Publicado el Deja un comentario

SEIS DESTINOS ÚNICOS PARA VIVIR UNAS VACACIONES DE LUJO

Seis destinos únicos para vivir unas vacaciones de lujo

En DELUXE Magazine recorremos los lugares turísticos más exclusivos del planeta, punto de reunión del jet set internacional y de reconocidas personalidades de todo el mundo.

TEXTO: Pablo Souto     FOTOS: Gentileza destinos

Comienza esta época hermosa en la que el sol comienza a picar en la espalda y la idea de pasar estos meses en otro destino cada vez crece más. Lejos de los más tradicionales puntos de referencia para el turismo internacional, DELUXE Magazine seleccionó seis destinos exclusivos para disfrutar del lujo y el confort.

De esta manera, viajaremos por lugares únicos en todo el planeta: desde playas paradisíacas, pasando por ciudades deslumbrantes y hasta visitando un oasis invernal en plena montaña. A continuación los invitamos a esta aventura.

Saint Tropez

Sinónimo de glamour, arte y distinción, Saint Tropez es una ciudad situada en la Costa Azul de Francia, que se fundó originalmente como una fortaleza militar en el siglo XV. El pueblo, con una población estable de no más de 6 mil habitantes, ganó fama internacional cuando en 1956 se filmó la película “Y Dios creó a la mujer”, protagonizada por la famosa actriz Brigette Bardot.

Desde esa época, la ciudad comenzó a convertirse en un lugar de referencia para el turismo de lujo y un sitio de descanso para celebridades, poetas y artistas famosos, diseñadores de moda y personalidades del Jet Set europeo y norteamericano.

Entre sus atractivos principales se encuentran sus playas de arena fina, bañadas por las aguas del Mar Mediterráneo. El puerto es otra de las fotos típicas de Saint Tropez, poblado de yates y catamaranes de grandes dimensiones.

El pueblo mantiene vivo su patrimonio histórico con sus callecitas antiguas y gran cantidad de iglesias y capillas del siglo XVI. La ciudadela de Saint-Tropez de principios del siglo XVII, que alberga el Museo de Historia Marítima, es uno de los puntos obligados a visitar. Al igual que el Museo de la Anunciación, que alberga una colección de Grammont y destacados artistas franceses como Matisse, Cross y Bonnard.

Para finalizar el día, la ciudad ofrece una gran variedad de restaurantes y bares que se transforman en locales nocturnos. Eso sí, para alojarse o disfrutar de la gastronomía provenzal hay que hacer una inversión
nada menor.

Porto Cervo

También rodeado por las aguas del Mar Mediterráneo, se encuentra el pueblo de Porto Cervo, en Italia. Un paraíso exclusivo ubicado al norte de la isla de Cerdeña que recibe todos los veranos a centenares de destacadas personalidades de todo el mundo.

A diferencia de Saint Tropez, este pueblo fue diseñado a mediados del siglo XX para convertirse en un puerto deportivo y centro turístico de lujo luego de que el príncipe Aga Khan IV se enamorara de las playas de arena blanca y aguas turquesas de Costa Esmeralda.

La arquitectura distingue a Porto Cervo con formas redondeadas, colores blancos y materiales que se fusionan con la naturaleza del lugar. Ejemplo de ello es la monumental iglesia de Stella Maris.

Agitado es el verano en el puerto deportivo, donde los yates de lujo se amarran durante toda la temporada.

Este destino es el más caro de Europa, por encima de Mónaco y Londres, llegando los precios inmobiliarios a los 300 mil euros el metro cuadrado.

Además, Porto Cervo alberga algunos de los hoteles más costosos del mundo y es el segundo puerto turístico más caro del planeta, por detrás de Capri, con una tarifa diaria promedio de casi cuatro mil dólares por embarcación.

Este paraje VIP también fue protagonista de la industria cinematográfica internacional, ya que en 1977 Roger Moore se puso en la piel del agente 007 en la película “La espía que me amó”.

Amberes

Ya lejos de las playas blancas y aguas transparentes se encuentra la ciudad de Amberes, en Bélgica. Cuna de grandes pintores barrocos como Peter Paul Rubens y Anthony Van Dyck, este destino cautiva a todos sus visitantes por su estilo arquitectónico clásico y la elegancia de sus calles, con una fuerte impronta flamenca.

Bien se ha ganado el mote de “Capital mundial de los diamantes”, al ser el mayor centro comercial de diamantes del mundo desde hace más de 500 años.

Es un negocio de 200 millones de quilates al año que cosecha más de 40.000 millones de euros en ventas a lo largo de los más de 1700 negocios apostados en el punto neurálgico de Amberes. La Gran Estación Central de finales del siglo XIX  es una de las más bellas del mundo, con andenes cubiertos de hierro y una cúpula brillante de cristal que la distinguen del resto.

Dar un paseo a la vera del Río Escalda y recorrer la pintoresca Plaza Mayor, rodeado de edificios renacentistas, resulta ser un buen itinerario para una primera vista a la ciudad. También la majestuosa Catedral gótica y el medieval Castillo de Steen son paradas obligadas a la hora de disfrutar de este destino de ensueño.

Pero no sólo es la ciudad de los diamantes, sino además es uno de los lugares más prestigiosos de la moda internacional con una tradición que dio nacimiento a “Los seis de Amberes”, un grupo de diseñadores que revolucionaron la forma de vestir durante los años 80.

Dubai

Sí Amberes representa el estilo clásico europeo y la cultura medieval, Dubai es todo lo contrario. Símbolo de la modernidad y la oferta infinita en confort, Dubai representa la suntuosidad de manera extrema.

Como una “Las Vegas” de los Emiratos Árabes Unidos, esta ciudad fue levantada vertiginosamente en medio del desierto rodeada por las costas del golfo Pérsico. Hoy en día recibe anualmente a más de 5 millones de turistas de todo el globo.

Si bien la historia de Dubai como ciudad remite a casi 200 años, la explosión de lo que hoy es esta metrópoli de 3 millones de habitantes se da recién a partir de la segunda mitad del siglo XX, con el boom de inversiones urbanísticas que trajo la era del petróleo árabe.

Si hablamos de proyectos faraónicos, uno de ellos es el “Burj Khalifa”: el edificio más alto del mundo, con 828 metros de altura. Otra de las perlas de Dubai es el “Burj Al Arab”, uno de los pocos hoteles del mundo con siete estrellas. Una habitación allí puede costar hasta 40 mil dólares la noche. Y si del placer de gastar hablamos, resulta redundante decir que aquí se encuentran los más majestuosos y costosos shoppings del planeta, como el “Dubai Mall”. Y no se contentan con eso: actualmente está en construcción el “Mall of the Word”, un megaproyecto de 4 millones y medio de metros cuadrados, que no sólo será el centro comercial más grande del mundo sino también la primera ciudad con temperatura controlada de la historia.

Dentro de las múltiples excentricidades de este centro turístico se encuentran las islas artificiales con formas de palmera y el achipielago “The World”, que en una vista aérea recrea la forma de un mapamundi.

Gstaad

Dejando el desierto y el calor de los emiratos, nos trasladamos al pueblecito de Gstaad, enclavado en el corazón de los Alpes Suizos. Uno de los destinos preferidos por celebrities mundiales y miembros de la realeza, que se disputa con Aspen (Estados Unidos) el primer lugar como destino invernal de lujo.

Se trata de un pequeño pueblo que tiene una particularidad llamativa: la cantidad de vacas que pueblan las laderas de las montañas equiparan en el mismo número a los 8 mil habitantes estables del pueblo. Hasta resulta muy probable cruzarse con algún rumiante por las callecitas de este pintoresco lugar. Gstaad es un paraíso en medio de la montaña rodeado de prados, bosques, lagos extraordinarios y más de 250 kilómetros de pistas de esquí de primer nivel internacional. Hasta posee uno de los pocos glaciares aptos para hacer esquí de la zona, que permite practicar el deporte incluso en verano.

La Promenade, calle principal de este pueblecito, se encuentra poblada de las marcas más exclusivas del mundo: Cartier, Louis Vuitton, Rolex, Chanel, Ralph Lauren, Chopard, entre otros cientos de locales. Además, los hospedajes de lujo y la gastronomía más prestigiosa del centro y de cada una de las pistas de esquí hacen que Gstaad se convierta año a año en un punto de encuentro VIP que atrae a famosos y multimillonarios de todo el mundo.

Bora Bora

Por último, llegamos a un lugar recóndito en el mapa: las paradisíacas islas Bora Bora, en la Polinesia Francesa. Ubicada al norte de Tahití y al sur de Hawai, este destino es ideal para aquellas personas que quieran desconectarse del ritmo de la ciudad y vivir unos días de paz y relax.

Eso sí, aquellos que viajen a estas islas deberán saber que tanta tranquilidad, lujo y confort tienen un precio a pagar. Se estima que un viaje de una semana puede costar como mínimo unos 2500 euros por persona. Y además habrá que tener paciencia, ya que el viaje en avión desde Buenos Aires supera tranquilamente las 24 horas.

Sitio preferido de muchas parejas para pasar su luna de miel, Bora Bora es una fiel representante de las típicas postales de agua turquesa y arrecifes de coral de esta zona del Océano Pacífico. Además de sus increíbles playas, entre sus atracciones principales se encuentra el nado y buceo entre sus corales, donde existe la posibilidad de alimentar a tortugas marinas, rayas y hasta tiburones.

Otra de los puntos obligados a conocer en este exótico destino es el Monte Otemanu, donde se realza un volcán extinto que le otorga a Bora Bora un contraste distinto con el resto del paisaje y una impresionante vista de toda la isla.

Publicado el Deja un comentario

CASA FOA 2018: UN REGRESO CON LA MISMA MÍSTICA

Un regreso con la misma mística

La tradicional muestra anual de arquitectura y diseño cumple este año su 35º aniversario. Emplazada en un antiguo convento del barrio de Villa Devoto, será nuevamente la cita obligada de todo aquel que quiera descubrir las nuevas tendencias en esas áreas.

Texto: Mariana Soulages     Fotos: Espacios de diseño

Con el Convento Nuestra Señora de la Misericordia como escenario, Casa FOA inauguró su edición de este año y permanecerá abierta hasta el 28 de octubre. El edificio de más de 120 años, que hasta hace tres meses estuvo habitado por monjas de la congregación, fue intervenido por destacados arquitectos, artistas, paisajistas y decoradores que transformaron los patios y claustros del edificio religioso en diversas ambientaciones e instalaciones artísticas. Al finalizar la exposición, el edificio será reconvertido en un moderno complejo residencial con 30 viviendas y espacios de uso común con amenities pero se respetará la fachada y las áreas con protección patrimonial.

El recorrido se organiza en tres sectores: espacios pensados para viviendas con mayores dimensiones, ambientes de pocos metros y los nuevos espacios de trabajo. Los pasillos presentan intervenciones a cargo estudiantes de universidades públicas y privadas.

ESPACIO N° 7 “Bar”

Arquitectos: Mauricio Mare, Verónica García y Nicolás Paulín.
Ingeniera: Susana Moreto.
Diseñador Industrial: Mauricio Rolles

Azul marino y dorado es la paleta de colores de este bar, que bien podría pertenecer a un hotel de lujo. El Hedonista bar -tal como lo titularon sus creadores- se identifica el bien con el placer sensorial y como un estilo de vida.

Formas sugerentes crean una atmósfera donde la luz, las texturas y los reflejos toman protagonismo interactuando entre sí. Varias capas diferentes se entremezclan formando un ambiente escenográfico y rompiendo los límites donde los objetos son una extensión de la nobleza de los materiales. Mármoles, metales y terciopelos refuerzan el concepto de sofisticación.

 

ESPACIO N° 11 “Comedor Diario”

Arquitectas: Laura Libenson – Carolina Nila Maciel

La re-significación del comedor diario como espacio de encuentro de la familia fue la premisa para la definición formal y material de este proyecto de las arquitectas Laura Libenson y Carolina Nila Maciel. Todo el ambiente está completamente envuelto con melamina color Cajuy, presenta un juego de vacíos y llenos, solapas y “bolsillos” que se abren en las paredes para dar lugar a diferentes funcionalidades (repisas, asientos, maceteros, revisteros, apoya pies, cajones) reforzadas por las iluminaciones puntuales en cada caso.

Como único mobiliario fuera de la caja, hay una mesa con tapa de Silestone Eternal Charcoal y patas de planchuela de hierro, y las sillas circulares de hierro con cierta reminiscencia art deco.

 

ESPACIO N° 8 “Comedor”

Arquitecto: Alberto Negrin

El arquitecto y escenógrafo Alberto Negrin creó un comedor clásico reinterpretado que conjuga con gran arte texturas diversas y estilos contrapuestos generando un clima elegante y cálido a la vez. Una mesa rústica de madera de lapacho con patas de roble macizo oficia de pieza central combinada con las sillas de policarbonato y asiento tapizado de estilo moderno, y un gran sillón que aportan su funcionalidad y comodidad.

Las paredes fueron revestidas en mármol trabajado con buñas verticales y la chimenea crea un punto focal interesante, donde se destaca la obra de arte de Patrick Glascher.

En el cielorraso, el arquitecto instaló un falso vitral del que cae una lámpara colgante híper moderna reinterpretando las arañas antiguas con una estética limpia. Los muebles de cocina están realizados con madera de alta densidad laqueada en un tono azul noche.

 

ESPACIO N°12 “Dormitorio Principal”

Diseñadores de Interiores: María Pamela Arias – Estefanía Baez – Noelia Budano – Mariano Ezequiel Castro – María Carolina Catalano – Alexandra Díaz – Macarena Martínez – Florencia Miño – Verónica Slavutzky

En este dormitorio se trabajaron las formas, la materialidad, la superposición de planos y las texturas para desarrollar un sitio multifuncional donde pueden convivir varias actividades a la vez.

Los claroscuros trabajados inteligentemente con la iluminación insinúan las formas de cada uno de los objetos presentes en la habitación, que tiene como eje protagónico un moderno hogar central redondo. Las formas redondeadas se replican en el espacio trabajando curvas que armonizan el entorno y otorgan a su vez fluidez y dinamismo. El toque de verde de las plantas naturales, aporta frescura al ambiente y remite a la paz y armonía de la naturaleza.

 

ESPACIO N°16 “Estar Íntimo by Patagonia Flooring”

Arquitecta: Diana Reisfeld

Diferentes tonos de verdes turquesa volcados en diferentes objetos y texturas diversas convierten a este estar en una explosión de color que invita a quedarse. La madera se presenta envolvente en todo el espacio y en los muebles complementa con ese toque de calidez coronado por la enorme chimenea, rodeada de sillones. En el piso, una alfombra tipo patchwork en tonos de verde delimita el espacio.

Varios objetos de arte y un mural con motivo vegetal aportan gran sofisticación. Forma parte del mismo mobiliario una biblioteca de gran altura. La iluminación se basa en efectos sutiles y en otro artefacto destacado en el centro del estar con diferentes alturas.

 

ESPACIO N° 20 Beca de Arquitectura y Diseño de Interior “Comedor Diario”

Arquitectos: Federico Romano Lorenzi – Pablo Martin Danna – Catalina Gatsch Becerra – María José Cáceres Díaz

En esta intervención se busca traspasar el concepto convencional de comedor diario por medio de la reflexión del significado de su palabra, inicialmente denominado “Triclinium”∙ El mismo constaba de un espacio para recostarse y comer. Los griegos unificaron ese espacio creando una unidad con envolventes verticales y en la Edad Media el comedor se convirtió en un sitio de ostentación y belleza.

Habitart hace una síntesis del mismo a través del diseño de un mobiliario integrador donde se reúnen los distintos usos considerados indispensables para su funcionamiento. Un mueble que reúne cocina, estudio, mesada, sillón, espacio de guardado; componiendo en un solo lugar actividades que hoy se realizan en distintos espacios.

La utilización de la luz, la elección del material y la presencia de la escala humana son elementos fundamentales para la conformación del comedor; juntos logran generar un ambiente cálido, acogedor y por sobretodo, funcional.

 

ESPACIO N° 18 “Estar Joven”

Arquitectos: Guadalupe Diez – Francisco Marconi
Diseñadora de Interiores: Inés Muzzio

El espacio es el estar de una persona joven que sueña, piensa y actúa para llevar a cabo el proyecto editorial que más ama: la revista Wideprint. La oscuridad de sus paredes, pintadas en azul petróleo, y la comodidad de su equipamiento configuran la atmósfera adecuada para la dinámica de un proceso creativo. El sillón y las sillas de diseño de autor, los espejos circulares y las mesas de metal aportan un estilo retro. Estos elementos se agrupan en torno a un hogar de forma irregular, realizado con el color Orix de Dekton. Las cortinas enmarcan las ventanas originales, junto a dos leñeros modernos de acero ubicados de forma espejada y alfombras diseñadas por la artista Analía Segal.

Sobre una pared se destaca una gran biblioteca con estantes a 45 grados donde se pueden ver ejemplares de Wideprint-la revista de quien habita imaginariamente este espacio. El piso, protagonista de esta ambientación, se realizó con el porcellanato veteado en blanco y negro con detalles de perfiles de aluminio que se repiten bordeando uno de los accesos al espacio.

 

ESPACIO N° 34 “Cuarto de Chicos”

Diseñadoras de Interiores: LudmilaDrudi – Carla Barconte
Arquitecta Mariana Paccieri

Emulando una cueva de piedra, este divertido cuarto para chicos está inspirado en la naturaleza y el diseño de las formas. Los materiales y texturas aplicados fueron pensados para generar un ambiente armónico y crear un espacio lúdico y funcional para que los niños puedan jugar, trepar, leer y disfrutar de cada rincón.

En la gran pieza, cuya estructura fue creada enteramente en melamina, se van creando distintas situaciones que se esconden o se abren según el momento.

Las formas orgánicas se repiten en los muebles y los revestimientos de pared para generar una continuidad visual.

 

ESPACIO N° 32 “Cuarto Principal”

Arquitecta MDI: Viviana Melamed
Arquitectas: Laura Rojas – Gabriela Ebrase

El dormitorio para esta pareja parte de una propuesta orgánica y con materiales nobles. Según la arquitecta Viviana Melamed, está pensado para habitantes que se definen por su relación con el mundo de hoy, con sus ocupaciones y gustos. “Ellos son habitantes de este tiempo, privilegian lo natural y lo ecológico. La tecnología es parte de su cotidianeidad. Valoran el espacio verde y por eso deciden aprovechar cada situación, derribando barreras interior/exterior en cuanto a usos y resoluciones”‚ dice la arquitecta autora de este espacio.

La paleta de colores juega con los tonos neutros entre los que se destacan las maderas de distintos lustres y los diferentes tonos de gris presentes en mármoles, piedras, cementos, fieltros, hilados naturales, algodones.

Los espacios se dividen y se conectan a la vez mediante paneles móviles giratorios de madera de roble y elementos que contribuyen a reforzar esta interacción. Una gran biblioteca con escritorio integrado sectoriza el espacio y aloja libros, objetos y obras de arte en un universo vegetal que le da personalidad al espacio donde se descubren habitantes lectores, viajeros y gourmets que valoran el espacio verde y por eso deciden aprovechar cada situación que se les presenta para vivir inmersos en él, derribando barreras interior/exterior en cuanto a usos y resoluciones.

En el sector del living destaca una gran chimenea de piedra como la gran estrella de este espacio.

 

Más información
Pareja 3670, Devoto, Cap.
Cuándo: hasta el 28 de octubre, de lunes a domingo de 12 a 20. Viernes Casa FOA Night, hasta las 23.
Entrada general: $ 240.
www.casafoa.com

Publicado el Deja un comentario

NUEVOS TRABAJOS, NUEVOS ESPACIOS

Nuevos trabajos, nuevos espacios

Las oficinas de hoy deben cumplir con las necesidades de los nuevos trabajadores y de los tiempos que corren. Ya no sólo se les pide que sean funcionales, sino que además soporten la movilidad de sus equipos.

TEXTO: Mariana Soulages     FOTOS: Contract Workplaces

La forma de trabajar cambió y los espacios de trabajo tuvieron que adaptarse a ello. Con los avances de la tecnología, la flexibilidad y la movilidad laboral han ganado terreno. Hoy ya van perdiendo lugar los puestos fijos y las oficinas cerradas con llave: el open space prevalece en el armado de las empresas actuales donde también se ubican –incluso- los puestos gerenciales. Los espacios cerrados quedan reservados para las salas de reunión, las áreas de concentración y algunos despachos, pero en todos los casos se usan tabiques vidriados que mantienen esa relación y conexión con el resto del espacio.

