EDUCACIÓN SOSTENIBLE

0

Educación sostenible

La Asociación Civil Sin Fines del Lucro tiene como objetivo principal promocionar el desarrollo sostenible a través de la formación, el voluntariado y la certificación ambiental.

En Eco House se especializan en educación y concientización ambiental, brindan charlas y cursos sobre problemáticas y soluciones ambientales con el objetivo de que las personas tengan mayor responsabilidad a la hora de tomar las diversas decisiones de la vida cotidiana. “La educación es la única forma de construir un mundo mejor”, sostienen.

Máximo Mazzoco, director y creador de la entidad, nos contó: “EcoHouse se creó para refundar los valores de las ONG, para demostrar que con muy poco se puede hacer un montón”. Son doce son los departamentos que componen la organización: Escuelas conscientes, Oficinas conscientes, Eventos conscientes, Agentes de cambio, Sale compost, Huerta urbana, Ojo con la colilla, Copa Eco House, Música por el planeta, El foro, Comunicación y Casa del futuro, todos con temáticas y proyectos diferentes trabajando día a día, ubicándolos en los primeros puestos de horas voluntarias trabajadas.

La experiencia de educar en Eco House les trajo muchas satisfacciones a sus miembros. “Nos llevó a saber que se puede, que se puede con mayúsculas si realmente tenés ganas. Una cosa es decir que querés hacer algo y la otra es hacerlo”, afirmó el creador de este ambicioso proyecto. Para ello crearon uno de los programas, “Agentes de cambio”, que se orientan en la búsqueda de personas que quieran ayudar a construir un mundo mejor. Estos agentes son un engranaje fundamental de los proyectos ambientales de la institución. Participan de la gestación y puesta en marcha de las campañas ambientales; organizan y dictan los talleres y cursos; idean la comunicación ambiental; ejecutan la gestión ambiental en empresas y organizaciones.

Además, en Eco House lanzaron varias campañas, entre las que se encuentra #Ojoconlascolillas. En marzo del 2017 se relevaron distintos puntos del centro porteño en busca de colillas de cigarrillo arrojadas en la vía pública por los fumadores: detectaron que en la esquina de Córdoba y Florida casi una persona por minuto arrojó una colilla a la calle. En el mundo se tiran 4.500 millones de colillas al año. Estas están realizadas con materiales no biodegradables, como el acetato de celulosa, que demora entre 18 meses y 10 años en descomponerse. Además, los restos de los cigarrillos están compuestos por sustancias tóxicas como amoníaco, cianuro, mercurio, plomo, alquitrán y nicotina, entre otras, y se considera que las colillas son el principal residuo que contamina las playas a nivel mundial.

La campaña consiste en advertir acerca del peligro de contaminación que implica el simple hecho cotidiano de arrojar una colilla al piso. Desde Eco House buscan revertir esta situación educando con charlas y también dando la posibilidad de colocar tachos especiales que pueden ser solicitados a través de su página web.

Formá parte

Desde Eco House te invitan a formar parte sumando granitos de arena para que la sociedad sea más justa y sostenible. Hay diferentes opciones para aquellos que quieran participar y las pueden conocer acercándose a sus oficinas en Palermo (Arevalo 1557) o enviando un email a info@ecohouse.org.ar

Datos de la organización

Instagram
Facebook
Web

Compartir.

dejá un comentario