NUEVA YORK: LA ISLA DONDE HABITA EL MUNDO

0

La isla donde habita el mundo

Un viaje por la gran manzana, una ciudad que conocés aunque jamás la hayas visitado.

Texto: Marisa Díaz

Si hubiera que elegir una capital para el mundo, esa sería Nueva York”, pienso mientras tomo mi café en el Magnolia Bakery en Upper West Side. Pasear por Central Park, el derroche de luces de Times Square, el sentirse cuidados por la Estatua de la Libertad y su antorcha eterna. Una ciudad insomne, que vive ajetreada por los cuatro costados.

Le doy el último sorbo a mi café y me aventuro al ritmo de la ciudad: en Nueva York se vive con prisa. Se puede sentir en el ambiente: en el subway, en el tráfico incluso al pedir un café, todo es a las corridas. Alzo la mano y me tomo un taxi. Mi primer destino es el Metropolitan Museum. Mi sector favorito es la galería de Egipto, donde contemplo el templo de Dendur; fue un regalo del gobierno egipcio a los Estados Unidos en agradecimiento por su ayuda en la conservación de los monumentos nubios durante la construcción de la presa de Asuán. Continúo en la segunda y tercera plantas con los artistas europeos (Van Gogh, Degas) y norteamericanos (Warhol).

Nueva York es una ciudad que no se cansa de aprender y nos enseña todo lo que tiene. Podés escuchar una misa Gospel en el medio de Harlem y tener una experiencia religiosa o cargar tus energías en los barrios más hipster como Tribeca, Brooklyn o Nolita.

Decido descansar y comer un pretzel a los pies de la escalera del MET, escenario de
innumerables series y escenas de películas. La siguiente parada es Wall Street. Los
ejecutivos en trajes de saco y corbata están por todos lados, forman parte de la escena, se ven caminando hacia sus oficinas con su café y su bagel en la mano, obedeciendo al ritmo marcado por los vaivenes financieros.

Otra característica de esta ciudad es que mira hacia adelante con orgullo: el Memorial
del 11-S es una prueba de ello.

Se pueden apreciar las impresionantes fuentes en el espacio que dejaron las Torres
Gemelas y el nuevo edificio 1 World Trade Center.

Nueva York es el punto de arranque de toda vanguardia que se precie de serlo, todas las culturas conviven en esta ciudad ¡Todas! Como vemos en Little Italy, Chinatown,
los desfiles irlandeses o Brooklyn.

Brooklyn Bridge es mi lugar preferido para inmortalizar a Manhattan: su vista es realmente espectacular; aprecio la ciudad con sus rascacielos, saco varias fotografías y sigo camino hacia Brooklyn para recorrer las calles empedradas de Dumbo.

Lo mejor de lo mejor estará siempre en Nueva York, me aseguraron alguna vez y sin duda esa persona estaba en lo cierto. Las mejores firmas buscan un hueco en la Quinta Avenida para añadirse prestigio a sí mismas.

Mi lugar elegido para apreciar el atardecer es el Rockefeller Center, la mejor puesta de sol desde las alturas que recuerdo está allí. Además, el Empire State Building se levanta hacia mí, dejándome su imagen para siempre.

Espero que la ciudad se encienda para poder ir hacia Times Square. Las luces están en su máximo momento. Una combinación perfecta con gente de todas partes, ruidos y olores.

Un punto de la ciudad que impresiona hasta el más abatido.

La ciudad que nunca se detiene, donde sus habitantes viven con prisa, vanguardista
y cosmopolita. Ya lo decía Sinatra: esto es Nueva York, la ciudad que nunca duerme
aunque le sobren hoteles. La capital del mundo. Una ciudad que todos conocemos.

5 curiosidades de Nueva York

1) Broadway, la calle más larga de Nueva York

La avenida Broadway, del holandés ‘breede wegh’, que significa camino ancho, es la calle más larga de Nueva York, con 33 kilómetros de longitud que atraviesan Manhattan de norte a sur

2) St Paul´s Chapel, la iglesia más antigua de Manhattan

Entre altos rascacielos, St Paul´s Chapel sigue reinando en su pequeña parcela
como la iglesia más antigua de Manhattan, donde guarda algunos fragmentos de la historia de la ciudad previos a la Guerra de la Independencia.

3) El último faro de Nueva York

Justo debajo del puente George Washington, en el Fort Washington Park, está el último faro de la ciudad de Nueva York, The Little Red Lighthouse.

4) La primera casa con electricidad de Nueva York

La primera casa de la Gran Manzana que disfrutó de luz eléctrica fue la del
magnate J. P. Morgan, hoy el museo The Morgan Library.

5) Village Vanguard, historia viva del jazz

Abierto en 1925, el Village Vanguard es uno de los locales de jazz más míticos
de la Gran Manzana, aún hoy en la cresta de la ola, entre sus muros se
sigue creando la mejor música para el alma de la ciudad.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario