Publicado el Deja un comentario

UN TESORO DE AGUAS RESPLANDECIENTES Y ARENA SUAVE

Un tesoro de aguas resplandecientes y arena suave

Para los visitantes que desean ver cosas originales, Nueva Zelanda, ofrece un enfoque realmente nuevo que está muy vinculado al paisaje y crear experiencias personales y únicas: alojamiento, servicio y transporte de primer nivel que se entregan al estilo íntimo y entretenido de los neozelandeses.

Un verano neocelandés en la península de Coromandel crea una escena perfecta para una fotografía: brillantes árboles rojos pohutakawa, arena blanca y suave, y aguas azules resplandecientes; no nos sorprende que el área se haya convertido el destino de vacaciones favorito de los kiwis. Pero es mucho más que eso, ya que el alma de este lugar se remonta a una época conocida ahora solo en los relatos. Cada parte de la cala está llena de significado e historia para sus guardianes maorí.

La Cala de la Catedral, una reserva de recreación cerca de la ciudad de Hahei a la que se puede acceder a pie, en barco o kayak, es la joya de la corona de Coromandel y un taonga (tesoro) histórico para sus guardianes maorí. Llamada así por la cueva arqueada que la une con la cala de la Pierna de las Yeguas, la Cala de Catedral tiene otro nombre impregnado de tradición y leyenda, te-whanganui-a-hei (la Gran Bahía de Hei). El cabo es el lugar de un antiguo Maori Pa (pueblo fortificado), cuando las calas cercanas servían como lugares de reunión y santuarios.

El corto viaje de Hahei a la cala muestra una parte de los paisajes costeros más espectaculares de Nueva Zelanda, que incluyen una cadena de islas en alta mar que se creía que eran las pisadas de los dioses. La belleza de la ensenada se extiende por debajo del agua, con la sorprendente abundancia y variedad de vida marina que alberga la Cala de la Catedral entre espectaculares arrecifes de coral, cuevas marinas y formaciones rocosas.

Las 10 mejores experiencias de lujo

Disfrutar en una cabaña de lujo. Sentí el césped bajo tus pies, la arena entre tus dedos o simplemente sentate pierna arriba y
disfrutá.

Date un banquete con lo mejor de la cocina de Nueva Zelanda. Preparada con las verduras, carne y productos marinos más frescos del lugar y combinada con vinos neozelandeses de primer nivel. Tomá clases de cocina con un chef para que puedas
crear tus propios sabores memorables al estilo de Nueva Zelanda.

Consentirse y pensar sólo en uno. Relajate en un spa de lujo y dejá que los expertos apliquen sus conocimiento milenarios en técnicas de relajación.

Jugar una partida de golf en el paraíso. Podés hacerlo en uno de los numerosos campos de golf de clase mundial que ofrece Nueva Zelanda, pero tené cuidado de no distraerte con la increíble belleza a tu alrededor.

Conocer la ciudad y a los lugareños. Podés hacer un tour personalizado de arte, fotografía, vino, conservación o cultura maorí, en el que obtendrás conocimientos expertos sobre el tema que elijas.

Volver a la naturaleza. Podés realizar una experiencia de campamento de lujo en un lugar remoto e impresionante, donde nada se deja a la imaginación.

Despegar en un sorprendente vuelo panorámico. El majestuoso paisaje de Nueva Zelanda, lleno de montañas, volcanes, lagos y costas ofrece un panorama interminable para disfrutar.

Navegar en un yate alquilado. Podes atravesar la idílica zona de Bay of Islands y dejá que los delfines te muestren sus playas secretas de arenas blancas.

Hacer un poco de ejercicio en una excursión en helicóptero. Te llevarán lejos hasta una magnífica ubicación en plena naturaleza para caminar y pasear en bote; luego disfrutá de comida y alojamiento de primer nivel.

Descubrir la vasta naturaleza. A través de expediciones guiadas privadas, te llevarán a los mejores lugares para practicar pesca con mosca, pesca de altura y caza.

Publicado el 1 comentario

DIARIO DE VIAJE: TRANSITAR NUESTRA TIERRA – BARILOCHE

Diario de viaje

Transitar nuestra tierra: Bariloche

“Somos transeúntes”, dice un libro de Ho’ponopono que estoy leyendo, y nada más lindo que recibir las ofrendas de una Argentina enorme. Una ciudad a la que muchos se acercan en sus vacaciones -tanto de invierno o verano- y a la muchos jóvenes deciden mudar sus vidas. Un lugar que nos propone dejarnos fluir en su mística, respirar su aire de aventura y nos hace sentirnos uno con el mundo.

Texto y Fotos: Victoria Lauria

Apenas unos pocos meses después haber vuelto de un viaje por Europa y a unos cuantos meses de distancia de mis próximas vacaciones, una oferta se puso antes mi ojos y ¡Bum! Ya tenia pasaje para ir a Bariloche el 1 de Enero. Primero empecé diciendo “me voy al Sur”. Pero, ¿qué implica “ir al sur”? Abismo enorme tratar de “meter el sur” en 15 días, abismo entender todo lo que hay para hacer y ver. Por unos cuantos meses dejé el viaje en el tintero, sin siquiera saber el horario del vuelo, hasta que en Diciembre caí en la cuenta que no tenía nada preparado.

Unos pocos días antes de partir entendí que no me estaba yendo “al sur” si no que iba a Bariloche, ida y vuelta. Así que, achiqué mis pretensiones e intenté focalizar. Inicié una maratón de preguntas que fui haciendo a cualquier persona que alguna vez había ido allí: amigos, conocidos, amigos de conocidos. ¿Qué llevo? ¿Hará frío? ¿Voy en carpa? ¿Qué carpa? ¿Puedo dormir en un refugio? ¿Voy a un hostel? ¿Es una locura ir sola? Entre páginas y páginas de internet me fui haciendo una idea, pero la verdad, no lograba imaginarme con lo que me iba a encontrar. Mi único punto de partida fue anotarme en un curso de fotografía de paisajes, dictado por Jeremias Thomas, lo que me obligaba quedarme cerca de Bariloche durante mi estadía. Así fue como por primera vez ubiqué la Av. Exequiel Bustillo en Google Maps, la ruta que bordea el Nahuel Huapi y punto de partida para mucho de lo que sucede en allí.

A veces está bueno tener una guía para simplemente romperla. A diferencia de muchas ciudades por las que viajé sola, de esas que “googleas” y saltan miles de blogs, recomendaciones, fotos, y se arma el recorrido en un segundo, en este caso, por lo menos para mí, no todo era tan claro. Sabía que hay cuatro refugios principales, muchos lagos en los que se pueden hacer actividades acuáticas y me habían hablando de la feria de Colonia Suiza. Pero al margen de toda esa información suelta, lo único seguro era que quería caminar, hacer trekking, alguna actividad en el agua, sacar fotos y probar la variada oferta de cerveza artesanal. Y me resonaba en la cabeza lo que todos me decían… “te va a encantar”.

Las guías rápidas que me ofrecieron en los dos hostels en los que paré -con mapa en mano, historias y experiencias personales- me sirvieron como un paneo general. Así armé el viaje, día a día. A pesar de haber llegado sola, luego de la primer noche comencé la aventura con otros transeúntes “de aquí y de allá”. Compartimos la misma intensión: relajar la mente, conocer y dejarse sorprender por lo que esas tierras tienen para ofrecer.

Circuito Chico

Lo señalan como un punto turístico pero puede llevarte varios días dependiendo de cómo lo recorras. Es un circuito marcado por una ruta que comienza en el Km 18 de Av. Bustillo -al Oeste de la Ciudad de Bariloche-, bordeando el Lago Nahuel Huapi; atraviesa el Lago Moreno dividiéndolo en Este y Oeste. A unos 8km del inicio se encuentra el famosísimo Hotel Llao Llao y Puerto Pañuelo -de donde salen las excursiones a Puerto Blest, Isla Victoria y Bosque de Arrayanes-. Al costado de esta ruta hay varios senderos para hacer a pie.

El primer día fui a lo seguro y me dirigí a su inicio, donde se encuentra el Cerro Campanario. Se puede subir por aerosilla o caminando. Es un sendero de trekking corto, de 30 a 45 minutos, pero bastante empinado. A penas llegué a la cima se nubló y empezó a llover. Tuvo su encanto, pero el clima me obligó a volver otro día y poder apreciar esa magnifica vista – una de las panorámicas más lindas – con el cielo despejado, el sol en el cenit y cóndores volando alrededor. Hacerlo en bicicleta es otra alternativa. Se alquilan en el comienzo del circuito, te dan las explicaciones, el kit de seguridad y un mapa, y ya estás listo para pedalear los 27km que conlleva este recorrido, son entre 4 y 5 horas. No es tarea fácil pero vale la pena. En cada subida y bajada el paisaje se nos revela y uno se encuentra con el Punto Panorámico, con dos puentes que dividen los lagos, con la entrada a Colonia Suiza – oportunidad para conocer cómo se prepara y probar el curanto – y el Arroyo López. La contra de ir en bicicleta es que no se puede acceder a los senderos fuera de la ruta. Volví un par de veces más, en auto y a pie. Así pude acceder a los caminos que llevan al Lago Escondido, al Cerro Llao Llao, Playa Tacul, Brazo Tristeza, Bahía Lopez y Bosquecito de Arrayanes.

Refugios

Hay varios cerros para ascender. Los refugios más conocidos son el Frey, San Martín, Laguna Negra y López. Aquellos más osados -y entrenados- los unen en una travesía de 4 a 5 días, pasando las noche en la montaña. Los primeros tres pertenecen al Club Andino Bariloche, a donde uno puede dirigirse a penas llega a la ciudad para informarse y obtener recomendaciones. Antes de ascender, por una cuestión de seguridad, hay que registrarse en la página del Parque Nacional Nahuel Huapi. Para quedarse en los refugios es aconsejable avisar y reservar lugar.

Por cómo fui armando mi viaje con la gente que fui conociendo, decidí ascender y descender en el día a algunos de los refugios. El Emilio Frey se encuentra a 1700msnm y son 10km de ascenso, entre 3 y 4 horas ida. El primer tramo es tranquilo, se ve la ciudad de Bariloche a lo lejos y el Lago Gutiérrez. A medida que el sendero se va metiendo en la montaña y en el bosque, se va complejizando el camino. Al acercarnos a la cima se empiezan a ver los picos y algunos restos de nieve. Después de un tramo de rocas bastante empinado se llega la refugio que se encuentre al pie de la aguja Frey y atrás de él se aprecia la Laguna. El San Martín, más conocido como Jakob, por el nombre de la Laguna que se encuentra en la cima, está a 1600msnm y son 18km de ascenso, entre 4 y 6 horas ida. El inicio y casi todo el sendero es bastante ágil. Va bordeando un arroyo y acompañan el camino destellos amarillos que van dejando las muchas flores de Amancay que hay alrededor. Luego de una larga caminata, un cartel indica lo que está por venir: 60 minutos de ascenso empinado. Efectivamente es así. De golpe el camino termina y entre los árboles aparece el refugio, tranquilo y pequeño, y atrás de él la Laguna Jakob. Muchos suelen unir estos dos refugios en una travesía de 3 días. Para aquellos que les gustan el deporte y los desafíos, son experiencias que no se pueden dejar de perder. Estos dos ascensos me sirvieron como un primer acercamiento a estas hermosas aventuras.

Pampa Linda

No hubo persona que no recomiende Pampa Linda y todo lo que se encuentra a su alrededor. Se accede en auto o en combis del Club Andino. Son 50km de camino de ripio, siguiendo un desvío que se encuentra en la Ruta 40 camino a El Bolsón. Luego del acceso al Parque Nacional, hay horarios de entrada y salida, ya que la mano cambia. Después de las 17hs se hace doble mano y por lo tanto más peligroso. Se pasa por varias playas, por la Isla Corazón y distintas vistas Panorámicas. A medida que va avanzado, se mete y sale del bosque, y se empieza a vislumbrar muy sutilmente, entre curva y contracurva, el Glaciar Manso. Todo se silencia, se abre el paisaje, quedando como a lo lejos las montañas y el hielo celeste, y uno se encuentra con Pampa Linda. Una extraña llanura, otros tonos de verdes y caballos. Aquí uno puede hacer una parada y almorzar observando este paisaje. Desde este punto los más entrenados ascienden al Cerro Tronador, denominado así por los ruidos que producen los desprendimientos del glaciar. Se encuentra en el límite con Chile. El Pico Argentino llega a los 3100msnm sobrepasando el punto de nieves eternas. Se puede pasar la noche el Refugio Otto Meilling.

El camino continúa para acercarnos al Ventisquero Negro, en la base del Cerro Tronador. Se ve un glaciar oscuro formado por sedimentos y abajo un agua sin fondo, entre blanca, verde y gris: el Lago Manso, que luego se transforma en el Río Manso. Una vista imponente. Más adelante se encuentra la Garganta del Diablo, en donde hay una serie de cascadas producidas por la caída del agua derretida del glaciar. Al emprender la vuelta, hay un un desvío que lleva a la Cascada los Alerces, pasando por Laguna Los Moscos y Lago Hess. No pueden dejar de perderse esa belleza natural. Un verde esmeralda corre con fuerza por el Río Manso, cae con intensidad y vemos como las aguas se calman y siguen su curso hacia Chile para llegar al Pacífico.

Focalizar y dejarme sorprender por Bariloche fue la mejor elección que pude haber hecho. Aún así, siento que me queda mucho más por conocer y muchas razones por las que volver. Cada día, cada atardecer es único en el medio de la naturaleza y por más que ya haya recorrido algunos caminos, sé que cada experiencia es única. Un lugar mágico, enorme y que nos lleva, con sutileza, hacia nuestro interior, a sentirnos parte nuestra tierra y amarla cada vez más.

  • Dónde comer – Manush, La Fonda del Tío.
  • Dónde tomar el té – Belleviu, Chiado.
  • Dónde tomar cerveza – Berlina, Blest, Kunstman, Manush, Cervecería Patagonia en Circuito Chico.
  • Playas – Playa Serena y Playa Bonita se encuentran sobre el Nahuel Huapi en Av. Bustillo. Playa Sin Viento, sobre el Moreno.
  • Kayak y SUP – Lago Gutiérrez y Lago Moreno.
  • Cómo moverse – Colectivos 20, 21, 10, 50, 51 – dependiendo el destino – la mayoría sobre Av. Bustillo y Av. de los Pioneros; aunque es muy común hacer dedo, ya que la frecuencia de los colectivos no es muy buena y muchas veces pasan llenos de gente y no paran.
  • Taller de Fotografía de Paisajes de Jeremías Thomas / http://www.jeremiasthomas.com/
  • Trekking: Club Andino Bariloche / http://www.clubandino.org

Registro de Trekking – Parque Nacional Nahuel Huapi / http://www.nahuelhuapi.gov.ar

Publicado el Deja un comentario

ASISTENCIA AL VIAJERO: RAZONES PRINCIPALES PARA CONTRATAR ESTOS PROGRAMAS

Asistencia al viajero: razones principales para contratar estos programas

Sabemos que normalmente no pensamos en la asistencia al viajero, ya tienes todo listo para tu viaje, el pasaje, la maleta, dinero, tarjetas de crédito, hospedaje entre otros. Todo está preparado para esas soñadas vacaciones. Sin embargo, ¿Estás realmente seguro de que lo tienes todo bajo control?

Planificar nuestro viaje soñado nos llena de expectativas, e incluso nos lleva en ocasiones mucho tiempo y esfuerzo. Prever con anterioridad todo lo que pueda ocurrir y pensar en que se pueda tener un contratiempo es lo que menos nos preocupa, ya que estamos ensimismados en lo que será el hotel, vuelos, tours, equipaje, documentos y otras tantas cosas.

Ventajas de buscar asistencia al viajero

Todo el que ama viajar tiende a dejar para último momento los percances. Normalmente no se piensa en tener un accidente, contraer una enfermedad o ser víctimas de la delincuencia en otro estado o país. Estas feas situaciones son las que debemos tomar en cuenta y recurrir a empresas que nos organicen programas de asistencia al viajero.

La primera ventaja para tener un seguro de asistencia de viajes es que es completamente necesario tener a quien acudir al momento de verse implicado en un incidente de cualquier tipo. Los seguros de asistencia, entregan la seguridad de tener a quien acudir en caso de alguna emergencia.

La segunda ventaja es que las compañías de asistencia al viajero, por encima de los seguros de viaje, es que los últimos trabajan contra reembolso, de modo que los inconvenientes que puedan surgir corren por cuenta del pasajero y luego se le devuelve el dinero. La asistencia al viajero permite que el mismo esté tranquilo dado que corre con todos los gastos que surjan mientras están a cargo del viajero.

Por otro lado, los productos de asistencia ofrecen una telefonía central de resolución de problemas, con la cual podrás comunicarte y recibir ayuda de forma inmediata. Esto garantiza tu seguridad y la de tus acompañantes las 24 horas del día.

Costos de los planes de servicios de asistencia de viajes

Esto depende de la compañía que busque contratar. Un seguro básico normalmente incluye, atención médica en caso de accidente o enfermedades, gastos en medicinas, odontología de emergencia, gastos de hotel por convalecencia, acompañamiento de menores de edad, indemnización por pérdida de equipaje, asistencia en caso de hurto o extravío de documentos legales, asistencia legal, repatriaciones y regreso anticipado por siniestros.

El costo total depende de los planes que tenga la compañía que usted escoja. Hay empresas que ofrecen descuentos de 45 o 50% según la temporada o promociones por número de menores, como el caso de Assist Card, Qualitas Assistance, protegetuviaje.com entre muchas otras.

Si desea una opinión de primera mano acerca de cuáles serían las mejores compañías de asistencia checa acá.

¿Es estrictamente necesario poseer un seguro de asistencia al viajero al momento del viaje?

Quizás no sea estrictamente necesario, sin embargo, depende del país al que se disponga a viajar. Hay ciertas naciones donde no permiten el ingreso a extranjeros que vengan sin un buen seguro de viajes.

Es normal que se sienta paralizado al pensar en que algo malo le puede suceder en ese viaje que tanto ha esperado, no obstante, debe recordar que la seguridad tanto de usted como de sus acompañantes debe ser primero.

No importa si el país al que vamos es flexible y no exige la posesión del seguro. Lo mejor es poder contar con él dada la problemática de estar lejos del hogar y en un sitio desconocido.

Entendemos que la contratación de este servicio pueda verla como un trámite complicado y difícil de hacer. Le comentamos que esto no es así, es un proceso sencillo que puede realizar incluso por teléfono o internet. Solo debe buscar la empresa que mejor se adapte a sus necesidades y pedir su cotización.

Además de esto, es un plan que se activa desde el momento de su partida y no es necesario que haga la contratación con semanas de anticipación. Puede hacerlo incluso una semana antes de abordar el avión.

Al mismo tiempo, podrá notar que muchas de estas empresas tienen ofrecen planes de pago, contrate su póliza y pague por partes o como mejor le convenga.

Y ¿Cuál es realmente la importancia de un seguro de asistencia al viajero?

Podemos resumir que contratar un plan de asistencia de viajes, es esencial para cuidar de la salud del viajero y sus acompañantes, además de proteger aspectos legales, equipaje, vuelos, hospedajes y más.

Viajar al extranjero es costoso sea cual sea su país de procedencia. Hay países en el mundo donde la atención médica es costosa incluso para los lugareños, en esos momentos es cuando el seguro de asistencia al viajero le puede ayudar. Además de como ya se mencionó hay muchos países donde tener estas pólizas es un requisito indispensable de ingreso.

Países donde es necesario tener una asistencia al viajero para ingresar

En países como España, Alemania, Italia, Holanda, Rusia, Australia, Nueva Zelanda, China, Reino Unido entre otros, es obligatorio poseer un seguro de viajes o de asistencia al viajero, de lo contrario la entrada no le será permitida.

La Unión europea, exige obligatoriamente la contratación de un seguro de viaje llamado Seguro Schengen, que incluye la cobertura básica de 30.000 euros y repatriación sanitaria.

Publicado el Deja un comentario

HOTELES EN ORLANDO: ALOJAMIENTOS IDEALES PARA QUE TUS PRÓXIMAS VACACIONES SEAN PERFECTAS

Hoteles en Orlando: escogimos los alojamientos ideales para que tus próximas vacaciones sean perfectas

Si buscas los mejores hoteles en Orlando no necesitas perder más tiempo o dinero porque aquí te contamos cuáles son las mejores opciones disponibles:

Melia Orlando Suite Hotel:

Situado cerca de “Disney’s Hollywood studios”, este alojamiento de primer nivel ofrece doscientas cuarenta habitaciones dotadas de las máximas comodidades incluyendo internet wi-fi, caja fuerte, teléfono, conexión para iPod y televisor de plasma; el hotel cuenta entre sus servicios con restaurante, lavandería, tintorería y traslado gratuito; para relajarse ofrece un gimnasio completamente equipado, piscina al aire libre, jacuzzi, spa, salón de tv y sala de pool, además cuenta con una espaciosa sala de reuniones de cuarenta y seis metros cuadrados con todas las herramientas informáticas necesarias para organizar encuentros corporativos.

Hyatt Place Orlando/Universal:

Ubicado convenientemente cerca del monumental e inolvidable parque temático de “Universal Studios”, indudablemente es uno de los mejores hoteles en Orlando: fue diseñado para que cada huésped olvide completamente sus problemas y disfrute las mejores vacaciones de su vida. Cada una de sus 151 habitaciones cuenta con televisión de pantalla plana, aire acondicionado, reproductor de CD/DVD, conexión wi-fi, baño privado, caja fuerte y teléfono. Para relajarse ofrece dos magníficas piscinas (una cubierta y otra al aire libre), gimnasio y salón de televisión.

Sheraton Vistana Resort Villas:

Este complejo de condominios pensado especialmente para familias cuenta con 1682 habitaciones, cada una de las cuales viene equipada con cocina, heladera, microondas, baño con bañera y ducha, conexión a internet, caja fuerte, escritorio, reproductor de CD/DVD y teléfono; su lista de opciones a la hora del entretenimiento incluye siete piscinas al aire libre, ocho bañeras con hidromasaje, sauna, cancha de minigolf, dos pistas de tenis profesionales y, para dejar los niños seguros, guardería infantil; para recuperar la energía gastada durante el día, el hotel cuenta con cuatro restaurantes (cada uno dirigido por un chef de altísimo nivel, lo que se traduce en menús realmente creativos y no copias de viejas recetas), tres bares (que también brindan servicio a las habitaciones) y una zona de parrillas para que los huéspedes puedan darse el gusto de hacer un rico asado cualquier día de la semana. El Sheraton también ofrece un completo centro de negocios con personal especializado que brinda asesoramiento completo para que cada reunión ejecutiva sea impecable, encargándose de todas las tareas engorrosas, desde el aparcamiento de los autos hasta la atención personal de cada asistente.

Rosen Shingle Creek:

Estratégicamente situado cerca del mítico “SeaWorld Orlando” y el fabuloso Parque Acuático, este hotel cinco estrellas cuenta con 1501 habitaciones, todas dotadas con aire acondicionado, televisión de pantalla plana, conexión para iPod, internet wi-fi, baño con ducha y bañera, secador de cabello, amplias camas King-size y servicios de lavandería/tintorería; para que el relax sea realmente completo, Rosen ofrece a sus huéspedes un spa donde disfrutar masajes y tratamientos de belleza, un moderno campo de golf donde mejorar cada golpe en compañía de expertos, cuatro piscinas al aire libre para broncearse bajo el inolvidable sol de Miami y dos bañeras de hidromasaje; para compensar tanto desgaste de energía, el hotel ofrece siete restaurantes y una cafetería donde probar desde las últimas recetas de la mejor gastronomía internacional hasta las comidas más representativas de la cocina local (estofado de pulpo, frijoles con arroz, jamón glaseado con cerveza de trigo, plátanos fritos, espárragos con carne de cangrejo, carne de cerdo marinada con mojo, etc.). Para los huéspedes que visitan la ciudad por cuestiones de trabajo, Rosen Shingle dispone de salas debidamente acondicionadas para realizar conferencias o reuniones sociales, todas dotadas con la última tecnología (acceso a Internet, estaciones de trabajo, etc.) y servicios de transporte a cargo de choferes que se encargan de que cualquier traslado se realice de forma rápida y segura.

Avanti International Resort:

Ideal para familias, este hotel cinco estrellas cuenta con una ubicación privilegiada cerca tanto de “SeaWorld” como del Parque Temático de “Universal Studios”. Sus 652 habitaciones están dotadas de aire acondicionado, heladera, conexión wi-fi, y todos los complementos necesarios para hacer más fácil la vida cotidiana, incluyendo secador de pelo, cafetera, plancha y teléfono. A la hora de relajarse es posible elegir entre varias instalaciones recreativas de primer nivel, incluyendo una amplia piscina al aire libre, un completo gimnasio o una sala de juegos electrónicos. Además, el hotel ofrece a los huéspedes un servicio de transporte gratuito que les permite llegar a las principales atracciones de la ciudad y asesoramiento total para que puedan adquirir sus entradas de forma inmediata y al mejor precio. Avanti cuenta, además, con un restaurante que todos los días ofrece un menú diferente (incluyendo delicias típicamente locales donde destacan los platos basados en cangrejos, langostas, bogavantes y mariscos) y muestras de la mejor gastronomía china, española, hindú, francesa, portorriqueña, argentina y mexicana), cajero automático (pensado para que los viajeros puedan obtener su dinero de forma rápida y segura sin tener que arriesgarse a hacerlo en las calles), centro de negocios (para huéspedes que han viajado a la ciudad a realizar trabajos específicos y necesitan un ambiente relajado, bien iluminado y dotado con toda la tecnología necesaria, incluyendo la posibilidad de pasar diapositivas o dictar conferencias), sala de reuniones y servicio de lavandería/tintorería.

Para cerrar un detalle MUY IMPORTANTE que no se debe olvidar: la fecha elegida para visitar Orlando: el sitio especializado Avantrip aconseja los meses situados entre noviembre y mayo “cuando el clima es cálido y permite disfrutar de jornadas al aire libre. Durante el verano, el clima de Orlando suele ser muy húmedo y caluroso, con temperaturas superiores a los 30ºC. Diciembre, enero y febrero son los meses más agradables y frescos. Para ir de compras en Orlando lo mejor es viajar en época de saldos estacionales: en junio podrás encontrar rebajas de verano y en enero las de invierno”.

Ahora sí, ¡bon boyage!

Publicado el Deja un comentario

ARQUITECTURA DE HOTELES EN MIAMI

Arquitectura de Hoteles en Miami

Sin duda, Miami se trata de un lugar repleto de playas y centros nocturnos. No obstante, también ofrece numerosas muestras de buena arquitectura del siglo XX. Empresas como Avantrip y otras sobre viajes benefician a los Hoteles en Miami destacando no solo sus capacidades turísticas, sino también sus cualidades arquitectónicas.

Debido a lo anterior, mostramos en los siguientes párrafos un itinerario de hoteles con dotes estéticas y constructivas en La Florida. De esta manera, se complementa la diversión de Miami con un enriquecedor tour arquitectónico.

La arquitectura y la hotelería de Miami a inicios del siglo XX

Miami es una ciudad muy reciente, ya que se funda en 1896. Desde sus inicios, ha sido proclive al turismo. Sin embargo, su fisonomía actual en buena medida se debe al huracán de 1926, ya que a partir de las labores de reconstrucción se erigen edificaciones con sesgos novedosos.

En primera instancia, empieza a surgir un cierto romanticismo que evoca la arquitectura mediterránea de España e Italia. Posteriormente, hay un auge increíble del Art Decó durante los años 30 y 40.

Al hacer un paseo por Ocean Drive o Collins Avenue se pueden observar ejemplos de esta tendencia, como por ejemplo el Breakwater Hotel en 9th Street. Igualmente, está el caso del Essex House Hotel y el Victor Hotel, ambos emplazados también en el llamado Distrito Decó del Downtown.

arquitectura Decó en Miami se caracteriza por sus muros planos. Asimismo; el juego de planos en fachadas, tendencia a la simetría, techos escalonados en muchos relieves, ventanas ojos de buey y gran variedad de mosaicos. Igualmente, en La Florida este estilo es conocido a veces como Streamline y se caracteriza por los tonos pasteles en sus fachadas.

Años 50 y 60: postmodernidad y MiMo

El auge del llamado Estilo Internacional llega a Miami a mediados del siglo XX, trayendo en consecuencia un cambio en la estética edilicia. Igualmente; ocurre una variación de escala, pues se empieza a construir enormes complejos hoteleros de un tamaño mucho mayor a los elaborados en estilo Decó durante las décadas precedentes.

Nuevas zonas de Miami empiezan a protagonizar el auge de la construcción. Ejemplos de ello son los sectores de “Mid-20 th Century Historic District”, “North Beach Resort Historic District” y “Normandy Shore & Normandy Isles National Register District”.

En estos años sobresale en Miami la obra de Morris Lapidus, autor de los hoteles Fontaneiblau y Eden Roc. Ambos se caracterizan por exteriores con estética del Estilo Internacional. Sin embargo, sus interiores muestran notable por la decoración: candelabros, pisos de colores y mosaicos en parte fieles al Art Decó y por otra con indicios postmodernismos. (Abajo, foto del hotel Fontaneiblau).

Esta combinación de “fachadas modernas” con zonas internas “decó-postmodernas” es lo que da pie al llamado estilo MiMo (Miami Modern). (Foto del lobby del Fontaneiblau).

Últimas décadas del siglo XX

Finalmente, sucede que luego de los años 70 Miami se ha convertido en un epicentro de distintas tendencias arquitectónicas. Al recorrerla, podemos ver ejemplos de arquitectura postmoderna, high tech, abstracción formal, deconstrucción y supermodernismo. Sin duda, esto se debe a su doble condición de ciudad cosmopolita y de centro económico en continuo crecimiento.

La riqueza económica de Miami ha hecho posible contratar a arquitectos del llamado Star System internacional. Por ejemplo, se encuentra el caso de Richard Meier (Pritzker 1984), quien diseña el gran complejo Beach House, que entre sus muchas funciones incluye la de hotel. Igualmente, está Norman Foster (pritzker 1999) y su intervención del Hotel Faena House.

En base a lo antes dicho, resulta que Miami no es solo playas y nocturnidad. También implica tesoros edilicios para los amantes de la buena arquitectura.

Publicado el Deja un comentario

TREVELIN, UN ENCUENTRO CON LA HISTORIA Y LA CULTURA

Trevelin, un encuentro con la historia y la cultura

Dentro del valle 16 de octubre, a 25 kilómetros de Esquel, se encuentra el destino elegido por una numerosa colectividad de galeses que llegó a la Patagonia a fines del siglo XIX. Una ciudad privilegiada rodeada de bosques, praderas, lagos y montañas y con un gran bagaje cultural.

Texto: Karina Pontoriero

Para conocer todo lo lindo que tiene Trevelin necesitás quedarte al menos 15 días”, me dijeron. La frase, que demostraba el orgulloso de los lugareños, sonaba un poco exagerada, pero resultó cierta: en Trevelin se puede hacer, descubrir y conocer mucho. Ubicada en la zona noroeste de la provincia de Chubut, al pie de la Cordillera de Los Andes, esta ciudad de 11.000 habitantes sorprende no sólo por sus increíbles paisajes, que parecen salidos de un cuento, sino también por la convivencia de culturas tan disimiles como la galesa y la mapuche-tehuelche. Lo curioso es que ninguna de ellas prevalece sobre la otra, sino que coexisten en armonía, preservando sus costumbres y compartiéndolas con todo aquel que se muestre interesado en conocer la historia detrás de cada sabor, cada aroma, cada celebración.

Día 1: En el pueblo del molino (que no es rojo)

La primera parada me lleva al Museo Regional Molinos Andes, emplazado en un edificio que funcionó como molino hasta pasada la primera mitad del siglo XX. Trevelin -cuyo significado es “pueblo del molino” en galés- llegó a producir más de 22 mil kilos diarios de harina. De los más de 20 molinos distribuidos en la zona, hoy no funciona ninguno. Gracias a una gran colección de fotos y objetos rescatados podemos imaginar cómo fue la vida de los primeros colonos galeses que llegaron a la provincia allá por 1865 y lograron mantener viva su identidad por generaciones. Pero la historia se puede contar de diferentes maneras, y vale la pena acercarse hasta el Molino Nant Fach para escuchar otra versión de boca de Mervin Evans, descendiente de galeses, constructor y guía de este museo. Mervin es entrañable y hace sentir único a cada visitante. Rememora las épocas de esplendor, cuenta anécdotas, saca fotos a los turistas, les propone poner la rueda en marcha y los lleva a conocer su taller, donde hay motores de todas las épocas, autos antiguos y avionetas que él mismo arregla. Un pasaje mágico hacia el pasado que se convertirá en inolvidable.

Día 2: Viaje al centro de la historia

A sólo 17 kilómetros del casco urbano se encuentra Sierra Colorada. A lo largo de 1.000 hectáreas viven 53 familias tehuelches que se propusieron difundir su cultura. “Vivimos en una postal. Tenemos libertad. Podemos trabajar, seguir cuidando nuestro lugar y mantener costumbres ancestrales”, cuenta Daniel Aillapán, representante de la comunidad. En el paraje funciona un centro comunitario que organiza cabalgatas, trekking con un baqueano y avistaje de aves durante el verano y, en invierno, suma trineos y juegos en la nieve, en medio de vistas panorámicas espectaculares.

Día 3: Caminar, observar, disfrutar

En Trevelin hay opciones de todo tipo. Los amantes de la pesca deportiva pueden hacer una visita a la Estación de Piscicultura Arroyo Baguilt para observar los diferentes estadíos de la cría de truchas. Un paseo que a los más chicos les encantará. Si la pasión pasa por los colores y los aromas, INTA experimental cuenta con un atractivo: caminatas en bosques de pinos y robles y una extensa plantación de peonías que muestran todo su esplendor con las primeras temperaturas altas del año. Y para quienes disfrutan de las grandes infraestructuras está la central hidroeléctrica Futaleufú, en la entrada sur del Parque Nacional Los Alerces. Una visita guiada los llevará en un recorrido por la historia y la sala de comandos de esta presa que genera energía para abastecer a más de 9.000 hectáreas.

Día 4: Encuentro cercano de cualquier tipo

Un capítulo aparte merece el Parque Nacional Los Alerces. Una cuenca que conecta varios ríos, lagos y arroyos de aguas coloridas y transparentes. No es fácil encontrar las palabras para describir su imponente belleza. Estoy en uno de los bosques más antiguos del planeta: de este lado, un bosque andino patagónico, con cohiues, cipreses, lengas; del lado oeste, una selva valdiviana. La premisa es caminar tranquilos y poner en juego todos los sentidos. Hago silencio para escuchar el canto de las aves, toco las distintas texturas de los árboles, aprovecho los miradores para dejarme invadir por el paisaje, bebo agua del lago, fresca, potable, riquísima. Luego, una hora de navegación por el Lago Menéndez para llegar a la cita más importante de todas: el encuentro con el alerce milenario, el segundo ser vivo más longevo del mundo. Imposible no sentirse pequeña ante este gigante de más de 2.600 años. Imposible no sentirse agradecida por estar ahí, admirándolo.

Más información

www.trevelin.gob.ar
Min. de Turismo de La Nación www.turismo.gov.ar

Publicado el Deja un comentario

PLAYAS: EL MAR QUE NO TODOS CONOCEMOS

El mar que no todos conocemos

El mundo es mucho más grande que la Costa Atlántica o el Caribe y, aunque estos destinos son tentadores, también hay paraísos de arena y agua en sitios no tan populares. Presentamos algunos de ellos.

Texto: Karina Pontoriero

Para muchos, las vacaciones son sinónimo de playa y el verano es la época ideal para descubrirlas, zambullirse en el mar, contemplar los paisajes y dejarse hacer cosquillas por los pececitos en las aguas transparentes del océano. Hay playas de arenas blancas y de rocas; bañadas por aguas verdes o azules; de temperaturas cálidas o más ventosas. El factor común: todas las mencionadas en esta nota harán sentir al lector que está viviendo dentro de un sueño. Seis destinos, postales únicas de verano, seis paraísos que hay que visitar.

Koh Yao Yai, Taliandia

No hay foto ni palabras que le hagan justicia a esta isla tailandesa. Las playas aún mantienen su virginidad y gracias a su escasa conectividad aún no han sido invadidas por los turistas que llegan a Tailandia con ganas de conocer los increíbles paisajes de la película “La Playa”, protagonizada por Leonardo Di Caprio. Si descansar es el objetivo, esta isla es la indicada, aunque la cámara de fotos tendrá mucho trabajo por aquí.

¿Cómo llegar? En lancha desde el puerto de Phuket. El viaje puede demorar entre 30 y 90 minutos.

Playa de Nagapali, en Birmania

El sudeste asiático atrae cada vez más turistas deseosos de descubrir playas solitarias en destinos exóticos. La República de la Unión de Myanmar, como se llama oficialmente Birmania, cuenta con kilómetros de arenas doradas bañadas por el azul intenso del Mar de Andamán. Este es el sitio elegido por los que buscan un poco de tranquilidad luego de pasar por Tailandia o Malasia. Aquí, el paisaje invita a realizar largas caminatas, admirar el atardecer, tenderse boca arriba a observar las estrellas y disfrutar de los más ricos mariscos en un pueblo con una milenaria tradición pesquera. ¿El resultado? Relax absoluto.

¿Cómo llegar? Desde Yangón en avión. Es menos de una hora de vuelo y el aeropuerto de Thandwe está ubicado aproximadamente a 20 kilómetros. Si bien para
ingresar a Birmania es necesario obtener una Visa, es un trámite rápido que se puede realizar en Bangkok, Kuala Lumpur o incluso a través de Internet.

Sharm El Luli, en Egipto

Al sur del Mar Rojo, en Egipto, está Marsa Alam, una pequeña ciudad que queda a 800 km de El Cairo. Sus playas, entre las que se encuentra Sharm El Luli, son ideales para los amantes del buceo. En su mar de color turquesa podemos encontrar arrecifes de coral y peces de colores increíbles. Allí nadie molesta. Cada tanto se acercan niños, jóvenes o mujeres a vender bijouterie artesanal. En estas playas todo parece ser virgen: no hay conexión a Internet y son pocas las opciones de hotelería y gastronomía. Hay que llegar preparado para desconectarse y dedicarse a “perder el tiempo”. El clima es un gran aliado. De la compañía y la lectura deberá ocuparse cada turista, pero los espíritus inquietos deben saber que cerca de Sharm El Luli existen un gran número de atractivos turísticos, como visitar la casa de los delfines, las minas de Cleopatra o antiguos templos egipcios.

¿Cómo llegar? Hay varias opciones. Desde El Cairo en micro o avión. También se
puede tomar un taxi desde el Aeropuerto de Hurghada hasta el pueblo.

Playa de Banje, Croacia

Una de las más lindas del mundo, gracias a su espectacular vista hacia las murallas de Duvronik. Tiene puntos a favor y en contra. A favor: a pesar de ser una playa casi salvaje, está a solo muy pocos minutos del casco antiguo de la ciudad. La desventaja
es que se trata de una playa muy popular, por lo que la temporada alta se puede tornar difícil para los que odian los amontonamientos de gente. Los conocedores aseguran que la mañana es el mejor horario para aprovechar la tranquilidad y que por la noche la gente también se baña en sus aguas. Aquí las rocas son protagonistas y la arena es mucho más gruesa. El agua del Mar Adriático es cálida y su color transparente contrasta con el verde intenso de las islas que se divisan desde la costa. Un lujo.

¿Cómo llegar? Las principales compañías aéreas llegan a Dubrovnik. Desde otras
ciudades de Croacia es posible arribar en autobús.

Cariló

También hay un respiro cerca de Buenos Aires y se llama Cariló. Su nombre quiere decir “Médano verde” en mapuche y hace referencia, por supuesto, a sus tupidos bosques que le otorgan identidad. Otro rasgo distintivo es su arquitectura, en la que se destacan materiales nobles como la madera y la piedra, y nos hacen sentir en un cuento de los hermanos Grimm. Sus amplias playas reciben miles de turistas que buscan comodidad y servicios de calidad, y que aprovechan su estadía para practicar deportes en la arena, realizar largas caminatas y, fundamentalmente, descansar en contacto con la naturaleza. Un combo perfecto.

Playa de Nacpan, Filipinas

Rodeada por las aguas del mar de China Meridional y el mar de Sulu, está Palawan, la isla más grande de Filipinas. Al norte de esta isla, cercana al pueblo El Nido, nos encontramos con la playa de Nacpan, también perfecta para desintoxicarse de los ruidos y prisas de la ciudad. Llegar a la playa es una aventura en sí misma: habrá que transitar por una ruta con muchos baches en 4×4, en moto o caminando, pero tanto esfuerzo tendrá su recompensa. Agua cristalina, arena blanca, una fauna marina inigualable al alcance de la mano hacen de esta playa un lugar único e indescriptible.

¿Cómo llegar? Se puede volar desde Manila o tomar un micro o taxi desde Puerto
Princesa. El viaje en bus demora unas 8 horas.

Playa Flamenco, en Puerto Rico

Reconocida por el sitio de viajeros TripAdvisor como una de las más hermosas del mundo, esta playa forma parte de la Isla Culebra, famosa por albergar la mayor riqueza arqueológica de Puerto Rico, y una de las zonas menos contaminadas del planeta. Arenas blancas y agua turquesa brindan un contraste único. La playa ofrece el marco perfecto para practicar buceo y snorkel, nadar sin peligro -prácticamente no hay olas- o hacer kayak. Además, en los alrededores de la isla hay varios parques nacionales que permiten conocer la diversidad biológica de la zona. En cuanto al alojamiento, existen opciones para todos los presupuestos: desde hotelería Premium hasta sitios para acampar.

¿Cómo llegar? En avión desde San Juan de Puerto Rico. En lancha desde Fajardo.

Publicado el Deja un comentario

HOWARD JOHNSON LLEGÓ A URUGUAY

Howard Johnson llegó a Uruguay

La apertura de Howard Johnson Hotel & Convention Center Carrasco  ya es un hecho. El hotel se destaca por su concepto innovador en servicios y privilegiada ubicación.

Howard Johnson se expande fuera de la frontera Argentina. El primer eslabón de la cadena está ubicado en el predio de la memorable ex Hostería del Lago, a tan solo 5 minutos del Aeropuerto de Carrasco.

Alberto Albamonte, Presidente de HJA comenta: “El hotel cuenta con 83 habitaciones con un promedio de 30 m² cada una. Todo el conjunto edilicio acompaña los niveles del terreno brindándole una estética particular a las fachadas que decrecen en altura desde el centro hacia los bordes”.  El CEO continúa explicando “El hotel está dirigido a un público, que valora un entorno de paz y serenidad en su hospedaje o eventos empresariales. Hemos renovado totalmente este establecimiento ícono en la hotelería uruguaya, dejándolo totalmente remozado y a la altura de clientes altamente exigentes”.

La oferta de habitaciones presenta diversas opciones: “Lago Superior”, “Lago Clásica” y “Parque Clásica”, todas dotadas de una vista panorámica y envuelta en una serenidad única en el mercado hotelero de la ciudad, dicen desde la empresa.

Otro de los puntos fuertes del Hotel es el Restaurante a la carta& Lobby Bar a cargo del reconocido Chef Fernando Lopetegui, que sin dudas se transformará en una propuesta diferente para almuerzos, cenas y recepciones inolvidables gracias al inigualable entorno, frente al principal lago del barrio residencial La Caleta.

Entre las características destacadas que ofrecen sus habitaciones, las mismas ofrecen: LCD con servicio de cable, aire acondicionado y calefacción individual,  Caja de seguridad, Mini bar, Secador de cabello, amenities diseñados especialmente para el hotel, servicio de lavandería con cargo, Room Service.

MÁS INFORMACIÓN

http://hojocarrasco.com.uy/es/

www.hojoar.com

Publicado el Deja un comentario

NUEVA YORK: LA ISLA DONDE HABITA EL MUNDO

La isla donde habita el mundo

Un viaje por la gran manzana, una ciudad que conocés aunque jamás la hayas visitado.

Texto: Marisa Díaz

Si hubiera que elegir una capital para el mundo, esa sería Nueva York”, pienso mientras tomo mi café en el Magnolia Bakery en Upper West Side. Pasear por Central Park, el derroche de luces de Times Square, el sentirse cuidados por la Estatua de la Libertad y su antorcha eterna. Una ciudad insomne, que vive ajetreada por los cuatro costados.

Le doy el último sorbo a mi café y me aventuro al ritmo de la ciudad: en Nueva York se vive con prisa. Se puede sentir en el ambiente: en el subway, en el tráfico incluso al pedir un café, todo es a las corridas. Alzo la mano y me tomo un taxi. Mi primer destino es el Metropolitan Museum. Mi sector favorito es la galería de Egipto, donde contemplo el templo de Dendur; fue un regalo del gobierno egipcio a los Estados Unidos en agradecimiento por su ayuda en la conservación de los monumentos nubios durante la construcción de la presa de Asuán. Continúo en la segunda y tercera plantas con los artistas europeos (Van Gogh, Degas) y norteamericanos (Warhol).

Nueva York es una ciudad que no se cansa de aprender y nos enseña todo lo que tiene. Podés escuchar una misa Gospel en el medio de Harlem y tener una experiencia religiosa o cargar tus energías en los barrios más hipster como Tribeca, Brooklyn o Nolita.

Decido descansar y comer un pretzel a los pies de la escalera del MET, escenario de
innumerables series y escenas de películas. La siguiente parada es Wall Street. Los
ejecutivos en trajes de saco y corbata están por todos lados, forman parte de la escena, se ven caminando hacia sus oficinas con su café y su bagel en la mano, obedeciendo al ritmo marcado por los vaivenes financieros.

Otra característica de esta ciudad es que mira hacia adelante con orgullo: el Memorial
del 11-S es una prueba de ello.

Se pueden apreciar las impresionantes fuentes en el espacio que dejaron las Torres
Gemelas y el nuevo edificio 1 World Trade Center.

Nueva York es el punto de arranque de toda vanguardia que se precie de serlo, todas las culturas conviven en esta ciudad ¡Todas! Como vemos en Little Italy, Chinatown,
los desfiles irlandeses o Brooklyn.

Brooklyn Bridge es mi lugar preferido para inmortalizar a Manhattan: su vista es realmente espectacular; aprecio la ciudad con sus rascacielos, saco varias fotografías y sigo camino hacia Brooklyn para recorrer las calles empedradas de Dumbo.

Lo mejor de lo mejor estará siempre en Nueva York, me aseguraron alguna vez y sin duda esa persona estaba en lo cierto. Las mejores firmas buscan un hueco en la Quinta Avenida para añadirse prestigio a sí mismas.

Mi lugar elegido para apreciar el atardecer es el Rockefeller Center, la mejor puesta de sol desde las alturas que recuerdo está allí. Además, el Empire State Building se levanta hacia mí, dejándome su imagen para siempre.

Espero que la ciudad se encienda para poder ir hacia Times Square. Las luces están en su máximo momento. Una combinación perfecta con gente de todas partes, ruidos y olores.

Un punto de la ciudad que impresiona hasta el más abatido.

La ciudad que nunca se detiene, donde sus habitantes viven con prisa, vanguardista
y cosmopolita. Ya lo decía Sinatra: esto es Nueva York, la ciudad que nunca duerme
aunque le sobren hoteles. La capital del mundo. Una ciudad que todos conocemos.

5 curiosidades de Nueva York

1) Broadway, la calle más larga de Nueva York

La avenida Broadway, del holandés ‘breede wegh’, que significa camino ancho, es la calle más larga de Nueva York, con 33 kilómetros de longitud que atraviesan Manhattan de norte a sur

2) St Paul´s Chapel, la iglesia más antigua de Manhattan

Entre altos rascacielos, St Paul´s Chapel sigue reinando en su pequeña parcela
como la iglesia más antigua de Manhattan, donde guarda algunos fragmentos de la historia de la ciudad previos a la Guerra de la Independencia.

3) El último faro de Nueva York

Justo debajo del puente George Washington, en el Fort Washington Park, está el último faro de la ciudad de Nueva York, The Little Red Lighthouse.

4) La primera casa con electricidad de Nueva York

La primera casa de la Gran Manzana que disfrutó de luz eléctrica fue la del
magnate J. P. Morgan, hoy el museo The Morgan Library.

5) Village Vanguard, historia viva del jazz

Abierto en 1925, el Village Vanguard es uno de los locales de jazz más míticos
de la Gran Manzana, aún hoy en la cresta de la ola, entre sus muros se
sigue creando la mejor música para el alma de la ciudad.

Publicado el Deja un comentario

BARCELONA, UNA CIUDAD QUE SORPRENDE A CADA PASO

Barcelona, una ciudad que sorprende a cada paso

Caminar, caminar y caminar. Esa es la mejor manera de conocer la capital de Cataluña que cuenta con una gran oferta cultural e invita a descubrir tesoros a quienes miran con dedicación.

Texto: Karina Pontoriero

Llegué a Barcelona cuando menos me lo imaginaba. Fue un viaje improvisado, de esos en los que puede salir todo bien o todo mal. Sin grises. No hubo planificación en el recorrido, pero sí hubo un motivo: allí estaba mi gran amiga, a quien no veía hacía más de un año y medio. De este lado del océano todos me decían que me preparara para caminar. Lo que nadie me advirtió, y descubrí estando allí, es que hay que tener los ojos bien abiertos y mirar hacia arriba, donde se esconden perlas maravillosas. “Una semana es poco”, fueron las palabras de bienvenida a la ciudad catalana. Al principio no lo creí, pero sí: una semana fue poco.

A un año y medio de aquel viaje, cuando me decís Barcelona pienso automáticamente en dos cosas: en la obra de Gaudí y en el transporte. Nada tiene que ver una cosa con la otra, claro, pero ambos me impactaron.

Los ciclistas dominan la ciudad de Barcelona. Hay que tenerles más miedo a ellos que a los autos. El sistema de Bicing (similar al implementado en la Ciudad de Buenos Aires) está tan bien organizado que vale la pena utilizarlo. No se trata de un sistema de alquiler de bicicletas, sino que funciona como conexión con otros medios de transporte. Hay más de 400 estaciones en puntos estratégicos de la ciudad y cada usuario –que debe estar registrado y abonar una cuota anual- tiene hasta 30 minutos para hacer su itinerario y dejar la bicicleta en otra estación sin cargo extra. ¿Otro punto a favor? Al combinar dos líneas de colectivos en un tiempo inferior a los 10 minutos se abona un solo pasaje. Un 2 x 1 que contempla, esencialmente, las necesidades de los trabajadores. Imposible no sentir un poquito de envidia por el genio que pensó en eso.

Pero Barcelona tenía muchas más sorpresas para mí. Por suerte. Recorrerla es conocer la genialidad del arquitecto catalán Antonio Gaudí. No hay foto que pueda abarcar con justicia su obra. Decir que es indescriptible puede sonar trillado, pero es así: indescriptible. Mi amiga me lo había advertido. Mientras caminaba, La Sagrada Familia se iba desplegando de apoco ante mis ojos. A medida que me acercaba mi ansiedad iba en aumento. Tenía tantas expectativas que temía decepcionarme. Todavía hoy, mientras escribo estas líneas, se me pone la piel de gallina. Enloquecí con esta obra maestra del modernismo catalán que está en construcción desde 1882. Cuenta la historia (a mí me lo contó mi amiga) que, como todo genio, Gaudí tenía mucho de loco e improvisaba la construcción sobre la marcha. Fue tal su obsesión con esta basílica que le dedicó 40 años de su vida casi en exclusividad.

Innumerables detalles. Desde la Pasión de Cristo en la fachada, hasta las puertas. Uno debe agudizar la mirada y utilizar visión panorámica. Detenerse y disfrutar. Prestar atención. Admirar. Y así y todo, queda corto.

Seguimos camino por la Av. Gaudí y hacia el fondo visualicé otra gran construcción, se trataba del Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau, creación del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, otro representante del modernismo catalán. Ese edificio, que parece una antigüedad está en pleno funcionamiento, es una joyita declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otra de esas visitas imperdibles.

Pero yo quería más de Gaudí, de sus formas, sus ondas, sus colores. Y lo tuve. Lo tuve cuando descubrí la bellísima fachada de la casa Batlló, ícono de la ciudad catalana, o cuando conocí la casa Calvet, que ganó la primera edición del Concurso anual de edificios artísticos de Barcelona en el año 1900, y también cuando visité el Palau Güell, en la Rambla de Barcelona, cerca del puerto. También lo tuve cuando fui hasta la Plaza Real y vi unas farolas…  Ni hablar de cuando pasamos el día en el Parc Güell, ubicado en la parte más alta de la ciudad. Enorme fue mi asombro al toparme con unas escaleras mecánicas en plena calle que nos ayudaron a amenizar el empinado camino. Como todo lo que hizo Gaudí, en el parque, los detalles mandan. Se nota que el genio se inspiró en la naturaleza. Columnas con forma de árboles, rejas que remiten a las hojas, la escultura de una salamandra (imposibles sacarse una foto a solas con ella), mosaicos de colores, y una hermosa vista de la ciudad.

Eusebi Güell fue un millonario catalán, amigo, mecenas y admirador de Gaudí. El artista le construyó  –además del Palau y el Pac- las Bodegas Güell, los Pabellones Güell y la cripta de la Colonia Güell.

En Barcelona se respira arte, se sabe. Hay que estar atentos porque en el trayecto se presentan gratas sorpresas. Vas vagando por la Rambla, mirás hacia el cielo y ves la Casa de los Paraguas. O un gato, obra inconfundible del colombiano Fernando Botero. También podés ir hacia el mar, caminar por la arena, tomar algo en un barcito de la Barceloneta (antiguamente, un barrio de pescadores), divisar los edificios que se construyeron para los Juegos Olímpicos de 1992 y dar un paseo por las Pergolas de Miralles en la Villa Olímpica.

Museo Picasso, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), Museo Nacional de arte de Cataluña (MNAC), en el Montjuïc, que alberga arte Románico, Gótico, Renacimiento, Barroco y Arte Moderno y donde se pueden ver obras de Salvador Dalí y Pablo Picasso.  Dentro del mismo parque Montjuïc está la Fundación Joan Miró. La lista sigue con el Palau de la Música Catalana; la Fundación Antoni Tàpies, y más. Un dato: El primer domingo de cada mes, la entrada es gratuita todo el día; el resto de los domingos desde las 15 hs.

Pero no sólo de arte vive el hombre. Estar en España y no comer jamón ibérico debería ser considerado un pecado. De nuevo en la Rambla, nos metemos La Boquería, un mercado que seduce por su aroma y sus productos frescos. Una fiesta para los ojos y el paladar. Me perdí observando la destreza con la que los comerciantes cortan el jamón con cuchilla, nada de máquinas como las que vemos habitualmente en los negocios. Otra manera de hacer arte, pienso.

Por la noche, una perlita de esas que no figuran en las guías de turismo, sino que conocés gracias a los residentes del lugar: se llama Robador23, un bar situado en una oscura callecita detrás del Hotel Barceló del Raval.

Con pocas mesas y menú reducido (las empanadas, riquísimas, las hace una argentina), se llena cada domingo, día en que ofrece un auténtico show de flamenco, con artistas y bailaores en vivo. Sentados en el piso, las paredes vibran ante cada zapateo.Cuando termina el show,  queda hecha la invitación para quien se anime a cantar o tocar la guitarra.

Arte, mar, rica comida, buena música, excelente compañía. Este viaje – no planificado- me dio eso y más. ¿Qué más se le puede pedir a la vida? Sólo agradecer el privilegio de viajar, conocer, aprender, dejarme sorprender. En definitiva, ser feliz.