LOS ÁNGELES, LA CIUDAD DE LAS ESTRELLAS

0

Los Ángeles, la ciudad de las estrellas

Es una ciudad en la que contemplar las estrellas cobra un significado especial y diferente al del resto del mundo.

Los Ángeles es una ciudad, cosmopolita, abierta, interesante y generosa, dicen que es la ciudad dónde los sueños se hacen realidad.

Con una atractiva mezcla entre historia y modernidad, tiene una gran herencia histórica y cultural, se pueden visitar múltiples museos remarcables, El Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (MOCA) expone piezas de arte contemporáneo americano y europeo fue creado a partir del año 1940, posee la colección permanente de arte más impresionante jamás antes vista. El Ripley’s, Believe it or not! dedicado a la exposición de peculiares y sorprendentes objetos procedentes de todos los rincones del mundo. 

El Museo de Historia Natural, se levanta sobre un edificio histórico increíblemente hermoso, se trata de una construcción arquitectónica de importancia nacional. Su apertura data en el año 1913. Posee una colección de hallazgos arqueológicos en los Estados Unidos, entre ellos enormes esqueletos de dinosaurios y fósiles únicos.

El museo más visitado de Los Ángeles es el Museo Madame Tussauds, cuyas exhibiciones principales son las figuras de cera increíblemente realistas de celebridades del mundo. Aquí, los visitantes pueden fotografiarse con los gemelos de Angelina Jolie, Marilyn Monroe, Johnny Depp, así como otros actores famosos, músicos y presentadores de televisión.

Hollywood es la zona más famosa de Los Ángeles por diferencia, cuna de la la industria cinematográfica mundial, se respira cine allí por donde se camine. 

Una visita obligada es fotografiarse en el “El Paseo de la Fama de Los Ángeles (Hollywood Walk of Fame)” en el año 1958 fue creado para representar el glamour de la ciudad. El tramo más famoso de Hollywood Boulevard cuenta con cerca de 2.400 celebridades inmortalizadas a las que se rinde homenaje por medio de las estrellas con sus nombres grabados. 

El Teatro Chino es sin dudas el cine más famoso del mundo, los actores y actrices más destacados dejaron sus huellas en él,  es donde se estrenan las películas más importantes y donde todos los artistas sueñan con estar.

 En Hollywood Hills, está el símbolo de la ciudad: la inscripción HOLLYWOOD en letras blancas. Está inscripción se colocó en el año 1923 con el fin de anunciar un aérea residencial de la ciudad y que estaría instalado por unos pocos años. Sin embargo en la època dorada de Hollywood pasó a ser un ícono de la ciudad. La inscripción se restaura regularmente y todavía se usa como símbolo publicitario. Desde el Mirador Mulholland se puede tener una vista espectacular de las letras blancas.

Además de cine, la ciudad transmite una increíble vida de lujo,  las mansiones de actores y músicos famosos, políticos y atletas están en esta urbe.

Beverly Hills, urbana rica y elegante, su historia comienza en 1919, cuando un famoso actor D. Fairbanks Jr. decidió instalarse en una de las mansiones del distrito. Poco después, otras celebridades mundiales siguieron su ejemplo. Hoy, en la región de Beverly Hills, se puede encontrar las mansiones en las que vivieron Rudolph Valentino, Charlie Chaplin y otras personas de fama mundial.

El paraíso para los amantes de la moda, es Rodeo Drive, conocido por muchos por su aparición en Pretty Woman entre otras muchas películas. Es una de las principales arterias comerciales de la ciudad, en donde las marcas más prestigiosas del mundo visten las vidrieras ofreciendo sus productos.

Con una altura de 310 metros y una excelente ubicación en el centro de Los Ángeles, OUE Skyspace es un mirador panorámico ubicado en US Bank Tower. La torre cuenta con una corona de cristal que por las noches se ilumina con diferentes colores en función de la fecha, cambiando su aspecto para celebrar la Navidad, el Año Nuevo Chino, Halloween, el día de la Independencia y otras numerosas celebraciones especiales.

Su principal atractivo son las vistas panorámicas que ofrece desde su terraza al aire libre de 260 metros cuadrados, desde donde se puede divisar la ciudad y el Océano Pacífico.

Además el edificio cuenta con una atracción muy peculiar: un tobogán de cristal al aire libre que une las plantas 69 y 70 de la torre.

Conocido como el final de la mítica Ruta 66, el Muelle de Santa Mónica, es uno de los puntos obligados para disfrutar del atardecer en el Pacífico. Y como broche final subirse a la vuelta al mundo Pacific Wheel, en el parque de de atracciones Pacific Park que ofrece espectaculares vistas panorámicas de la costa cuando se tiñe de colores dorados.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario