5 PUENTES EUROPEOS PARA CRUZAR AL MENOS UNA VEZ EN LA VIDA

0

5 puentes europeos para cruzar al menos una vez en la vida

Cruzar un puente es saltar un obstáculo, unir dos universos, cambiar de humor y ampliar horizontes

Te invitamos a cruzar estos puentes que son un símbolo en sus ciudades y forman parte de una historia que empezó hace muchos siglos.

Tower Bridge: El puente levadizo de Londres, fue construido en 1894 con un mecanismo hidráulico tan perfecto que aún hoy sigue funcionando con las mismas piezas, lo único que ha variado es que en la actualidad se utilizan motores eléctricos.

Puente de los Suspiros: Llamado «de los suspiros» por la gran cantidad de lamentos que a lo largo de los años dejaron escapar los prisioneros en su triste camino a los calabozos de la cárcel, todavía hoy conserva ese toque mágico de los lugares cargados de energía.

El Puente de Chain: El puente más colgante más lindo de Europa.  Construido en 1849 su existencia conectó para siempre Buda con Pest y aún hoy cruzarlo supone entender la diferencia entre el este y el oeste de la ciudad.

Puente Veccio: Es el puente más antiguo de Europa, una mole de piedra dónde desde hace siglos fluye la actividad y el comercio. Cuenta la historia que se salvó de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial por orden expresa de Hitler.

Puente de los enamorados: El antiguo puente del Priorato en Praga es el lugar más buscado por los enamorados para cerrar sus candados en señal de amor eterno.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario