UN OCÉANO DE PLÁSTICO

0

Un océano de plástico

La contaminación por el plástico se convirtió en unos de los problemas medioambientales más apremiantes

Se calcula que ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los océanos cada año por el aumento de uso por parte de los humanos en sus tareas diarias, en el consumo doméstico y en la fabricación industrial. Según los expertos, para 2050 habrá más toneladas de plástico de residuos plásticos que peces hay en el mar.

Según un informe del National Geografic:

  • La mitad de todos los plásticos se han fabricado en los últimos 15 años.
  • La producción ha aumentado de forma exponencial, de 2,3 millones de toneladas en 1950 a 448 millones de toneladas en 2015. Se prevé que la producción se duplicará para 2050.
  • Cada año, unos 8 millones de toneladas de residuos plásticos llegan al océano desde países costeros. Es el equivalente a colocar unas 15 bolsas llenas de basura por cada metro de costa en todo el mundo.
  • Los plásticos suelen contener aditivos que aumentan su fuerza, flexibilidad y durabilidad. Pero muchos de estos aditivos pueden extender la vida de los productos si se convierten en basura, y según algunas estimaciones, tardan en descomponerse al menos 400 años.

La mayor parte del plástico presente en el mar, fluye desde tierra firme. La basura también es transportada hasta el mar por los ríos, que actúan como cintas transportadoras. Una vez en el mar, gran parte de los restos plásticos permanecen en aguas costeras. Pero cuando entran en corrientes oceánicas, estas pueden transportarlos por todo el mundo.

En la isla Henderson, un atolón deshabitado en las islas Pitcairn aislado a medio camino entre Chile y Nueva Zelanda, un equipo de científicos encontró plásticos de Rusia, Estados Unidos, Europa, Sudamérica, Japón y China. Fueron transportados hasta el Pacífico Sur por el giro del Pacífico Sur, una corriente oceánica circular.

Una vez en el mar, la luz solar, el viento y las olas descomponen el plástico en partículas pequeñas, denominadas microplásticos, se propagan por la columna de agua y se han hallado en todos los rincones del planeta. Incluso se descubrieron microfibras de plástico en sistemas municipales de agua potable y viajando en el aire.

Recomendaciones para cambiar nuestros hábitos para reducir el consumo de plásticos

Es importante saber reconocer los diferentes tipos de plástico para reciclarlos correctamente

  • Cambia las bolsas de plástico por otras reutilizables, carritos o cestas.
  • No uses vasos, platos y cubiertos de plástico cuando estés fuera de casa, Es mejor llevar los propios Si compras comida o bebida para llevar pide que no te la den envuelta en plásticos o lleva tus propios recipientes y botellas reutilizables.
  • Compra tu comida evitando el exceso de envoltorio, como por ejemplo bandejas
  • Cambia los herméticos de plástico por los de acero inoxidable o vidrio
  • Evitar el uso de cosméticos que tengan en su composición microesferas de plástico: Polietileno (PE), polipropileno (PP) y/o nylon. Normalmente se encuentran en productos exfoliantes. En su lugar, hay cosméticos con componentes naturales como arcilla, cáscaras de frutos secos o semillas.
  • Elegí envases para tus bebidas y líquidos que sean retornables.
  • Intenta conseguir productos de higiene y cuidado personal que no estén envasados en plásticos y que no contengan microplásticos en su composición

 

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario