DISEÑO A MEDIDA

0

Diseño a medida

El diseño interior condiciona la forma en la que vivimos. Con sólo unos pequeños cambios podemos lograr grandes mejoras en nuestra vida cotidiana. Sólo se trata de encontrar las soluciones de diseño  acordes al estilo, la personalidad, las costumbres de quienes habitan el espacio para que una casa se transforme en un hogar y responda a las necesidades de cada persona.

TEXTO: Mariana Soulages

DELUXE Magazine invitó a destacados profesionales del ámbito del diseño interior y de la arquitectura a describir cómo sería el living ideal para cada personalidad o estilo de vida: un maniático del orden y de la limpieza; alguien que le gusta hacer fiestas y reuniones asiduamente; una familia con chicos y, por último, un amante de la tecnología.

La distribución, la circulación, los tipos de muebles, los materiales, las texturas, los colores, los objetos y hasta la iluminación, pueden estar al servicio de los gustos, exigencias y manías de sus usuarios. Sólo es cuestión de elegir adecuadamente. Para ello acudimos a la palabra de expertos que, en base a la experiencia, conocen cuáles son las claves para un buen vivir. El que sabe, sabe.

Esos locos bajitos

La diseñadora de interiores Judith Babour tuvo como consigna describir cómo sería un living adaptado a una familia con chicos. «Antes el living era un lugar para invitados”, comenta Judith, “pero ahora cambió el concepto y la idea para una familia es que ese espacio sea vivible, cálido, luminoso”.

“Como en el living generalmente está la televisión,  y a veces las consolas de juegos, lo ideal es que haya una gran alfombra y distintos tipo de muebles para que los chicos puedan correrlos y jugar, moverse por el espacio, tirarse en el piso”, explica la diseñadora.

En cuanto a los materiales, Judith prefiere evitar el vidrio y le da un pulgar hacia arriba a las maderas por ser “nobles y fuertes”. Eso sí, para mayor seguridad: nada de bordes, puntas y aristas filosas. También llama a evitar “cables a la vista y cosas sueltas” que, además de ser peligrosos, invitan al desorden.

Los géneros suelen ser los que más sufren la presencia de niños en un ambiente. Por ello, “lo mejor son las telas tramadas para que no se note tanto la suciedad y las que tienen un porcentaje de poliéster, que pueden ser chenilles o algodones con mezcla”, aconseja. Otra alternativa, muy de moda por estas épocas, son las fundas. Fáciles de extraer para lavar y de cambiar en caso de accidentes irremediables sin tener que retapizar.

En las paredes la mejor elección siempre son las pinturas lavables como el látex satinado. Otras opciones que se está usando mucho en interiores son los revestimientos de madera para paredes y también los cementicios que “se lavan fácil con un cepillo y agua”, dice la experta, quien también aporta que para los pisos “es preferible evitar los materiales resbalosos y fríos, pensando en que los nenes suelen andar descalzos”. Para eso la madera es el aliado ideal.

Finalmente, en lo que respecta a la iluminación “lo mejor es el uso de leds que son de baja tensión” además de ser de larga duración y ahorrar energía.

Keep calm and party on

Hay personas que disfrutan de organizar reuniones sociales en su casa. Seguramente, cada evento deja su huella en algún rincón y si bien, cuando se está con amigos el lugar es lo de menos, hay algunos tips que pueden contribuir a que la velada sea más amena. Los directores de Estudio Modo Casa: Gustavo Yankelevich y Máximo Ferraro -grandes anfitriones, hay que decirlo- tienen las claves para que el living se convierta, cuando sea necesario, en un lugar apto para fiestas.

“Lo ideal es generar microespacios que se vinculen y se integren entre sí”, indica Gustavo. Uno de ellos, sin duda, está dedicado a la televisión, que muchas veces es la protagonista del encuentro: juntarse a ver una película o un evento deportivo puede ser la excusa perfecta para reunirse con amigos. En ese caso, por ejemplo, se deberán tener en cuenta el sonido -en cuanto a aislaciones y acústica- y la iluminación, por lo que “se debe elegir un tipo de cortina que brinde la oscuridad necesaria para crear el efecto cine”, agrega.

Otro espacio que aparece y se reinventa en estos tiempos es el bar dentro del estar hogareño. “Es un elemento icónico de reunión que era muy de otra  época, pero hoy ha cambiado de morfología”, indican los diseñadores.

“También debe proyectarse un espacio con una mesa que pueda servir para comer una picada con amigos o transformarse en un área para tomar el té por la tarde”, agregan.

“Lo ideal es que el espacio se transforme en base a la necesidad”, aporta Máximo. Para ello, es fundamental que el mantenimiento sea lo más simple posible. Nunca falta el amigo que vuelca su bebida o tira la comida sobre el sillón (NdR: yo soy una de esas, mis amigas lo sufren) por lo tanto lo ideal es “buscar texturas con cierto contenido de fibras artificiales o naturales cuyo envejecimiento sea amigable, como por ejemplo el cuero natural”. El resto de los materiales, se recomienda que no sean porosos: maderas laqueadas, piedras, metales.

La luz es un elemento fundamental a la hora de generar diferentes climas. “Para algunas reuniones se prefiere una buena iluminación general. Las luces puntuales ayudan a generar efectos más teatrales e íntimos y para algo más acogedor o romántico sólo basta con el fuego de un hogar”, finalizan.

Para fans del orden y la limpieza

“Lo primero que hay que determinar son las distintas funciones que se van a llevar a cabo en ese living (comer, leer, mirar la televisión, etc.) y a partir de ello se va a poder resolver qué tipo de mobiliario y objetos se van a necesitar para cada caso”, explica la arquitecta Viviana Melamed. Ella es la profecional encargada de dar algunos tips para maniáticos. Esos que quieren tener todo siempre impecable. “Por ejemplo, para los comedores yo recomiendo que sean lo más despojados posibles y evitar los muebles bajos donde se apoyan cosas. Es preferible diseñar un elemento vertical camuflado o embutido en la pared”.  Esto, según la arquitecta, contribuye al orden, la limpieza y la espacialidad. “También al haber menos muebles se hace más fácil la tarea de barrer”, afirma.

En el área de estar, un gran mueble que alterne espacios abiertos y cerrados va a ser el que contenga muchos de los elementos que se relacionen con la vida de esa casa o esa familia: la televisión, la música, libros, adornos, cuadros. “Lo ideal es que nada esté suelto y todo se incorpore al mueble”, dice Viviana.

Al hablar de materiales, los recomendables para los enemigos acérrimos de la suciedad, son el mármol o cualquier piedra “pulida o apomazada con un acabado termovitrificado que facilita la limpieza y el mantenimiento”, aclara. Y añada: “También los vidrios pintados industrialmente responden muy bien para disimular la suciedad y, por último, la madera con lustre semimate”.

Los textiles son todo un tema a la hora de la limpieza. Según la experta, las más resistente son: “el cuero y las telas tramadas melange en colores medianos que pueden disimular algunas manchas. Un NO rotundo a las alfombras debajo de la mesa del comedor pero, en la zona de los sillones están permitidas porque aportan calidez. Se pueden implementar alfombras de fieltro modulares que, en el caso de mancha o accidente, se puede mandar a lavar una sola pieza o cambiarla fácilmente”.

¿Los colores recomendados? Si bien, uno asocia el blanco con la limpieza, Viviana no lo aconseja en absoluto: “el blanco no aguanta nada”, sostiene. Para ella, lo mejor es apuntar a los colores medianos: “gris, visón, beige, colores tierras intermedios, que son luminosos pero más sufridos”, asegura.

El último toque para lograr que un ambiente además de estar inmaculado también lo parezca, es la iluminación. “Lo mejor es que sea envolvente y enmarque la habitación”, aclara. Esto evita los rincones oscuros que aparentan suciedad. “Además yo acostumbro combinarla con luces puntuales, luces de piso y otras luces incorporadas tipo paneles dentro de los mismos muebles, lo cual genera luz, pero a la vez orden y limpieza porque no se ven los cables ni los artefactos”, dice por último.

Techies only

Un techie o amante de la tecnología, se encuentra siempre a la espera de las últimas tendencias al respecto y, aplicarla al hogar, es una de las tendencias que se ven actualmente en todo el mundo y que cada vez va generando más adeptos.

El estudio integrado por Walter Russo, Ximena Russo y Sol Galeano, pica en punta en cuanto al high tech aplicado a la casa. En ese sentido, ellos remarcan que “cuando hablamos de tecnología no hacemos referencia específicamente a los equipos en sí, sino al confort que la misma nos aporta”. El living, que es generalmente el lugar elegido para descansar, abstraerse del estrés diario, encontrarse con uno mismo y también como un lugar de reunión, es el ambiente ideal donde combinar el mobiliario con los últimos avances  tecnológicos. El desafío en este caso es integrarlos sin que endurezca la calidez de este espacio. “Para ello nosotros aconsejamos incorporarlos de manera imperceptible para no romper el equilibrio del ambiente de descanso, pero sí disfrutar de la actualidad y de las posibilidades que nos brinda”, aseguran los expertos.

Una innovación de este estudio en cuanto a eso es el MIRROR TV, que funciona como una televisión normal pero que cuando está apagada parece un simple espejo. “Muchas veces en el living no queremos tener el televisor a la vista, pero cuando hay un partido de fúltbol o algo especial desearíamos tenerla allí para reunirnos con amigos en un lugar cómodo. De esta manera se resuelven ambas cuestiones”, explica Ximena.

Respecto a los colores que aconsejan utilizar para este tipo de áreas de descanso están los neutros: gris, visón y colores tierra, plasmados en muebles de  líneas simples y materiales  nobles como la madera en su estado natural, cuero patinado, metal, lino y yute. También aporta mucho el uso de los contrastes entre lo brillante y lo opaco. “Todo esto fusionado  genera un lenguaje de calidad, tradición y urbano”, subrayan.  Una vez logrado el ambiente confortable, la frutilla del postre viene de la mano de la tecnología. Sin duda, la mayor ventaja de automatizar la casa es que se puede controlar todo a través de una tablet o del teléfono celular: equipos, luces, cortinas, alarmas, entre otras cosas.

Para los que buscan aún más relax, estos diseñadores desarrollaron un Sillón estilo Berger con distintas posiciones y con parlantes incorporados, que crea un efecto home theatre personal para conectar con la televisión o cualquier otro dispositivo. Sólo apto para bon vivants.

Compartir:
Compartir.

dejá un comentario