PREPARAR LA PIEL PARA EL FRÍO

0

Preparar la piel para el frío

Consejos para cuidar cutis en el invierno

Con el frío, la piel reacciona para evitar la pérdida de calor corporal y ¿cómo lo hace? Estrechando los vasos sanguíneos. Esto tiene como consecuencia que la piel se apague, pero no es lo único: con el frío persistente, las glándulas sebáceas reducen su actividad por lo que aparece la sequedad y la barrera de protección natural se debilita.

El frío afecta mucho más a las pieles secas y sensibles produciendo picor y descamación. Pero eso no significa que las pieles normales o grasas estén libres de la sequedad del invierno.

La zona T del rostro, en el caso de las pieles mixtas y grasas, suele aguantar mejor las inclemencias del tiempo, pero las mejillas están tan expuestas como en el caso de las pieles secas. También hay que poner especial atención a los labios cuya piel es súper fina y, además, sufre con nuestras manías, como la de chuparlos o morderlos.

Es necesario y fundamental para combatir la sequedad mantener la piel hidrata de cara a evitar la tirantez y los picores a corto plazo, pero también las arrugas prematuras a largo plazo.  Lo recomendables es optar por una crema hidratante de textura rica y cremosa. Y que las texturas más acuosas y nutritivas sean para el verano.

Un tip: Si tu piel es sensible o en tu trabajo ponen la calefacción muy alta, hay que llevar un tarrito de tu crema para aplicarla cuantas veces los necesites.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario