Publicado el Deja un comentario

CALEFACCIÓN CLÁSICA CON DISEÑOS MODERNOS

Calefacción clásica con diseños modernos

Las nuevas líneas mantienen lo mejor de los métodos tradicionales, incorporan la perspectiva ambiental de la marca y logran la mejor relación precio-calidad junto a un bajo consumo.

La sensación única del contraste del frío exterior y el calor abrazador de un sistema de calefacción a leña se completan en su máxima expresión con las líneas que nos presenta Tromen, marca líder en calefacción a leña de bajo consumo y doble combustión. Este año relanzó su marca Del Sur, con la propuesta de llegar al mercado con productos de excelente calidad y prestaciones a un precio de venta más accesible.

Llegó un nuevo invierno y la firma número uno en calefacción a leña dio un nuevo paso hacia la máxima calidad. Ampliando los segmentos que pueden acceder a este tipo de calefacción y permitiendo ofrecer al consumidor una cartera más amplia de productos en un rango de precios más abarcativos, la marca presentó sus variadas opciones para esta temporada.

“Con los productos ´Del Sur´, calefactores a leña de alto rendimiento, llegamos a ofrecer la mejor alternativa de la categoría en cuanto a relación precio-calidad”, aseguran en Tromen.

Los clásicos calefactores de la marca Eco, Andes y Tronador tienen este 2018 un nuevo diseño estético que además de elevar la imagen suma mayores prestaciones en funcionamiento, ofreciendo mayor calor por convección.

Sistema de doble combusión

Gracias a este sistema de funcionamiento, los calefactores Tromen y Del Sur optimizan al máximo el recurso de la leña, obteniendo mejores resultados a un costo menor y logrando una autonomía mucho mayor comparado con los sistemas tradicionales de combustión a leña, cómo las viejas salamandras o las chimeneas abiertas.

Además, el hermetismo que tiene su caja de fuego evita la salida de humo y monóxido de carbono al ambiente donde está instalado el calefactor y gracias a sus puertas vidriadas se obtiene una visión constante del fuego cómo valor agregado.

La optimización del consumo y la generación de calor por convección y radiación convierte a estas estufas en la mejor alternativa, generando menores costos y un calor homogéneo en todos los ambientes cuándo entra en régimen.

Más información

www.tromen.com
FB/TromenArgentina
TW @_Tromen
IN/tromenargentina

Publicado el Deja un comentario

SOLIDARIDAD, COMPROMISO Y DISEÑO

Solidaridad, compromiso y diseño

Miles de tapitas, un objetivo con conciencia ambiental y una forma de asumir el trabajo, todo eso, más un producto de calidad que despertó la mirada de todos.

Es imposible pensar en las tapas de las gaseosas y no relacionarlas con la recolección, con los miles de recipientes que dicen “Para el Hospital Garrahan”, con la nobleza de hacer ese trabajo de hormiga, tapita por tapita, para llevar una bolsa a alguien que lo acerque. Pero, ¿alguien se preguntó a dónde van todas esas tapitas y qué se hace con ellas? Proyecto MUTAN es la respuesta.

Nació de un proyecto de final de carrera de Luciano Bochicchio y Sergio Fasani, quienes cursaban la carrera de Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El trabajo consistía en transformar los plásticos reciclados en diseño de productos.

“Todos se sorprendían de que estuviesen realizados con materiales reciclados por la calidad final de los productos y sobre todo por que logramos una textura que no se había visto hasta el momento con ese material”‚ recordó Sergio.

Los productos del Proyecto Mutan están realizados con plásticos post-consumo, (recolectado principalmente de lo que descartan los hogares). Específicamente con las tapitas plásticas (PP – Poliropileno), que son recolectadas por la Fundación Garrahan como parte de su campaña para recaudar fondos que luego contribuyen a mejorar las instalaciones del Hospital.

Una vez obtenidas las tapitas, se trituran en diferentes tamaños para luego ser transformadas por calor. Cuentan con diferente tipo de moldes y hornos que permiten obtener las distintas formas en las lámparas. Hasta el momento, el proyecto recicló 250.000 tapitas.

“Son productos que cuentan una historia, y en los que se puede percibir el origen reciclado del material. No hay dos  lámparas iguales, cada una es única”, explicaron sus creadores. Entre los objetos diseñados por el estudio figuran compoteras, recuperadoras de PET, macetas, lentes de lectura y una línea de banquitos.

El proyecto continúo y se creó Estudio Brotes, donde conviven varios proyectos con el foco en la sustentabilidad ambiental y social.

El estudio está integrado por profesionales que respetan la misma lógica que dio nacimiento al espacio: Pepo Zamora, coordina el proyecto Compostate Bien y es un experto en residuos orgánicos; Fernando Valenzuela, “manos mágicas”, testea los materiales reciclables e interviene en el proceso; Florencia Fontanarosa es la que le da vida a los proyectos en redes sociales; Fermin Indavere, coordinador de Plasticando y explorador del plásticos; Nino Vispo, Candela Aris y Leo Marengo completan este gran equipo.

Proyecto MUTAN diseña nuevos productos y la tecnología necesaria para transformar los plásticos post-consumo. Creen que el diseño es una poderosa herramienta para transformar las condiciones sociales y medioambientales.

El año pasado participaron en la Feria Puro Diseño y ganaron el premio de “Mejor Proyecto” de la categoría ECO.

Quienes deseen colaborar:

Pueden adquirir sus productos en la web de la Fundación Garrahan o en el e-shop de Proyecto MUTAN. También participando del programa de recuperación de tapitas de la Fundación. El estudio cuenta con una iniciativa propia, Plasticando, un taller de reciclado de plásticos que acercan simples tecnologías para tomar un rol activo sobre la recuperación de este producto.

Más información

Web Mutan

Web Brotes

Facebook

Instagram

Publicado el Deja un comentario

COMPROMISO CON LA SOCIEDAD Y EL ENTORNO

Compromiso con la sociedad y el entorno

La empresa Fiplasto logró erradicar “la mancha negra” de las costas del Paraná

Con el fin de seguir contribuyendo positivamente con el medio ambiente e interesados en cambiar su punto de vuelco para mejorar las condiciones en las zonas de la costa de la ciudad de Ramallo, Fiplasto realizó una investigación y un minucioso trabajo de campo en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral de Santa Fe.

Especialistas de dicha Universidad y de la compañía intervinieron en el relevamiento de más de 7km en la costa y cauce del río Paraná, logrando identificar la morfología del río y las condiciones del flujo del agua. Al extraer diferentes muestras de las zonas afectadas y de las zonas libres del impacto ambiental a causa del vuelco de efluentes, se pudo analizar y determinar cuál era el mejor punto para realizar el vuelco.

El impacto del punto de vuelco anterior se veía reflejado en la denominada “mancha negra” instalada en la costa del Río Paraná, pero se trataba solamente de un impacto visual, dado que el hardboard que la empresa produce es totalmente ecológico, siendo el único tablero de madera que se fabrica en el país sin agregados químicos.

Luego de este arduo trabajo de campo, se arribó a un modelo calibrado, probado y aplicado de vuelco, que permitió eliminar la mancha negra del Río Paraná en cuestión de semanas.

En el marco de esta resolución, representantes de UPVA, ONG de la localidad de Ramallo que ha estado en constante diálogo con Fiplasto siguiendo la evolución de la investigación, visitaron la planta para ver los resultados: “Todos apuntamos al mismo objetivo, la salud y el medioambiente. No vamos a tener más mancha negra, que la gente se quede tranquila. Es un gran paso para Ramallo que Fiplasto haya logrado esto”, afirmó el presidente de la ONG Leandro Monserrat.

Fiplasto lleva detrás de este proyecto más de 10 años de trabajo e investigación y una inversión durante todo el período que supera los USD 4,5 millones para lograr el resultado esperado: erradicar la mancha negra de las costas del Paraná y demostrar su compromiso con el entorno y la sociedad.

Publicado el Deja un comentario

LA HABILIDAD DE INCORPORAR LA SOSTENIBILIDAD EN TU ADN

La habilidad de incorporar la sostenibilidad en tu ADN

Son un grupo de profesionales que disfruta trabajando junto a organizadores para que interioricen conceptos medioambientales a través del armado de proyectos con impacto ambiental, social y económico positivo.

Más Oxigeno nació como un servicio para la niversidad Tecnológica Nacional. El objetivo era armar un sistema de gestión para que los estudiantes puedan reciclar los materiales que desechaban y la Universidad sea un nexo de conexión con diferentes cooperativas que puedan trabajar con el reciclaje.

Partiendo de la premisa de que “la sostenibilidad es posible y es responsabilidad de todos”, trabajan con diferentes actores que se suman a comprometerse con un cambio concreto y cuantificable en el manejo de los recursos naturales.

A través de un programa de reciclaje en organizaciones privadas (Mercado Libre) como con organizaciones estatales (Agencia de Protección Ambiental), ponen a disposición un equipo de profesionales que identifica oportunidades de mejora, diseña, presenta e implementa nuevas iniciativas y realiza un seguimiento.

Este proceso genera información para su comunicación interna y externa. También crean iniciativas sostenibles como la red de compostaje (www.redcompostaje.org.ar) y fuertes campañas de comunicación.

“Todo cambio comienza con la incorporación de una nueva perspectiva. Con un enfoque teórico práctico, apuntamos a formar
individuos con hábitos sostenibles que puedan transmitir y multiplicar el mensaje. Las campañas son una muy buena forma
de empezar a difundir este mensaje dentro de la organización”, sostuvieron.

Hoy en día son socios estratégicos de Mercado Libre en el eje ambiental. En este sentido, Federico Gómez Guisoli, economista empresarial de Más Oxigeno, detalló: “Trabajamos en sus oficinas de Argentina, Chile, México, Colombia y Uruguay. Más de 12 edificios y más de 2300 colaboradores capacitados todos los meses. Es una experiencia única poder crecer de la mano de una de las empresas más icónicas de América Latina. Este proyecto nos llevó en Noviembre 2016 a ganar el Premio Ciudadanía Empresaria que otorga todos los años la Cámara de Comercio de los Estados Unidos de América en la República Argentina (AMCHAM)”.

Desde la organización creen que el optimismo y la honestidad impulsan la convicción de querer transformar el presente.

La perseverancia y la constancia son los indicadores principales para alcanzar al máximo los proyectos. Contagiar y crear experiencias significativas es la tarea.

¿Cómo se puede sumar el que quiera hacerlo?

Más Oxigeno tiene un espacio disponible los sábados por la mañana en Güemes 1945 (Florida) para aquellos que quieran ayudar con un programa barrial orientado a promover las buenas practicas entre vecinos en la localidad Vicente López.