Publicado el Deja un comentario

DISEÑOS NUEVOS, PERO CON HISTORIAS

Diseños nuevos, pero con historias

La marca le da vida a prendas en desuso reparando, recuperando e intercambiándolas. Forma parte de la economía limpia y circular: el consumo responsable.

Lucila Dellacasa es la directora de “Reinventando”, trabaja en la industria de indumentaria hace más de 18 años y hace diez años comenzó a darle una vuelta al diseño textil. “Empecé a reutilizar textiles en 2008. Mi primer emprendimiento fue Cruz Dellacasa, donde diseñábamos junto mi socia Rita Cruz collares y petos realizados con hermosos textiles, que eran como tesoros. Luego los bordábamos para convertirlos en accesorios de lujo”, nos cuenta.

La experiencia y la curiosidad emprendedora de Lucila la llevo acercarse más a la sustentabilidad y el reciclaje. Crear sin tener que comprar ningún insumo. La premisa era reutilizar todo lo que fuera posible obteniendo a cambio  productos en serie y de uso cotidiano. Bajo este concepto, en el año 2014 nació Reinventando. Fue concebida como una marca sustentable cuyo objetivo principal es transmitir el consumo responsable como máxima. Es por eso que además de reutilizar textiles en desuso en sus productos y servicios, también trabaja con sus proveedores bajo las normas de comercio justo y disminuyendo al máximo su huella de carbono, al trabajar de manera local.

Con el despertar a la sustentabilidad, se abren otras posibilidades de producción consciente, no sólo las ecológicas, sino también las sociales. Por eso, Reinventando participa activamente en los eventos de Fashion Revolution y Ropa Limpia, promoviendo el trabajo digno y el comercio justo. Además, hay una parte de la producción que se realiza en un taller cuidado que da trabajo a personas con discapacidad.

El espíritu inquieto de Lucila la llevó a realizar capacitaciones en Mayma (aceleradora de triple impacto) y otros espacios de Mentoría para emprendedores. Así, sus esfuerzos dieron frutos y le otorgaron el reconocimiento al mejor proyecto Sustentable de 2015 en el concurso Madre Emprendedora. Este año, los productos de la línea Homewear recibieron el Sello Buen Diseño del Ministerio de Producción, lo cual le abrirá las puertas para poder exportar su marca a otros mercados.

Homewear es su línea principal de productos, ropa para “estar en casa”‚ tanto de hombre como de mujer. Pants, bermudas unisex y conjuntos de pijamas se destacan. En 2019, a pedido de sus clientas, lanzará una línea de prendas street style de mujer, con el mismo concepto sustentable.

En Reinventando crean prendas de diseño con morfologías simples y acento en un mix de texturas engamadas. Su producción está basada en sistemas de upcycling (o reutilización) de textiles en desuso en serie, creado por su directora Lucila Dellacasa. El resultado final es innovador: prendas únicas, pero en serie.

Reinventando tu ropero

“Reinventando tu Ropero” es una línea de servicios de Reinventando que provee asesoramiento para la reutilización de prendas propias. La esencia de este proyecto es recuperar esas prendas que tenemos en el ropero y no usamos. Además, el servicio llega más allá y propone armar una tarde con amigas en donde la idea de irse de shopping sea visitar el propio placard, recuperar y rediseñar aquellas prendas que ya no se usan y deshacerse de las que nunca se van usar.

Más información

15-3858-5691
info@reinventando.com.ar
www.reinventando.com.ar

Publicado el Deja un comentario

PORQUE ESO QUE YA NO VEMOS VA A PARAR A ALGÚN LUGAR

Porque eso que ya no vemos va a parar a algún lugar

La firma brinda un servicio de diseño de productos, como billeteras y bolsas, a empresas e instituciones a partir de la reutilización de sus propios banners publicitarios de descarte, que están hechos de un material que no puede reciclarse y tarda más de 500 años en degradarse.

A esta altura nadie se va a sorprender con las maravillas que se obtienen de los productos recuperados. Pero siempre viene alguien que le da una vuelta de tuerca, que ve algo ahí donde los demás sólo vemos basura. Se llaman Laura Cherny y Luciana González Franco, son diseñadoras industriales, y son las fundadoras de “Fui cartel”, la firma que recupera banners publicitarios que las empresas desechan y en contrapartida ofrecen un producto terminado.

Los primeros bosquejos del proyecto se encuentran en las aulas, en su docencia en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA. Sus experiencias se fusionaron y la agudeza a la hora de desarrollar el proyecto fue lo que motivó que todos se frenaran a verlo, como ocurre con los banners. “Laura viene más por el lado de desarrollo de productos mientras que yo vengo del lado de investigación de los materiales y trabajo a partir de materiales de descarte. Nos hicimos amigas y nos dieron ganas de hacer algo juntas”, no contó Luciana, quien además relató cómo fue la concepción de la idea madre: “Nos pusimos a investigar que materiales había, lo que nos interesaba era trabajar a partir de material de descarte, y vimos que los banners publicitarios son realmente un material que abunda como descarte y era un gran problema.

Así fue que se generó este proyecto que tiene como propuesta brindar una solución a las empresas con respecto a los banners de descarte que generan”.

Fui Cartel, una empresa distinguida con el Sello de Buen Diseño Argentino, se crea a partir del deseo enorme de trabajar y volcar los conocimientos de estas diseñadoras industriales para dar respuesta a un problema.

El proceso de trabajo es muy experimental, estudian y analizan las necesidades de cada cliente, quienes les entregan sus banners en desuso. A partir de allí, las mentes creativas de Luciana y Laura desarrollan un nuevo producto y se lo entregan personalizado y en mano a sus clientes.

Pero Fui Cartel es mucho más que sus dos creativas y madres de la idea. Además, participa un equipo de profesionales en el aérea de comunicación que permiten que el mensaje se viralice por diferentes canales de difusión en redes sociales. También están los proveedores que realizan la producción y son parte fundamental del producto final.

“Trabajamos con el norte del “triple impacto”. Idealmente, buscamos cooperativas, talleres u organizaciones sociales para realizar la producción.

Buscamos que realmente la rueda gire y sea equitativa. Todos ganamos”‚ nos explica Luciana.

Pero Fui Cartel no sólo busca ser una herramienta que colabore con las problemática medioambientales, sino que intenta dar un paso más hacia una sociedad más equitativa. En este sentido, sus creadoras expresan: “Creemos que lo que más nos enseña este proyecto es el valor que tiene brindar soluciones. Vivimos una época muy compleja en cuanto a lo ambiental, pero también a lo social. Desde Fui Cartel nos resulta fundamental que nuestra labor para cuidar el medioambiente también se traduzca en acciones sociales, desde dar trabajo hasta incluir y conectar. Aprendemos día a día, desde el oficio, que consideramos es el mejor estadío de una profesión, hasta la perseverancia, la idea de continuar frente a la adversidad. Es seguir y confiar y saber que este es un buen sendero para transitar”∙

Así, Fui Cartel se materializa como una propuesta que combina buen diseño, educación y conciencia medioambiental.

¿Cómo se puede sumar el que quiera hacerlo?

La mejor manera de sumar fuerzas es fomentando la conciencia de cuidado del medioambiente. Entender que no es un gasto sino una inversión. Para ello, sus fundadoras abren la apuesta e invitan a contactarse a quienes quieran aportar ideas, apoyar iniciativas. ¿Dónde descargar el capítulo de Educación? http://libro.bilinkis.com/educacion/

Más información

Web

Instagram

Facebook

Publicado el Deja un comentario

MANOS DE HÉROE SOLIDARIO

Manos de héroe solidario

A los 12 inventó un sistema de encendido de luces a través del Wifi. A los 16 se hizo su propia impresora 3D. A los 17 hizo su primera prótesis, la misma que con su firma, Atomic Lab, hace en forma gratuita.

Soy un apasionado joven inventor”, dice Gino Tubaro, alguien que no suele titubear a la hora de las definiciones: “Busco que mis inventos generen un cambio social mediante el uso de las nuevas tecnologías”. Su esfuerzo y dedicación tomaron estado público cuando en marzo de 2016 el ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama de visita por Argentina lo calificó como “un ejemplo a seguir“ durante un encuentro con jóvenes emprendedores en la Usina del Arte. Es que no sólo se lo considera un pionero en el uso de impresiones en tres dimensiones (párrafo aparte, a los 16 ya había creado su impresora 3D), sino que además hizo de esa capacidad un elemento para contribuir con la sociedad: a partir de su firma Atomic Lab se diseñan prótesis de mano en computadora.

En solo dos años, Atomic Lab ha entregado de forma gratuita más de 800 manos y brazos mecánicos realizados en 3D. La organización cuenta con más de 2.000 voluntarios en todo el mundo que ayudan a imprimirlas.

Hay más de 5.500 personas que esperan su prótesis. Atomic Lab trabaja para que cada vez más puedan recibir sus manos o brazos. El proyecto Limbs tiene por objetivo convertir a todos los chicos en superhéroes, imprimiendo y entregando de forma gratuita manos y brazos impresos en 3D a todo aquel que las necesite, sin limitaciones de país o recursos económicos.

Además, Atomic Lab ha lanzado Atomic Turing, que tiene como objetivo lograr que organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo obtengan dinero sin que los donantes lo depositen directamente vía métodos tradicionales, utilizando nuevas tecnologías (criptomonedas) y colaboración abierta distribuida (crowdsourcing). Este método de vanguardia es una plataforma que utilizará la computadora del donante para verificar transacciones de una criptomoneda, similar al Bitcoin, llamada Monero, lo cual generará una comisión que será entregada al emprendimiento elegido. Se estima que si diez personas dejan su computadora con la plataforma trabajando (“minando”) durante un mes, se generarán de 80 a 100 dólares al proyecto seleccionado.

Iniciativas de Atomic Lab

Manoton

Es un evento que se organiza para entregar de manera gratuita manos y brazos mecánicos impresos en 3D a todo aquel que lo necesite. Junto con la familia, el equipo de Atomic Lab y voluntarios capacitados ensamblan las diferentes piezas en el momento. La persona que va al Manotón se llevará a su casa no solamente la mano que estaba necesitando, sino también la experiencia de un día compartiendo historias con otras personas que también necesitaban una mano, y un aprendizaje de cómo se imprimen y arman. Hasta el momento se hicieron 11 manotones entre Buenos Aires, Uruguay y México.

Embajadores

Con su programa de “Embajadores Atómicos” en más de 35 países, desde Atomic Lab ya ayudaron a chicos (y grandes) de todo el mundo, desde Argentina hasta Tailandia. Poseen una comunidad que continúa creciendo con más de 1.000 embajadores con impresoras 3D en todo el mundo.

Plataforma Limbs

Tiene por objetivo convertir a todas las personas (desde 4 a 104 años) en superhéroes y superheroínas, imprimiendo y entregando de forma gratuita manos y brazos mecánicos 3D a todo aquel que lo necesite, sin limitaciones de país o recursos económicos. Las manos impresas en 3D, aunque son gratis para los destinatarios, solamente tienen un costo de producción de 20 dólares cada uno aproximadamente, lo que facilita la producción. Además, mediante la impresión 3D, se pueden hacer 100% personalizadas en cuestión de horas con motivos de superhéroes. El proceso para pedir una mano o un brazo es realmente muy simple: solamente deben registrarse de manera gratuita desde AtomicLab.org y completar los datos.

Cualquier persona con Facebook o una simple cuenta de correo puede solicitar su mano 100% gratis.

Quienes estén interesados en colaborar para que Atomic Lab pueda seguir creciendo y no solo realizar más impresiones de manos y brazos sino también mejorar los diseños actuales, desarrollar nuevos e investigar nuevas soluciones, pueden realizar donaciones en AtomicLab.org/donar.

 

Seguí esta y otras iniciativas de Atomic Lab en:

Facebook
Twitter
Instagram

Publicado el Deja un comentario

TIRAR LA BASURA YA NO ES UNA OPCIÓN

Tirar la basura ya no es una opción

Los creadores del proyecto soñaron con un sistema de conexión para aquellos que separaban en origen los residuos sólidos urbanos y los recuperaban.

A partir de la interacción de los miembros de Más Oxígeno se posibilitó un sistema de conexión permanente para recicladores urbanos. De la preocupación de un grupo de amigos ingenieros a un profundo análisis de los estudios ambientales sobre los residuos sólidos que se producen en la ciudad; de construir composteras a organizar una red y producir material de difusión para que el grupo se expanda. Y todo eso sólo por el sentido de responsabilidad que genera un verdadero compromiso con el ecosistema urbano. Así nació Red de Compostaje.

“Formamos una consultora de sostenibilidad e identificamos que existía un enorme potencial en el reciclado de los residuos, según la ley de Vilfredo Pareto. Nos dimos cuenta de que tres materiales (orgánicos, papeles y plásticos) componían el ochenta por ciento de los residuos. De esos 3 materiales, los orgánicos son los más fáciles de reciclar, y los más necesarios para recuperar nuestros suelos. Por esto, comenzamos hacer composteras y como todo proyecto que se inicia, nos dieron cuenta de que ya habían muchos haciendo eso y que lo importante era conectarlos y difundir esta práctica”, relataron desde Red de Compostaje.

La idea iba tomando forma y comenzaron a geolocalizar en un mapa de Google a todos aquellos usuarios que se iban sumando al compostaje de sus residuos orgánicos con una foto asociada, comenzando por el municipio de Vicente López.

“De manera casera fuimos incluyendo el mapa dentro de una sección llamada‚ Red de Compostaje‘ en la web de la asociación www.masoxigeno.org. Nuevamente, todo fue por curiosidad. En nuestra base ingenieril nos adentramos en el cálculo de ciertas métricas basadas en estudios realizados por CEAMSE, FIUBA y Secretaría de Desarrollo Sustentable, y también las incluimos. Finalmente generamos un manual de compostaje abierto para que la gente pueda descargar. Esta fue la versión beta de la idea original”, explicaron los creadores del proyecto.

Unos meses más tarde y dada la repercusión del proyecto, decidieron que querían llevar la Red al próximo nivel y se presentaron en el concurso “Tirá tus Ideas”, organizado por la Agencia de Protección Ambiental.

Las propuestas presentadas estaban orientadas a dar impulso a experiencias concretas a mediana o gran escala en edificios, barrios, instituciones, centros comerciales y clubes, y en actividades de capacitación o comunicación orientadas a implementar sistemas de separación en origen.

También se recibieron ideas para promover sistemas de compostaje de residuos orgánicos, impulsar talleres en escuelas y generar materiales y herramientas web para promover e intercambiar información sobre el reciclaje.

Resultaron ganadores y recibieron un ANR (Aporte No Reembolsable) para generar el desarrollo web que les permitiese dar ese salto de calidad que estaban buscando y tener un mayor alcance.

Cambios para seguir creciendo

Este año, la Red de Compostaje puede llegar a vivir un período de latencia. Más Oxígeno está atravesando una importante reestructuración, con lo que posiblemente su presidente, quien estaba liderando este proyecto, pase a trabajar para la estructuración interna de la organización. Buscará sostener al proyecto para que siga respondiendo dudas y consultas así como generando contenidos, aunque sin líneas de expansión claras por ahora.

Desde Red de Compostaje creen que se está despertando una nueva consciencia con respecto a los residuos y sostienen que colaborando pueden generar un mayor impacto positivo en la sociedad. Por eso, rápidamente pusieron manos a la obra para nuclear a la mayor cantidad de actores afines al compostaje. Abrieron juego al proyecto para que puedan sumar ideas y generar un espacio de diálogo en el se pueda plantear proyectos conjuntos. Así se sumaron 13 organizaciones: Bio Huerto, Más que Huertas, Compostate Bien, Flor de Huerta, Dedo Verde, Activate Compostera, Terranova Composteras, Fábrica Orgánica, Yo Compost, Compás Composteras, Big HannaComposteras Industriales, ComposterasBoniSuci y Vivero Orgánico Sonyando.

Para aquellos que quieran comenzar a hacer compost en su hogar, desde Red de Compostaje recomendaron: “Pónganse en contacto con alguien que ya lo hace y anímese a hacerlo. Es una práctica hermosa y muy educativa. Más allá de la Red como desarrollo web, organizamos en conjunto con el resto de las organizaciones eventos que anunciamos a través de nuestras redes, en donde las personas pueden conseguir nuestros productos y recibir talleres”.

5 objetivos de la Red de Compostaje

1. Medir los ahorros generados por los miembros de la Red, con el fin de dimensionar y cuantificar el impacto total del proyecto. “Todo aquello que se mide, se puede mejorar”, aseguró Peter F. Drucker.

2. Geo-localizar a los usuarios en un mapa fomentando la interacción, incentivando la cooperación y el intercambio de consejos útiles. Es decir, compartir experiencias.

3. Generar videos educativos, para resolver las dudas sobre qué es el compostaje, cómo “cosechar” la tierra, aplicaciones prácticas para esa tierra, respuestas a preguntas frecuentes y consejos básicos para un correcto compostaje. Incluso aprender a armar una compostera casera.

4. Brindar un guía de proveedores. Acceso a una completísima guía, con fabricantes de composteras, viveros orgánicos y más.

5. Crear una agenda de eventos sustentables, para que nadie se pierda las ferias de consumo responsable y se entere de las capacitaciones y talleres relacionados al tratamiento de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos.

Más información

· Link para crear un usuario y probar la versión 1.0: redcompostaje.org.ar
· Seguir el Facebook de la Red de Compostaje, donde se suben contenidos e invitan a la comunidad a compostar.

Publicado el Deja un comentario

DEL CELULAR A LA PUERTA DE SU CASA EN FORMA INNOVADORA Y ECOLÓGICA

Del celular a la puerta de su casa en forma innovadora y ecológica

La app logró que más de 250 riders se conecten en forma responsable con los usuarios. La iniciativa fue valorada por la Casa Blanca.

De los dramas menores de la vida cotidiana, enviar un paquete puede ser uno de los más difíciles de sobrellevar. Pero como respuesta a la engorrosa burocracia de los correos oficiales y sus habituales fallas, surgió una propuesta que combina un medio de transporte que no contamina, actividad física y un servicio eficiente. De todo esto nació Ando, una App que revolucionó los envíos en CABA. Ando existe como solución a una fórmula que contenía por partes iguales la pasión por andar en bicicleta y la frustración por los problemas a la hora de querer recibir un paquete o realizar una compra online. Su primer cliente fue un local de comidas orgánicas en Palermo Soho: solo 4 riders repartían por la ciudad con el compromiso de entregar los pedidos en menos de 2 horas. “Fue un inicio muy divertido, logramos aprender sobre la logística de un envío y ejercitar un montón; hubieron días que hice más de 40km’s en bici”, recuerda Gotilla. Fran Goytia y Tarek son los que le dieron vida a este proyecto: una aplicación para enviar y recibir paquetes por la ciudad. Hoy hay más de 250 Riders registrados que se trasladan en bicicleta, se conectan a la plataforma y pueden aceptar o rechazar los encargos a cambio de un monto por tarea. “Ando se creó a partir de la oportunidad. La región de Latinoamérica presenta uno de los mayores crecimientos en e-commerce del mundo, pero la logística existente se destaca por ser ineficiente, lenta y costosa. A su vez, hay más y más gente que elige la bicicleta como medio de transporte en la ciudad, siendo esto una tendencia que se ve acompañada por el gobierno con iniciativas propias del desarrollo de infraestructura para mejorar esta movilidad y facilitar su uso. Así nació Ando, como una solución innovadora y ecológica para transformar la forma de enviar” cuentan sus creadores.

La funcionalidad de la aplicación es muy fácil: los comercios se registran y a partir de eso pueden cargar los detalles de cualquier envío en Capital Federal que deseen realizar en el momento a través de la plataforma web o aplicación móvil. Se elige el tipo de vehículo (bicicleta o moto) y la plataforma lo vincula con el Rider más cercano que esté conectado. Los Riders reciben solicitudes a través de su aplicación y desde ahí tienen toda la información para completar el trayecto. Al final de la entrega, ambos califican la experiencia. El tiempo promedio es de 45 minutos. El precio varía en función de la distancia.

Ando apuesta al futuro

“Nuestras dos prioridades son nuestros usuarios (Riders y comercios) y el medio ambiente. Nos propusimos transformar la forma de enviar con un fuerte compromiso hacia el medio ambiente. Esto se complementa con el hecho de que realmente creemos que el futuro de la movilidad en las grandes ciudades está dada por la bicicleta, esto mismo también se da en lo que tiene que ver con la logística.

Pronto vamos a estar lanzando la opción de “cargo-bikes” para envíos permitiendo entregar paquetes mucho más grandes; va a ser un hit”.

Fran Goytia quedó seleccionado junto a otros nueve argentinos para participar del programa YLAI (Young Leaders of the Americas Initiative), una iniciativa de la Casa Blanca destinado formar jóvenes líderes.

Publicado el Deja un comentario

SOLIDARIDAD, COMPROMISO Y DISEÑO

Solidaridad, compromiso y diseño

Miles de tapitas, un objetivo con conciencia ambiental y una forma de asumir el trabajo, todo eso, más un producto de calidad que despertó la mirada de todos.

Es imposible pensar en las tapas de las gaseosas y no relacionarlas con la recolección, con los miles de recipientes que dicen “Para el Hospital Garrahan”, con la nobleza de hacer ese trabajo de hormiga, tapita por tapita, para llevar una bolsa a alguien que lo acerque. Pero, ¿alguien se preguntó a dónde van todas esas tapitas y qué se hace con ellas? Proyecto MUTAN es la respuesta.

Nació de un proyecto de final de carrera de Luciano Bochicchio y Sergio Fasani, quienes cursaban la carrera de Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El trabajo consistía en transformar los plásticos reciclados en diseño de productos.

“Todos se sorprendían de que estuviesen realizados con materiales reciclados por la calidad final de los productos y sobre todo por que logramos una textura que no se había visto hasta el momento con ese material”‚ recordó Sergio.

Los productos del Proyecto Mutan están realizados con plásticos post-consumo, (recolectado principalmente de lo que descartan los hogares). Específicamente con las tapitas plásticas (PP – Poliropileno), que son recolectadas por la Fundación Garrahan como parte de su campaña para recaudar fondos que luego contribuyen a mejorar las instalaciones del Hospital.

Una vez obtenidas las tapitas, se trituran en diferentes tamaños para luego ser transformadas por calor. Cuentan con diferente tipo de moldes y hornos que permiten obtener las distintas formas en las lámparas. Hasta el momento, el proyecto recicló 250.000 tapitas.

“Son productos que cuentan una historia, y en los que se puede percibir el origen reciclado del material. No hay dos  lámparas iguales, cada una es única”, explicaron sus creadores. Entre los objetos diseñados por el estudio figuran compoteras, recuperadoras de PET, macetas, lentes de lectura y una línea de banquitos.

El proyecto continúo y se creó Estudio Brotes, donde conviven varios proyectos con el foco en la sustentabilidad ambiental y social.

El estudio está integrado por profesionales que respetan la misma lógica que dio nacimiento al espacio: Pepo Zamora, coordina el proyecto Compostate Bien y es un experto en residuos orgánicos; Fernando Valenzuela, “manos mágicas”, testea los materiales reciclables e interviene en el proceso; Florencia Fontanarosa es la que le da vida a los proyectos en redes sociales; Fermin Indavere, coordinador de Plasticando y explorador del plásticos; Nino Vispo, Candela Aris y Leo Marengo completan este gran equipo.

Proyecto MUTAN diseña nuevos productos y la tecnología necesaria para transformar los plásticos post-consumo. Creen que el diseño es una poderosa herramienta para transformar las condiciones sociales y medioambientales.

El año pasado participaron en la Feria Puro Diseño y ganaron el premio de “Mejor Proyecto” de la categoría ECO.

Quienes deseen colaborar:

Pueden adquirir sus productos en la web de la Fundación Garrahan o en el e-shop de Proyecto MUTAN. También participando del programa de recuperación de tapitas de la Fundación. El estudio cuenta con una iniciativa propia, Plasticando, un taller de reciclado de plásticos que acercan simples tecnologías para tomar un rol activo sobre la recuperación de este producto.

Más información

Web Mutan

Web Brotes

Facebook

Instagram

Publicado el Deja un comentario

COMPROMISO CON LA SOCIEDAD Y EL ENTORNO

Compromiso con la sociedad y el entorno

La empresa Fiplasto logró erradicar “la mancha negra” de las costas del Paraná

Con el fin de seguir contribuyendo positivamente con el medio ambiente e interesados en cambiar su punto de vuelco para mejorar las condiciones en las zonas de la costa de la ciudad de Ramallo, Fiplasto realizó una investigación y un minucioso trabajo de campo en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral de Santa Fe.

Especialistas de dicha Universidad y de la compañía intervinieron en el relevamiento de más de 7km en la costa y cauce del río Paraná, logrando identificar la morfología del río y las condiciones del flujo del agua. Al extraer diferentes muestras de las zonas afectadas y de las zonas libres del impacto ambiental a causa del vuelco de efluentes, se pudo analizar y determinar cuál era el mejor punto para realizar el vuelco.

El impacto del punto de vuelco anterior se veía reflejado en la denominada “mancha negra” instalada en la costa del Río Paraná, pero se trataba solamente de un impacto visual, dado que el hardboard que la empresa produce es totalmente ecológico, siendo el único tablero de madera que se fabrica en el país sin agregados químicos.

Luego de este arduo trabajo de campo, se arribó a un modelo calibrado, probado y aplicado de vuelco, que permitió eliminar la mancha negra del Río Paraná en cuestión de semanas.

En el marco de esta resolución, representantes de UPVA, ONG de la localidad de Ramallo que ha estado en constante diálogo con Fiplasto siguiendo la evolución de la investigación, visitaron la planta para ver los resultados: “Todos apuntamos al mismo objetivo, la salud y el medioambiente. No vamos a tener más mancha negra, que la gente se quede tranquila. Es un gran paso para Ramallo que Fiplasto haya logrado esto”, afirmó el presidente de la ONG Leandro Monserrat.

Fiplasto lleva detrás de este proyecto más de 10 años de trabajo e investigación y una inversión durante todo el período que supera los USD 4,5 millones para lograr el resultado esperado: erradicar la mancha negra de las costas del Paraná y demostrar su compromiso con el entorno y la sociedad.

Publicado el Deja un comentario

SOLO LOS SUEÑOS NO TIENEN TECHO

Solo los sueños no tienen dueño

Los activistas tienen la convicción de que la pobreza se puede superar definitivamente si la sociedad en su conjunto logra reconocer que éste es un problema prioritario y trabaja activamente por resolverlo.

En 1997 un grupo de jóvenes comenzó a trabajar por el sueño de superar la situación de pobreza en la que viven millones de personas. La situación de vulnerabilidad en los asentamientos los movilizó masivamente a construir viviendas de emergencia en conjunto con las familias que vivían en condiciones inaceptables y a volcar su energía en busca de soluciones concretas a las problemáticas que las comunidades afrontaban cada día. Esta iniciativa se convirtió en un desafío institucional que hoy se comparte en todo el continente. Desde sus inicios en Chile, seguido por El Salvador y Perú, la organización emprendió su expansión bajo el nombre “Un Techo para mi País”.

Luego de 15 años de trabajo, TECHO mantiene su presencia en 19 países de Latinoamérica y el Caribe. Además, cuenta con oficinas en Estados Unidos, así como también en Londres, Inglaterra.

Modelo de trabajo TECHO

En una etapa de diagnóstico, los voluntarios identifican y caracterizan las condiciones de vulnerabilidad de hogares y asentamientos con el apoyo de referentes de la comunidad y otros actores influyentes, impulsando desde un inicio la organización, participación y corresponsabilidad de los miembros de la comunidad.

En una segunda fase, se generan espacios participativos y se desarrollan soluciones concretas en conjunto con los pobladores, a fin de enfrentar las necesidades identificadas. La precariedad habitacional es uno de los problemas prioritarios y urgentes en los asentamientos, por lo cual se empieza el proceso de desarrollo comunitario construyendo viviendas de emergencia con la participación masiva de voluntarios y familias de la comunidad. Posteriormente, se conforma la Mesa de Trabajo, instancia semanal de reunión y diálogo entre líderes comunitarios y voluntarios a partir de la cual se identifican otras necesidades prioritarias y se desarrollan programas para enfrentarlas. Los principales programas que TECHO desarrolla con la Mesa de Trabajo son:
-Educación: Talleres de apoyo escolar para niños y jóvenes, y alfabetización para adultos.
-Trabajo: Capacitación en oficios básicos y formación laboral.
-Fomento productivo: Apoyo para el desarrollo de emprendimientos.
-Fondos concursables para desarrollo de proyectos comunitarios.
-Salud: Campañas de prevención y promoción de la salud.

Como última fase del modelo se busca implementar soluciones a largo plazo en los asentamientos precarios como la regularización de la propiedad, servicios básicos, vivienda, infraestructura comunitaria y desarrollo local.

Cena anual

La organización TECHO llevará a cabo su 10º Cena Anual “Todos por un Techo”, el miércoles 5 de julio, a las 20, en el Auditorio Principal de La Rural, Predio Ferial de Buenos Aires. El objetivo de la cena es concientizar sobre la situación de pobreza en la que viven al menos 3 millones y medio de personas en 3.824 asentamientos en Argentina, según datos de la organización.

La recaudación será destinada para acompañar el inicio del proceso de integración social y urbana en tres asentamientos, cursos de capacitación en oficios y emprendedores, construcción de viviendas de emergencia y proyectos de infraestructura comunitaria.

MÁS INFORMACIÓN

Oficina Nacional: Entre Ríos 258, 2D, Capital Federal.
(+5411) 5218-0861
info.argentina@techo.org
0810 888 83246 (TECHO)
socios.argentina@techo.org
FB: TECHOArgentina
IN: Techo_org
TW: @Techo.org

Publicado el Deja un comentario

LA HABILIDAD DE INCORPORAR LA SOSTENIBILIDAD EN TU ADN

La habilidad de incorporar la sostenibilidad en tu ADN

Son un grupo de profesionales que disfruta trabajando junto a organizadores para que interioricen conceptos medioambientales a través del armado de proyectos con impacto ambiental, social y económico positivo.

Más Oxigeno nació como un servicio para la niversidad Tecnológica Nacional. El objetivo era armar un sistema de gestión para que los estudiantes puedan reciclar los materiales que desechaban y la Universidad sea un nexo de conexión con diferentes cooperativas que puedan trabajar con el reciclaje.

Partiendo de la premisa de que “la sostenibilidad es posible y es responsabilidad de todos”, trabajan con diferentes actores que se suman a comprometerse con un cambio concreto y cuantificable en el manejo de los recursos naturales.

A través de un programa de reciclaje en organizaciones privadas (Mercado Libre) como con organizaciones estatales (Agencia de Protección Ambiental), ponen a disposición un equipo de profesionales que identifica oportunidades de mejora, diseña, presenta e implementa nuevas iniciativas y realiza un seguimiento.

Este proceso genera información para su comunicación interna y externa. También crean iniciativas sostenibles como la red de compostaje (www.redcompostaje.org.ar) y fuertes campañas de comunicación.

“Todo cambio comienza con la incorporación de una nueva perspectiva. Con un enfoque teórico práctico, apuntamos a formar
individuos con hábitos sostenibles que puedan transmitir y multiplicar el mensaje. Las campañas son una muy buena forma
de empezar a difundir este mensaje dentro de la organización”, sostuvieron.

Hoy en día son socios estratégicos de Mercado Libre en el eje ambiental. En este sentido, Federico Gómez Guisoli, economista empresarial de Más Oxigeno, detalló: “Trabajamos en sus oficinas de Argentina, Chile, México, Colombia y Uruguay. Más de 12 edificios y más de 2300 colaboradores capacitados todos los meses. Es una experiencia única poder crecer de la mano de una de las empresas más icónicas de América Latina. Este proyecto nos llevó en Noviembre 2016 a ganar el Premio Ciudadanía Empresaria que otorga todos los años la Cámara de Comercio de los Estados Unidos de América en la República Argentina (AMCHAM)”.

Desde la organización creen que el optimismo y la honestidad impulsan la convicción de querer transformar el presente.

La perseverancia y la constancia son los indicadores principales para alcanzar al máximo los proyectos. Contagiar y crear experiencias significativas es la tarea.

¿Cómo se puede sumar el que quiera hacerlo?

Más Oxigeno tiene un espacio disponible los sábados por la mañana en Güemes 1945 (Florida) para aquellos que quieran ayudar con un programa barrial orientado a promover las buenas practicas entre vecinos en la localidad Vicente López.