Bajo este formato de planta abierta, las empresas logran facilitar el trabajo colaborativo, el intercambio de ideas y las reuniones informales, además de optimizar el uso del metro cuadrado, sin perder de vista la necesidad de espacios privados para algunas tareas. El trabajo basado en las actividades o Activity Based Working (ABW, por su sigla en inglés) es un concepto que se impone como una estrategia sustentada en el diseño de un layout capaz de ofrecer una variada gama de opciones para dar soporte a la diversidad de acciones que se llevan a cabo en el día a día de las compañías. De esta forma, cada uno puede elegir el ámbito más adecuado para la tarea que tiene entre manos (trabajo de concentración, reuniones de equipo, llamadas telefónicas, etc.) en lugar de trabajar en un solo entorno, anclado en un escritorio. Para llevar adelante este programa es esencial contar con puestos de trabajo no asignados y tener disponibles zonas para trabajo colaborativo como salas de reuniones, de brainstroming, de capacitación, etc.; y de concentración como bibliotecas o phone booths, o salas para conversaciones telefónicas o videoconferencias privadas. Por supuesto que la tecnología es fundamental para acompañar este tipo de cambios: desde los dispositivos hasta la facilidad para acceder a la red y a las aplicaciones corporativas, que permitirán el trabajo móvil y una mayor productividad a los empleados dondequiera que estén.

A este esquema se agregan los espacios multifuncionales, áreas de descanso y de encuentro informal o meeting points. Por ejemplo, en lugar del clásico comedor, las nuevas oficinas incluyen pequeñas cafeterías. También hay empresas que incorporan gimnasios, salas de masajes y relajación, siestarios y salas de juegos para los empleados. Ya no es una locura encontrar un metegol o una mesa de ping pong integrados al diseño. Esta decisión se basa en que está comprobado que las actividades recreativas y los momentos de descanso tienen una influencia positiva en el desempeño de los empleados y que pueden contribuir de manera significativa a generar altos niveles de compromiso. También desempeñan un papel fundamental en la vinculación entre los colaboradores porque son una oportunidad para la socialización y el fortalecimiento de los lazos personales, y para el desarrollo de habilidades tales como el liderazgo, la interacción y la comunicación, que son esenciales en la prestación de servicios eficaces.

Para las mujeres que son mamás, hay compañías que incorporaron espacios llamados lactarios, que son ambientes especialmente acondicionados en cuanto a mobiliario, privacidad y confort térmico para que extraigan su leche materna durante su horario laboral.

Hasta hace un tiempo, estos espacios “no tradicionales” eran impensados, pero en la actualidad un empleado ya no busca sólo las mejores condiciones salariales sino que aprecia otras características de la compañía tales como: su cultura corporativa, un ambiente de trabajo estimulante, la flexibilidad horaria o la inversión en formación, además de otros beneficios que hagan más amena su tarea diaria.

En lo que respecta al espacio, la innovación en áreas alternativas y amenities cumple un clave para que las empresas retengan a sus talentos.

Iluminación, movilidad y ergonomía

El foco para las empresas hoy está puesto en el bienestar del trabajador. Para ello, se privilegia un mayor uso de la luz natural y de criterios ergonómicos adecuados junto con la seguridad y el confort. La luz solar desempeña una importante función biológica: es el marcador de nuestro reloj interno y un estímulo que afecta el estado de ánimo, la actividad y la salud.

También es importante crear ámbitos de trabajo en donde los trabajadores puedan desplazarse, caminar y trabajar en distintas áreas del espacio diseñadas de acuerdo al tipo de tarea a desarrollar. La imagen del empleado “atado” a su escritorio durante 9 horas ya no es compatible con las necesidades biológicas y psicológicas de las personas de hoy. Para esto existen soluciones tanto desde el punto de vista del equipamiento como del diseño con opciones que permiten cambiar de posición, trabajar parado, e inclusive, hacer ejercicio mientras trabajamos. La regulación de altura en el puesto de trabajo es una de ellas junto con la variedad de mobiliario modular capaz de lograr diferentes tipos de configuraciones y de incorporar accesorios para adaptarlos a distintos usos.

La silla es fundamental y la mejor es aquella que se ajusta automáticamente a las necesidades del cuerpo, con reclinación dinámica, soporte lumbar y regulación de altura. Otra característica importante es que los apoyabrazos estén conectados al respaldo de la silla, de manera que se muevan al reclinarse y que también sean ajustables por altura e inclinación. El clásico cuero está siendo desplazado por telas elásticas tipo mesh que sostienen el cuerpo adaptándose a su forma y permitiendo la ventilación. También existen en el mercado sensores que se colocan en la silla para detectar la cantidad de tiempo que una persona permanece sentada. Mediante una aplicación avisa al usuario que ya es hora de cambiar de posición e incluso le sugiere algunos ejercicios físicos sencillos para activar el cuerpo.

Otra variable a la que hay que prestarle atención es a la posición del monitor, hoy existen los brazos porta monitor que, además de permitir el correcto posicionamiento de la pantalla, libera un valioso espacio para otros usuarios en la superficie de trabajo. Asimismo, el accesorio porta laptop permite un uso ergonómico de la computadora, apoyándola en una posición fácil de visualizar.

Colores y materiales

La neurociencia sugiere que los humanos tenemos una preferencia innata por los colores presentes en la naturaleza, que indican la presencia de elementos como agua limpia, tierra, rocas, vegetación, frutas, flores, entre otros. Las oficinas que incorporan colores que se asemejan al entorno natural tienen un impacto positivo sobre el bienestar de los empleados, se perciben como un lugar saludable, donde uno puede sentirse estimulado o relajado. Los verdes oscuros o intermedios reducen el ritmo cardíaco y la presión sanguínea aliviando el estrés. Además, el color rojo puede estimular los procesos cognitivos y la atención, factores necesarios para tareas que requieren un gran esfuerzo y concentración mental. El azul, el amarillo y algunos verdes intermedios pueden ayudar en las tareas que requieren creatividad. Por el contrario, el uso de los blancos y grises tiene un impacto negativo en los niveles de estrés. Por su parte, los materiales juegan un papel preponderante en cuanto a las percepciones sensoriales de los usuarios, además de las características técnicas que cada uno tiene y que influyen en el momento de elegirlos para determinado espacio y función. Inclusive, un mismo material puede generar diversas sensaciones según en dónde sea utilizado. El tacto y la vista identifican y generan respuestas ante cada tipo de material por su textura (si es áspero, suave, liso, uniforme, compacto, mullido, etc) que puede aportar calidez, dureza, ductilidad, confort, frescura, etc. Y también un mismo material puede generar diferentes sensaciones si tiene una terminación opaca o brillante, por ejemplo. Por eso, en función de la imagen que cada marca quiera dar y a la funcionalidad de cada uno de los espacios, hay que pensar muy bien qué material elegir. La madera, por ejemplo, se asocia con la calidez a diferencia de los metales y la piedra.

Claves para una oficina eficiente

Organizar los espacios de acuerdo con las actividades y no con las jerarquías. La ecuación: a mayor jerarquía más espacio privado, generalmente implica una gran cantidad de metros subutilizados, ya que, debido a sus compromisos, los altos ejecutivos suelen ser los que menos tiempo están en sus oficinas. Estos metros, generalmente privilegiados en cuanto a luz natural, vistas y ubicación estratégica, pueden destinarse a espacios colaborativos o puestos operativos con alta tasa de ocupación.

Asumir que todos somos trabajadores móviles. Hoy en día la tecnología nos permite hacer el trabajo individual en cualquier momento y desde cualquier lugar, por lo que la oficina corporativa ha devenido en un espacio de encuentro, trabajo en equipo, y creación de identidad y cultura. Por lo tanto el foco debe ponerse en la creación de áreas comunes y trabajo colaborativo. Hoy en día es habitual encontrar casi el 60% de los puestos de trabajo fijos vacíos mientras que las salas de reuniones permanecen colapsadas.

Crear espacios flexibles y multifuncionales. La posibilidad de que un ambiente pueda brindar distintos usos a lo largo del día es un recurso muy valorado por las organizaciones. Cafeterías que funcionan como salas de capacitación fuera de los horarios de almuerzo, grandes salas de directorio que se subdividen en dos o tres salas de reuniones pequeñas, áreas de living que funcionan como recepción de visitas externas, espacio de reunión informal de equipo y zona de descanso, son algunos de los ejemplos favoritos dentro de esta tendencia.

Adoptar políticas de digitalización, uso de la nube y paperless. En la mayoría de las oficinas, el espacio que se destina al almacenamiento de papel oscila entre un 15% y un 17% de la superficie disponible. La digitalización de documentos, el uso de dispositivos móviles, el almacenamiento en la nube y las políticas de reducción y concientización en el uso del papel, liberarán muchos de los metros cuadrados que hoy se destinan a archivos y bodegas.

Adoptar prácticas sustentables. La compañías ambientalmente responsables no sólo logran reducir sus costos sino que obtienen una mayor satisfacción y orgullo por parte de sus colaboradores y una imagen corporativa muy valorada por la comunidad. Existen variedad de dispositivos de automatización que permiten reducir el uso de energía eléctrica y el agua, generando un ahorro económico del orden del 30%.
Fuente: Contract Wokplaces

Publicado el Deja un comentario

BUENOS AIRES, EL PAISAJE SOBRE LAS NOTAS

Buenos Aires, el paisaje sobre las notas

Empezó el año, nos cuesta despegarnos de las vacaciones, tememos entrar en la cotidianidad del día a día y ya empezamos a mirar promociones para una salida en Julio. Antes de entrar en el frenesí del escape, les proponemos tres días distintos de ésta, nuestra Buenos Aires querida.

TEXTO: Tatiana Goransky        FOTOS: Gentileza fuentes mencionadas

Buenos Aires tiene ese no sé qué o ese qué sé yo. Todos los días se puede jugar a ser turista o, mejor aún, a ser viajero. Entonces, la idea es esta: crear un mini itinerario de tres días y tres noches en donde se mezclen algunas de las mejores cosas que tenemos y así disfrutar de lo propio sin mirar el pasto del vecino. Es que, a veces, el pasto es más verde en nuestra propia ciudad. Cada día va acompañado por una banda sonora. Así que preparen sus auriculares y súbanse a nuestro baturé DELUXE.

Día 1: Domingo

Después de levantarse sin despertador, el domingo se programa a puro jazz. Abran su Spotify, Apple Music, Deezer, The Sixty One, Jango, Noon Pacific, Hype Machine o Cliggo y denle play a John Pizzarelli, Christian Mac Bride, Diana Krall, Charlie Parker, Duke Ellington, Miles Davis, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, John Coltrane, Sonny Rollins, Chet Baker, Coleman Hawkins, Nina Simone, Bill Evans, Sarah Vaughan, Nat King Cole, Gerry Mulligan, Louis Armstrong, Thelonious Monk, Count Basie, Joshua Redman, Brad Mehldau, Maria Schneider, Django Reinhardt, Esperanza Spalding, Bessie Smith, Tony Bennett y Frank Sinatra.

Y, después de tener todo programado, lo mejor será rumbear para La Apasionada, en el barrio cada día más lindo de Florida Mitre. Si están cerca y pueden ir en bicicleta, podrán disfrutar de un idílico paseo bajo las coloridas hojas de otoño. Al llegar encontrarán lugar para estacionar sus bicis y un hermoso espacio con un par de mesas afuera, un salón con iluminación natural y un patio al fondo que recuerda algunos pasajes de Alicia en el país de las Maravillas. La chef, Viviana Salazar, volvió a Buenos Aires en Marzo del 2017, y nos cuenta que llegó con toda la ilusión y una oportunidad: la de comprar La Apasionada, lugar que había sido creado por una de sus mejores amigas. Viviana trabajó en Siracusa, Italia, donde fue Chef de Almyra, un Oyster bar en una de las playas más hermosas de Sicilia. Así fue que al pisar suelo argentino, trajo grandes experiencias culinarias, recetas italianas de antaño y platos únicos y diversos, dándole al local un toque más gourmet y dejando algunos platos que continúan vigentes ya que se han convertido en clásicos. Pero el domingo, de 9.00 a 15.00, es momento de pedir el Brunch La Apasionada: un Mix de verdes con salmón ahumado o langostinos, papas rusticas, tostadas, jamón, queso, mermelada, queso crema, huevo revueltos, un cuadrado de torta casera, café con leche y jugo o un aperitivo. Suele haber una feria de arte y el siempre vigente espacio de lectura, títulos para que los habitués puedan sentarse a leer aprovechando el patio escondido y silencioso.

Después de la comida se recomienda siesta. Una parada, un descanso antes de migrar para San Telmo. Nuestro próximo destino recomendado es el Bebop Club. Hermoso antro jazzero con características vintage, casa habitual de algunos de los mejores músicos argentinos y extranjeros. Al principio, asomaba como un lugar exclusivo, de género; pero su programador, Gabriel Cygielnik, nos sorprendió ampliando la agenda. Al final, dice Cygielnik: “Hoy Bebop, más que un club de jazz, es un club de música.”

Este hermoso lugar, de detalles cuidados y aire neoyorquino, acaba de cumplir cuatro años y ostenta un promedio de cuarenta y cinco shows mensuales. La idea, dice Gabriel, es que los no especializados también disfruten de la música en un lugar agradable, con cocina de calidad, buenos tragos, buena barra. Y desde esa mirada está pensada también la programación que sigue buscando la raíz negra de la música. Puede ser jazz, pero también puede ser blues, funk, soul o candombe rioplatense. “Tratamos de no irnos tan lejos para cuidar la propuesta”, explica.

En Bebop hay shows a la tarde, noche y trasnoche. Sólo hace falta mirar la grilla y elegir por gusto. Un concepto que no existía en Argentina y fue importado desde la Gran Manzana.

Día 2: Martes

El martes es un día tanguero. Armá una linda playlist mezclando Troilo, Fresedo, Caló, Pugliese, Varela, Merello, Di Sarli, Gardel, Piazzolla, D´Arienzo, Canaro, Goyeneche, Podestá, De Angelis, Marino, Biagi, Floreal Ruiz, Salamanca, Ada Falcón y Nelly Omar.

La primera parada es la búsqueda del Santo Grial de la pastelería: la medialuna perfecta. Para eso hay que ir hasta la Av. Maipú al 700, cuadra que alberga una de las mejores confiterías de Buenos Aires, La Vicente López, que ya cumplió más de cien años y convoca tanto a gente de Zona Norte como de capital. Pero no se vuelvan locos que todo es rico. Ante la duda o el mareo, pidan media docena de medialunas y bajen caminando al río. Ahí pueden aprovechar para desayunar y caminar. Crucen a la ciudad de los niños y aprovechen para hacer el paseo completo, ver los pescadores, tomar aire y sacarse de encima un poco de la ciudad porque lo que viene después es internarse en el corazón malevo y aprovechar una tarde/noche milonguera.

A las 19:30, en la Catedral, uno de los espacios más cinematográficos de Buenos Aires, podrán tomar una clase de tango. Describir La Catedral no vale la pena, es cómo la “curva de los suspiros” antes del Glaciar Perito Moreno: aunque te la expliquen, nada te prepara. Pero los martes, ahí mismo, funciona La María, una práctica tanguera que se celebra hace casi diez años y en dónde se destaca la calidez de los participantes y de su organizadora, Majo Marini. Después, se pueden quedar a bailar por unas horas, hasta que den las 23.15 y el zapato se caiga para correr hacia otra milonga: el Parakultural, en el famoso Salón Canning.

Los martes en Canning son como vivir tres noches en una. No bien se abre la puerta uno distingue al grupo de milongueros que recién termina de tomar una clase avanzada o con Julio Balmaceda o con Corina De la Rosa. Dos de los bailarines más importantes del tango actual. Desde las 23 hasta la 1, se puede disfrutar de la pista, ya sea mirando o bailando. En la barra salen empanadas, mini pizzas, vinos, espumantes, cervezas y whisky. Luego, arranca la orquesta de turno. Orquesta que siempre es de primera línea y muchas veces acompaña exhibiciones de bailarines de tango escenario o tango salón. Después, desde las 3 y hasta las 5, la puerta se libera y terminan de llegar los habitués incansables del resto de las milongas. Las luces bajan y Canning se convierte en una de las mejores pistas de baile de toda la Argentina. Omar Viola organiza esta milonga que ya es un clásico porteño, y acaba de ganar el premio a la mejor de todas.

Día 3: Viernes

El viernes se escucha pura música brasileña. Denle play a Gal Costa, Caetano Veloso, Gilberto Gil, Jao Gilberto, Djavan, Jobim, Seu George, Céu, Mart´nália, Ed Motta, Marisa Monte, Moska, María Bethania, Adriana Calcagnotto, Rita Lee, María Creuza, Tim Maya, Toquiño o Elis Regina.

La idea es ir a Palermo para visitar una de las librerías más lindas que supimos conseguir. Eterna Cadencia no sólo es conocida por ser punto de reunión de grandes escritores argentinos y extranjeros, también es en sí misma una casa editorial, tiene un bar y una terraza para tomar café, tragos y charlar. Tiene uno de los blogs más interesantes de todo el país y hay libreros de los que saben. Una vez allí, después de recorrer las instalaciones y asegurarse de pasar un rato leyendo algo en los sillones del fondo del patio, dense el gusto de comprar algunos libros.

Una lista interesante podría incluir “El sentido de un final” de Julian Barnes; “Zama” de Di Benedetto, que pueden acompañar después con la película de Lucrecia Martel; “Las replicantes” de Cristina Peri Rossi (poeta uruguaya que además de ser una de las mejores poetas vivas fue la musa, tal vez involuntaria, de Cortázar); “Desgracia” de Coetzee, premio nobel y escritor imperdible; “Escapada” de Alice Munro, que contiene los cuentos en los que se inspiró Almodóvar para su película “Julieta”; y una de las novedades del mes de la editorial Eterna Cadencia: “Barthes por Barthes”, traducido por Alan Pauls.

A partir de las 18 ya pueden acercarse hasta el Club Lucero. Un viejo club de bochas que cerró sus puertas hace quince años y que hoy recupera algo de esa sensación de pertenencia propia del club: un espacio en donde la gente se siente cómoda, un poco de la energía del viejo Almagro en este nuevo Palermo. Pero también un aire de trópicos, la ligereza de estar de viaje, el alivio hipnótico que genera ver mil y una enredaderas colgantes. Porque el Lucero es un inmenso patio con un piso de damero que esconde uno de los jardines más hermoso del barrio. Un jardín que mientras estuvo abandonado creció salvaje. La enamorada del muro está tan crecida que tiene un fruto parecido al higo y la ampelopsis gobierna toda la estructura. A eso hay que sumarle las plantas tropicales: aralias, helechos, monsteras, raphis, arecaceas, acanthus.

La gente que creó este bar con tragos de autor, picadas traídas de la provincia del país y hasta comida vegana para maridar con cervezas artesanales, es gente de cine. Un grupo que sabe lo que es trabajar jornadas largas y entiende lo que es montar un set. Noche tras noche, construyen una narración nueva a partir de la gente que va llegando. Cuidan de sus comensales como lo harían de sus actores, los proveen de motivaciones para quedarse en ese espacio tan especial. Luz, guionista, y Agustina, directora de fotografía, son las dueñas. Y cuentan el inicio con sus propias palabras. “Tomamos el bar como si estuviéramos trabajando en una película independiente: de lo ideal a lo real. Fuimos trabajando con el límite del espacio y lo que el espacio nos proponía. En Japón, antes de armar una plaza pública, primero dejan el espacio baldío para ver cómo la gente se comporta, qué espacios eligen para sentarse, cuáles para pasear o hacer deportes, y van modificando el diseño según estas observaciones. Durante los primeros meses no paramos de observar y mover muebles y plantas de acá para allá, viendo cómo la gente se sentía mejor, y para que ningún espacio quedara sin uso. Otra decisión clave fue no atiborrar el patio de mesas grandes: pensamos el patio como un gran paisaje, algo que contuviera también el vacío y pudiera alojarlo, sin ansiedad. Como mirar el mar.”

Así que el viernes a la tarde-noche, en esta tercera y última aventura porteña, nada mejor que dejarse acunar en este oasis verde, moviendo los pies al ritmo del DJ de turno (todos los viernes toca un dj de relevancia en la arena local, ciclo curado por el rapero Undermc), tomarse un Fresco (ese fue nuestro trago favorito), dejarse caer en una de las sillas de mimbre, y así terminar la semana, en una extraña versión del hotel Nacional de La Habana iluminado tan sólo por una extensión de tubos verticales, en sintonía con la caída en lluvia de las enredaderas. Allí, hasta las 4, rodeados por gente con ánimo festivo que, a veces y de sorpresa, se pone a proyectar imágenes en las paredes. Es que todo es posible cuando la imaginación es el único límite.

Direcciones

La Apasionada Restorán /Almacén. Ayacucho 1383, Florida. laapasionada.com.ar

Bebop Club. Moreno 365. San Telmo. Caba. 4331-3409 / 4343-0823 / 4334-2380. info@bebopclub.com.arbebopclub.com.ar

La Vicente López. Av. Maipú 707, Vicente López. 4791-7332. info@lavicentelopez.com.ar

La Catedral. Sarmiento 4006, Caba. 15-5325-1630. 11-5925-2150

El parakultural. Av. Scalabrini Ortiz 1331, Palermo. 4833-3224. 15-5738-3850

Eterna Cadencia. Honduras 5574, Palermo. 011 4774-4100. Lunes a viernes de 9.30 a 21.00. Sábados de 11.30 a 20.00. Domingo cerrado.

Club Lucero. Tipo de cocina: Bar. Nicaragua 6048, Palermo. 15-5177-4558

Publicado el Deja un comentario

VIVIR MEJOR, EL DESAFÍO PARA 2018

Vivir mejor, el desafío para 2018

Comienza un nuevo año y se renuevan los objetivos: evitar excesos, cuidarse más, comer mejor. Hoy, la búsqueda pasa por una alimentación más consciente y la adopción de hábitos saludables. En esta nota compartimos algunos consejos para una transición amigable hacia una vida más sana.

Texto: Karina Pontoriero

Sólo tenemos un cuerpo para toda la vida. ¿Y si mejor lo cuidamos? La comida chatarra, el sedentarismo o el estrés no son los mejores aliados y en los últimos años se han ganado una merecida mala fama. “Cada vez más gente se da cuenta de que hay que volver a la esencia, a vivir en armonía con las personas y con nuestra tierra. Algunos empiezan por el cambio de hábitos en la alimentación”, sostuvo Angie Ferrazzini, alma mater de Sabe la tierra, una Asociación Civil sin fines de lucro que se propone difundir el paradigma de la sustentabilidad a través del Consumo Responsable y el Comercio Justo.

Tomar conciencia de la importancia de alimentarse saludablemente es clave. “La buena comida es indispensable para que estemos sanos”, explicó la ingeniera Janine Schonwald, del área de Comunicación y Capacitación del Centro de Investigación para la Agricultura Familiar dependiente del INTA. “Alimentarnos bien es consumir diversidad de alimentos y en cantidades adecuadas, para asegurarnos la incorporación y el aprovechamiento de sustancias nutritivas”, agregó.

Cuando el cuerpo está acostumbrado a comer fritos, gaseosas o alimentos muy procesados, la transición hacia una alimentación saludable puede ser frustrante y hasta abrumadora. “Yo siempre aconsejo que empiecen a incorporar pequeños hábitos, paulatinamente. Si consumís café con mucha azúcar, te sugiero que le pongas una cucharadita menos o cambies por azúcar rubia. Con el tiempo vas a ver que, cuando incorporás una alimentación más saludable, te sentís mejor y el cuerpo te pide comer más cosas sanas”, aseguró Romina Polnoroff, mamá de tres niños y autora de Mamá Sana, un blog que comparte recetas saludables pensadas especialmente para que los más chicos adopten conductas saludables.

Para Romina, hay seis ingredientes aliados que nunca pueden faltar: huevos orgánicos, harinas integrales, azúcar integral o stevia; especias, muchas frutas y verduras. “Con eso yo me hago una fiesta. Puedo cocinar cualquier cosa, desde buñuelos, tartas, tortas, cupcakes o ensaladas, todo con mucha variedad. Yo siempre comí muy sano y apenas pude empecé a darles verduras crudas a los chicos, se dio naturalmente. En casa jamás pedimos pizza; para mí es más fácil hacer algo con lo que tengo, que llamar al delivery y pensar qué voy a pedir, porque no conozco su cocina”, comentó.

Ya lo dijo Drew Ramsey, autor del libro La dieta de la felicidad y profesor de la Universidad de Columbia: los alimentos altamente procesados, con mucha azúcar, producen obesidad y depresión. Según este docente de la capital norteamericana, debemos evitar comer todo lo que esté empaquetado. Mejor, orgánico.

“Los alimentos orgánicos o agroecológicos se producen con técnicas amigables con el medio ambiente, como el uso de abonos naturales, el control biológico y las rotaciones de cultivo”, explicó Schonwald. Se sabe: los productos con agroquímicos deterioran nuestra salud. Hoy hay decenas de espacios que nos permiten acceder a este tipo de productos. Las ferias de Sabe la tierra, por ejemplo, y muchos emprendimientos accesibles a través de Internet, como El click orgánico o Mood for Food, acortan la cadena de comercialización, lo que permite el consumo de productos frescos y sanos.

Claro que para elegir frutas y verduras orgánicas; comprar ingredientes que no están en las góndolas de cualquier súper, encontrar las recetas y cocinar, se necesita tiempo.

Polnoroff, quien tiene como frase de cabecera “comer sano es fácil, solo es cuestión de organizarse”, también manifestó: “el tiempo te lo hacés: un domingo al mes, cocinás, separás en porciones y guardás en el freezer, así de simple”.

3 cuentas para seguir en instagram y aprender recetas ricas y saludables

@Come.consciente: Manuela Lorenzo estudia nutrición. Sus hits son las recetas dulces saludables, como la Chocotorta sin harinas ni azúcar.
@Integralnutricion: La Lic. María Laura Romano ayuda a elegir opciones saludables y brinda mucha información sobre recetas y
productos.
@Jessinutriok: Jessica Leiva es Nutricionista. Comparte ideas simples para una vida saludable, con muchos datos sobre los ingredientes de cada plato.

Meditar para tener una vida mejor

A fines de noviembre, más de 20 mil personas se reunieron al costado del río, en Vicente López, para meditar. El evento formó parte de “América Medita” y se desarrolló en simultáneo en 140 ciudades de todo el continente. En aquella oportunidad, Beatriz Goyoaga, fundadora de la ONG El Arte de Vivir en la Argentina, aseguró que “quienes meditan, emiten iones positivos que quedan por un largo tiempo en la atmósfera y tanto el positivismo como la limpieza mental, se contagian”. Es por eso que las meditaciones masivas impactan positivamente en la sociedad.

Además de aumentar las emociones positivas, meditar disminuye la ansiedad y la depresión; mejora el sistema inmunológico, aumenta la concentración, mejora la memoria y la creatividad, entre otros
beneficios.

Según Emma Seppälä, directora del Proyecto de Inteligencia Emocional del Colegio de Yale y del Programa de Liderazgo de Mujeres en la Escuela de Administración de Yale, además de autora de innumerables investigaciones sobre el yoga, la respiración y la inteligencia emocional, hay varios mitos alrededor de la meditación y los enumera en su blog “La ciencia de la felicidad”:
• No es cierto que meditar es dejar la mente en blanco. Al comenzar, sucede más bien todo lo contrario.
• Para meditar no es necesario estar en posición de loto; podemos estar sentados en el sofá.
• No siempre se deben cantar mantras. Hay muchas otras formas de acercarse a la meditación.
• La meditación va más allá de las religiones y las culturas.

