FIESTAS FELICES Y DIFERENTES

0

Fiestas felices y diferentes

Para aquellos aventureros que quieren cambiar las rutinarias fiestas de fin de año, acá van algunas sugerencias y tips para celebrar del otro lado del mapa.

¡El año pasó volando! Ya se acercan los festejos de Navidad y Año Nuevo que, brindis y mucha comida de por medio, nos reúnen con nuestros seres más queridos. Algunas personas eligen estas fechas para visitar otras ciudades del mundo y presenciar sus festejos. Cada país tiene sus propias tradiciones y costumbres, que le otorgan al lugar en cuestión un plus de magia. Es como abrir una ventana a la cultura y vivir junto a sus habitantes esos momentos especiales.

Esta vez DELUXE Magazine les propone que se animen a cambiar de escenario y que pasen las fiestas en tres ciudades del mundo muy diferentes: París, New York y Cancún. ¿Cómo se ven cantando villancicos navideños al pie de la iluminada Torre Eiffel? ¿O -como ya lo hemos visto en infinidad de películas- rodeado de nieve mientras realizan el conteo al bajar la gran bola en el Time Square de New York? ¿Y qué tal recibir el año sobre las cálidas aguas del Caribe? En cada uno de estos lugares hay un sinfín de actividades para realizar: gratuitas o pagas, al aire libre o no, para parejas, con ami- gos, o familias con chicos. Hay opciones para todos los gustos. Sólo falta animarse a sacar los pasajes, alistar las valijas y prepararse para vivir una experiencia única e irrepetible.

París:

Si deciden pasar las fiestas en la Ciudad Luz, no pueden perderse el espectacular alumbrado que se coloca para la ocasión en las principales avenidas parisinas y los mercados de Navidad al aire libre, donde hay puestos de comida gourmet, pan de jengibre, vino caliente y otras delicias locales. También se puede comprar regalos, decoraciones y motivos navideños. Uno de los más populares es el de la avenida de Campos Elíseos. También, el mercado Europeo del Trocadero frente a la Torre Eiffel. Su decoración simula un paisaje de los Alpes, con pista de esquí incluida.
Si el viaje es en familia, el lugar a visitar es Euro Disney. El parque se viste de gala para la temporada navideña y diariamente se organizan desfiles y otros eventos festivos. Este año, el desfile tendrá como tema las golosinas. Varias veces al día, los personajes desfilarán con trajes muy dulces.
Como cada año, el castillo barroco de Vaux- le-Vicomte (construido en el siglo XVII para vivienda del intendente de finanzas de Luis XIV)  abre sus puertas y en cada salón ceremonial podrán descubrirse: mesas apetitosas, sinfonía de luces, árboles navideños temáticos, cantos de Navidad y regalos para los más chicos.
La capilla gótica Sainte Chapelle es un tesoro escondido de la arquitectura parisina que acoge más de cien conciertos al año. Para Navidad se hacen se hacen unos especiales de música. Imperdible para los aman- tes de ese género musical.
Y sea cual fuere su creencia religiosa, no dejen de asistir a la misa de la víspera de Navidad en la Catedral de Notre Dame donde podrán ver el gigantesco árbol iluminado que se instala cada año en la explanada de la iglesia.
Finalmente, los que vayan en pareja pueden recibir el Año Nuevo a borde de un romántico
crucero por el río Sena. El crucero parte del embarcadero junto al Museo de Orsay, en el río Sena, y durante la cena se puede admirar los más bellos monumentos del centro de París, espectacularmente engalanados en esa noche tan especial. Mientras, podrán hacer chin chin con copas llenas de un verdadero champagne francés.

New York

Una de las ciudades con mayor espíritu navideño del mundo es New York, donde la nieve le da un marco especial a esta época del año. Las pistas de patinaje, como la del Central Park, se convierten en un lugar de reunión para la familia. También la del Rockfeller Center con su mítico y luminoso árbol de Navidad.
Es imprescindible recorrer las vistosas vidrieras temáticas de los principales locales de la ciudad: Bloomingdale’s, Bergdorf Goodman, Barneys, SaksFifthAvenue, Lort&Taylor y Macy’s -que también cada año organiza un gran desfile en las calles neoyorquinas-.
Para quienes gustan de los espectáculos en vivo, el famoso ballet de George Balanchine, Cascanueces, se presenta en el Lincoln Center y en el Radio City Music Hall, podrán ver el Espectáculo de Navidad de los Rockettes, del Radio City Christmas Spectacular.
Si quieren asistir a algo muy típico, pueden ir a Harlem, a una de las iglesias donde se celebran las misas góspel.
Para la Nochevieja en New York, Times Square es uno de los puntos de celebración más famoso. Más de un millón de personas se reúne para ver la caída de la gran bola: una esfera de 3.6 metros de diámetro diseñada por la compañía Waterford Crystal, que es elevada a lo más alto de un poste. Cuando falta exactamente un minuto para el final del año, comienza su descenso de 23 metros hasta la altura de la calle. Todos los presentes acompañan este descenso con una cuenta regresiva al unísono, que también puede verse en las enormes pantallas digitales que adornan los edificios de la zona. Cuando llega al final, justo a las 0 del año nuevo, se enciende un enorme cartel luminoso con el número del año en cuestión. En ese momento, una impresionante lluvia de papel picado cae sobre Times Square en medio de gritos, aplausos y
besos apasionados -incluso entre desconoci-dos-, como lo marca la costumbre.
La gran maratón que se lleva a cabo en el Central Park, la “Midnight Run”, con bailes y desfiles de disfraces, también es una muy buena opción. Si desean pasar una velada más tranquila, en cambio, pueden recorrer la bahía a bordo de un crucero, y recibir el año junto a la Estatua de la Libertad. O brin- dar en el mítico Puente de Brooklyn, desde donde podrán ver los fuegos artificiales y las celebraciones de la ciudad.

Cancún

Para los que prefieren el calor caribeño, México es una opción muy recomendable. Encontrarán desde románticas opciones en restaurantes y hoteles de importantes cadenas para cenar en pareja, hasta animadas fiestas en bares y discotecas.
Los mexicanos comienzan las festividades religiosas el 16 diciembre con las posadas, tiempo en el que se hace alusión a la representación de María y José durante su peregrinaje a Belén (lugar donde nació Jesús). Aunque las posadas suelen celebrarse en las casas con la tradicional piñata, ponche y canto de villancicos, también pueden ser presenciadas por los turistas en el tradicional Parque Xcaret (a 70 minutos de Cancún).
Las cenas a bordo de barcos es una original manera de dar la bienvenida al año navegan- do sobre las aguas del Mar Caribe con baile y shows en vivo. Y para quienes que gustan de la música electrónica, el famoso DJ de electro y house, David Guetta, se presentará este 31 de diciembre, en un complejo de la zona hotelera de la ciudad.
Otra opción es ir hasta la increíble Playa del Carmen -a sólo 70 kilómetros de Cancún- don- de se festeja la llegada del nuevo año a lo largo de toda la Quinta Avenida, repleta de bares y restaurantes. Al terminar la cena, se larga una inolvidable fiesta junto a la playa, con Djs en vivo, fuegos artificiales y baile hasta que salga el sol.
Sea cual fuere la elección, cualquiera de estas tres hermosas y cosmopolitas ciudades será el escenario ideal para disfrutar de estas fiestas. Con frío o con calor; sobre el mar, la nieve o en un restaurante lujoso; en un festejo íntimo o un evento multitudinario, lo importante es festejar que estamos, que somos…un año más, un año nuevo. ¡Felicidades!

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario