PRODUCIR UNA FICCIÓN ES EL SUEÑO QUE ME QUEDA POR CUMPLIR

0

«Producir una ficción es el sueño que me queda por cumplir»

A lo largo de sus más de 30 años de carrera, fue periodista gráfico, radial y ha conducido e ideado grandes éxitos televisivos de distintos géneros. hoy redobla la apuesta pensando contenidos para entrar en el mundo de las series y el cine.

TEXTO: Pablo Souto     FOTOS: Gentileza TELEFE

“Busco hacer cosas que me gratifiquen y que le puedan servir a los demás”∙ Esa es la premisa que orienta al polifuncional periodista rosarino de 48 años a la hora de emprender nuevos proyectos. En su vasta trayectoria, Gerardo Rozín ha sido protagonista de programas que dejaron huella en la televisión argentina como “Sábado bus”, “Tres poderes”, “La pregunta animal”, “Esta noche”, “Gracias por venir, gracias por estar”, y su más reciente éxito: la serie de programasde “Morfi”. Actualmente, además de conducir y producir “La Peña de Morfi”‚ apuesta a desarrollar una pasión que lo atravesó desde muy chico: la escritura.

¿Cómo es ese hombre que logró reinsertar el folklore en el prime time, ese que estuvo detrás de grandes éxitos, la mente de la preguntas profundas y los sentimientos en vivo? A través de esta charla, conocemos más acerca de la vida profesional de esta atrayente figura de los medios.

¿Cómo fueron tus comienzos en la profesión y tu incursión en el mundo del periodismo?

Empecé en la secundaria. Mi primera investigación fue para una revista escolar de mi colegio, y tenía que ver con un tema fuerte: los desaparecidos de la escuela a la que yo asistía durante la época de la dictadura. Luego mi primera experiencia laboral mi fue un poquito después, a los 15, en un programa infantil del Canal 3 de Rosario, ordenando dibujitos que mandaban los televidentes a un programa. Finalmente, a los 18 tuve mi ingreso al profesionalismo cuando entré a Rosario 12 (suplemento del diario Página 12) como redactor.

En relación al desarrollo de tu carrera: ¿Que importancia tuvo la participación en el programa “Sábado bus” tanto como productor como también en el rol de entrevistador y periodista?

Fue un cambio enorme. Pasar al frente de la pantalla era algo muy impensado. Yo en principio trabajaba como productor y a Nico (Repetto) se le ocurrió que empiece a formar parte del programa haciendo preguntas. Realmente me cambió la carrera para siempre.

Si no se le hubiese ocurrido a él, nunca hubiera hecho aire por mi mismo.

Has encabezado distintos proyectos que a priori resultaban un poco alejados de lo que el mercado televisivo exige ¿Qué es lo que buscás a la hora de generar nuevas ideas o proyectos en la tele?

Busco hacer cosas que me gratifiquen y que le puedan servir a los demás. Por supuesto es un trabajo y busco que los programas funcionen, pero también intento incorporar en los contenidos cosas que me gusten hacer. Yo voy probando dentro de los programas lo que va funcionando.

Por ejemplo “Esta Noche” era un ciclo de entrevistas nocturnas y fui probando dentro del ciclo hacer un programa de libros. Y así fue saliendo el formato. O los viernes, cuando hicimos “El fogón de Morfi” que luego se transformó en lo que es “La Peña” de los domingos. Obviamente, tenés que tener la suerte que yo tengo de decidir en los contenidos del programa y tomar algunos riesgos.

¿Y se puede ser exitoso yendo por fuera de los parámetros que el mercado televisivo pide?

Yo creo que todos los géneros bien hechos pueden dar un éxito, si le encontrás la vuelta. Yo no juzgo a los géneros que yo no hago. Cuando tomás riesgos, hay menos posibilidades de ganar, pero cuando ganás haciendo algo que sentís que vale la pena se disfruta el doble.

Además de conducir, también formas parte de la producción de tus programas. ¿Es más difícil producir para uno mismo? ¿O te da mayores libertades?

Las dos cosas: te carga de tensión y responsabilidad, pero por otra parte me toca presentar cosas que a mí me gustan. También es cierto que los programas se hacen en equipo y que no siempre lo que sale al aire es lo que uno inicialmente pensó. Es el resultado de un conjunto de gente que trabaja y le encuentra la vuelta a los programas.

Actualmente estas conduciendo “La Peña de Morfi” con la premisa de rendir homenaje a las raíces nacionales y a la música popular. ¿Qué es lo que te llevó a eso? ¿Por que dejaste el ciclo diario de Morfi?

Bueno, fuimos apostando a la música en vivo de lunes a viernes, que es algo que me gusta mucho, y ante la oportunidad de hacer un especial un domingo por única vez intentamos hacerlo más musical todavía, mas peña. Y así fue que lo probamos un domingo y nos quedamos a vivir.

Di un paso al costado en el ciclo diario de Morfi porque estoy intentando que mi productora haga nuevas cosas y requiere mucho más trabajo de mi parte.

En relación a esto, sos el director de productora “Corner”. ¿A qué apuntás ahí?

Estamos pensando desarrollar ficción en base a ideas propias o en base a derechos de libros que tenemos. Queremos generar contenido tanto para Argentina como para afuera.

Te gusta mucho la escritura y tenés un interés particular en ser guionista. ¿De donde nace ese interés? ¿Ya hay algún proyecto en desarrollo?

Yo escribo de toda la vida. Mi mamá se quejaba porque a la noche me quedaba con la máquina de escribir y despertaba a todos los demás. Me encanta escribir, de hecho vengo de la gráfica y estudio guión desde muy chico. Tenemos ciertos guiones desarrollándose para el 2019 y estamos trabajando en eso con la productora.

Con “Corner” formaron parte de la producción de la película “Relatos Salvajes”. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue muy linda experiencia. Estuvimos en todo el proceso y aprendimos mucho. Estamos muy contentos porque el primer proyecto de cine al que apostamos fue Relatos Salvajes y eso fue empezar con el pie derecho.

Yendo a tu faceta como entrevistador, es evidente que tenés un estilo propio. ¿Que es lo que buscás a la hora de entrevistar a alguna personalidad? ¿Sos de preparar mucho las notas?

Yo estudio mucho al entrevistado. Y si vienen a hacer música, escucho sus canciones. Creo que la entrevista televisiva está al servicio del programa. Por ejemplo, trabajé haciendo entrevistas mano a mano en un canal de noticias y ahí necesitás sacarle un título al entrevistado.

En otro programa quizás necesitas que sea divertida y en otro tipo de género, como el caso de un homenaje en “Gracias por venir”, buscás más la emoción. Uno trabaja para el género del programa en el que está.

¿Cuáles son tus referentes a la hora de realizar una entrevista o conducir un programa?

Yo tengo a Juan Carlos Mareco como modelo. Fue un tipo muy completo: conductor, entrevistador, guionista, autor de canciones. Una persona con mucha inteligencia y sensibilidad, que hacia tele muy entretenida. Yo voy por ese lado.

¿Qué personalidad considerás que fue la más interesante o divertida de entrevistar a lo largo de tu carrera?

Pappo me encantó. Era un tipo que tenía todo: ternura, humor, picardía. Me sorprendió mucho conocerlo y me encantó hacerle la nota en “La pregunta animal”. Fue una de las mejores entrevistas de mi vida.

Has sido protagonista también de programas de política, como “Tres poderes”. ¿Te gustaría volver a conducir ese género?

No, me parece que no es el momento. Funciono mejor en el tipo de programas que estoy actualmente y no tengo en mente volver a hacer ese tipo de programa.

Tuviste también varias experiencias en Radio. ¿Qué diferencias hay entre conducir y producir radio con la tele? ¿Te gustaría volver a hacer radio?

La radio me encanta, me vuelve loco. La gran diferencia es el poder de la palabra. La sensación de estar hablándole a la gente uno a uno. Le estás contando algo a la persona que está ahí escuchando. Al menos el tipo de radio que yo hago. En cambio, la tele es una mezcla, una combinación de muchas cosas y estímulos. Hay nuevos formatos de radio más multimedia que se asemejan a la tele. Pero el tipo de radio que a mí me gusta hacer es la que intenta atrapar la atención del oyente hablándole, poniendo una canción y contando algo interesante. En algún momento me gustaría volver a hacer radio.

Por último, ¿Te queda alguna cuestión pendiente o algún sueño por cumplir en tu desarrollo profesional?

Básicamente la ficción. Poder publicar por fin una ficción ya sea escrita o producida por mí. Ahora, con Rosario Central campeón podría decir que es el único sueño que me queda por cumplir.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario