lancha desde Fajardo.

Publicado el Deja un comentario

NUEVA YORK: LA ISLA DONDE HABITA EL MUNDO

La isla donde habita el mundo

Un viaje por la gran manzana, una ciudad que conocés aunque jamás la hayas visitado.

Texto: Marisa Díaz

Si hubiera que elegir una capital para el mundo, esa sería Nueva York”, pienso mientras tomo mi café en el Magnolia Bakery en Upper West Side. Pasear por Central Park, el derroche de luces de Times Square, el sentirse cuidados por la Estatua de la Libertad y su antorcha eterna. Una ciudad insomne, que vive ajetreada por los cuatro costados.

Le doy el último sorbo a mi café y me aventuro al ritmo de la ciudad: en Nueva York se vive con prisa. Se puede sentir en el ambiente: en el subway, en el tráfico incluso al pedir un café, todo es a las corridas. Alzo la mano y me tomo un taxi. Mi primer destino es el Metropolitan Museum. Mi sector favorito es la galería de Egipto, donde contemplo el templo de Dendur; fue un regalo del gobierno egipcio a los Estados Unidos en agradecimiento por su ayuda en la conservación de los monumentos nubios durante la construcción de la presa de Asuán. Continúo en la segunda y tercera plantas con los artistas europeos (Van Gogh, Degas) y norteamericanos (Warhol).

Nueva York es una ciudad que no se cansa de aprender y nos enseña todo lo que tiene. Podés escuchar una misa Gospel en el medio de Harlem y tener una experiencia religiosa o cargar tus energías en los barrios más hipster como Tribeca, Brooklyn o Nolita.

Decido descansar y comer un pretzel a los pies de la escalera del MET, escenario de
innumerables series y escenas de películas. La siguiente parada es Wall Street. Los
ejecutivos en trajes de saco y corbata están por todos lados, forman parte de la escena, se ven caminando hacia sus oficinas con su café y su bagel en la mano, obedeciendo al ritmo marcado por los vaivenes financieros.

Otra característica de esta ciudad es que mira hacia adelante con orgullo: el Memorial
del 11-S es una prueba de ello.

Se pueden apreciar las impresionantes fuentes en el espacio que dejaron las Torres
Gemelas y el nuevo edificio 1 World Trade Center.

Nueva York es el punto de arranque de toda vanguardia que se precie de serlo, todas las culturas conviven en esta ciudad ¡Todas! Como vemos en Little Italy, Chinatown,
los desfiles irlandeses o Brooklyn.

Brooklyn Bridge es mi lugar preferido para inmortalizar a Manhattan: su vista es realmente espectacular; aprecio la ciudad con sus rascacielos, saco varias fotografías y sigo camino hacia Brooklyn para recorrer las calles empedradas de Dumbo.

Lo mejor de lo mejor estará siempre en Nueva York, me aseguraron alguna vez y sin duda esa persona estaba en lo cierto. Las mejores firmas buscan un hueco en la Quinta Avenida para añadirse prestigio a sí mismas.

Mi lugar elegido para apreciar el atardecer es el Rockefeller Center, la mejor puesta de sol desde las alturas que recuerdo está allí. Además, el Empire State Building se levanta hacia mí, dejándome su imagen para siempre.

Espero que la ciudad se encienda para poder ir hacia Times Square. Las luces están en su máximo momento. Una combinación perfecta con gente de todas partes, ruidos y olores.

Un punto de la ciudad que impresiona hasta el más abatido.

La ciudad que nunca se detiene, donde sus habitantes viven con prisa, vanguardista
y cosmopolita. Ya lo decía Sinatra: esto es Nueva York, la ciudad que nunca duerme
aunque le sobren hoteles. La capital del mundo. Una ciudad que todos conocemos.

5 curiosidades de Nueva York

1) Broadway, la calle más larga de Nueva York

La avenida Broadway, del holandés ‘breede wegh’, que significa camino ancho, es la calle más larga de Nueva York, con 33 kilómetros de longitud que atraviesan Manhattan de norte a sur

2) St Paul´s Chapel, la iglesia más antigua de Manhattan

Entre altos rascacielos, St Paul´s Chapel sigue reinando en su pequeña parcela
como la iglesia más antigua de Manhattan, donde guarda algunos fragmentos de la historia de la ciudad previos a la Guerra de la Independencia.

3) El último faro de Nueva York

Justo debajo del puente George Washington, en el Fort Washington Park, está el último faro de la ciudad de Nueva York, The Little Red Lighthouse.

4) La primera casa con electricidad de Nueva York

La primera casa de la Gran Manzana que disfrutó de luz eléctrica fue la del
magnate J. P. Morgan, hoy el museo The Morgan Library.

5) Village Vanguard, historia viva del jazz

Abierto en 1925, el Village Vanguard es uno de los locales de jazz más míticos
de la Gran Manzana, aún hoy en la cresta de la ola, entre sus muros se
sigue creando la mejor música para el alma de la ciudad.