Para algunos, la sola idea de meditar genera ansiedad. No pueden quedarse quietos ni concentrarse, solo escuchan ruidos externos o su propio caos interno. “No tengo tiempo”, “no es para mí”. Todas excusas. Si tenés tiempo para leer esta nota hasta el final, es porque tenés unos minutos para meditar, nos diría Seppälä. “Pensá en todos esos minutos que dedicás a navegar por Internet o a mirar la TV; sin dudas, también podrás encontrar 20 minutos para que tu vida sea mejor”.

Darle cosas buenas al cuerpo. Ayudar a la mente. Se trata de vivir de la mejor manera posible. Al fin y al cabo, solo tenemos una vida.

 

Direccionario

Mamasanablog

Web: Mamasana.com.ar

Facebook: MamaSanaBlog

Instagram: MamaSanaBlog

Romina Polnoroff también dicta cursos de cocina saludable. La agenda está en su web.

Sabe la Tierra

Web: sabelatierra.com
Faceboo: sabelatierra

Mercados en Vicente López, Tigre, San Fernando, Pilar y Balvanera.

 

 

Publicado el Deja un comentario

NUEVAS MANERAS DE HABITAR

Casa FOA: Nuevas maneras de habitar

La muestra nos trae, como todos los años, las últimas tendencias en decoración, arquitectura y diseño de espacios verdes. DELUXE MAGAZINE les presenta sus elegidos y los invita a recorrerlos junto a nosotros.

Texto: Mariana Soulages     Fotos: Espacios de diseño

Las nuevas formas de habitar, trabajar y disfrutar de la vivienda son los puntos de partida de la edición de Casa Foa que este año abrió sus puertas el 15 de septiembre y que permanecerá hasta el 16 de octubre en el barrio porteño de Las Cañitas. La tradicional exposición que reúne a profesionales del diseño interior, el paisajismo y la arquitectura -organizada por la Fundación Oftalmológica Argentina- presenta esta vez ambientes pensados para distintas generaciones: millennials, jóvenes de mediana edad y adultos mayores. Gran parte de los proyectos apuntan a la multifuncionalidad y a los espacios integrados, con una fuerte impronta de la tecnología y el arte en sus distintas formas: instalaciones, escultura, fotografía, pintura.

En cuanto al uso de materiales, este año se presentó muy variado: madera, melamina, metal, vidrio, mármoles y textiles. Además, se destacan algunas técnicas artesanales y aplicaciones de producto novedosas, como también el toque sustentable.

La sede de este año, a diferencia de las anteriores, es un edificio de viviendas con una construcción de la década de 1950 ubicado sobre la avenida Luis María Campos 1336. El edificio cuenta con 4.000 metros cuadrados donde se distribuyen las áreas de interiorismo (1.750 metros cuadrados) y paisajismo (2.250 metros cuadrados). Las cinco plantas de más de 350 m² fueron divididas funcionalmente, piso por piso, y la amplitud de los espacios junto con su luz natural permite al visitante realizar el recorrido como si se estuviera en viviendas reales. La increíble fachada verde diseñada por el paisajista Lucas Alberó anuncia la llegada a la muestra. Una vez ingresado el portón, se recorre parte del jardín y patio anterior hasta toparse con el edificio decorado por el mural “Cíclope”‚ que diseñaron los artistas Julián María Pilar Tolosa y Facundo Razquin. Se trata de un trabajo con colores neutros sumados al amarillo, jugando con figuras geométricas y unas enormes flores, que se destaca por su simpleza e impacto visual.

Espacio nº 11

MercadoLibre desembarca en Casa Foa acompañando el proyecto de la diseñadora de interiores Malena Perkins y el arquitecto Tomás Magrane, que consiste en un loft para una pareja de millennials ligados al mundo del diseño. Como marcan las características de esta generación, son usuarios con un comportamiento multitasking, hiperconectados, autosuficientes, sensibles, exigentes y volátiles.

La premisa fue armar el espacio con productos y muebles que pertenecen a las tiendas oficiales de este sitio de venta on line. En los espacios integrados de dormitorio, living, cocina y lugar de trabajo se logró distinguir cada área dejando claro su uso utilizando como hilo conductor un mueble integrador que recorre todo el espacio. Este nexo funcional alberga las distintas funciones que una casa exige: una gran biblioteca que funciona como espacio de guardado de cocina, como también de área de trabajo, vestidor y separador. Los materiales utilizados fueron: hierro, madera, vidrio, gres, lino, plantas, cerámica, granito, barro y lana. Todos materiales nobles. “Usamos el hierro frío y crudo para generar el mueble que recorre todo el espacio y un revestimiento texturado más rústico aún”, explicaron los creadores del espacio. La calidez está dada mediante el uso de madera en el piso, techo y algunas paredes. Respecto de la iluminación, se trabajó con artefactos embutidos marcando la circulación y se buscó bajar la escala del espacio con lámparas que cuelgan desde el cielorraso a distintas alturas.

Espacio nº16

“MONO” fue el elegido como ganador de la beca FOA de este año cuyo tema disparador era un espacio multifunción para un millenial. Las ganadoras del concurso (Laura Libenson, Carolina Nila Maciel y María Florencia López) plantearon el diseño partiendo de su propia experiencia: “Lo primero que nos preguntamos al ver las bases del concurso fue cómo vivimos y qué nos gustaría mejorar. Somos Millenials, FreeLancers y trabajamos donde vivimos, por lo cual este espacio lo diseñamos como si fuera para nosotras: amplio, flexible e integrado, pero sin perder privacidad para situaciones de la vida que así lo requieran”. Con el fin de cumplir este objetivo, se derribaron paredes existentes para unificar tres ambientes y proponer un único espacio desarticulado con múltiples e inconexas situaciones.

Un sistema de paneles de policarbonato alveolar translúcido que corren por una estructura metálica es el encargado de unificar y vincular entre sí las diferencias espaciales del local tras la demolición y sirve, a su vez, para dar privacidad a determinadas funciones.

La paleta de colores combina diferentes tonos y texturas de grises, y como acento usaron el color mostaza en algunos elementos más amigables y descontracturantes.

“Para la arquitectura del futuro vemos a la tecnología como un aliado necesario, revolucionario y cambiante. Su aparición en nuevos elementos condiciona al espacio de maneras diferentes y lo hace más flexible. Nos imaginamos a las próximas generaciones resolviendo funciones con vidrios, equipamientos móviles y transformables, paredes con colores atenuables; en fin, espacios sensibles a modificarse según nuestra voluntad”, sostuvieron.

Espacio nº 19

Hoffice, es la propuesta creada por los arquitectos María Ponce Quintero, Marcela Rodríguez y Lorena Spínola, que se presenta como “la evolución del Home Office”. El planteo de estos profesionales se sobre los desafíos e inconvenientes que tiene que enfrentar la persona que trabaja en su casa. “No mantenemos conversaciones con otros o no intercambiamos una experiencia personal o una opinión profesional, que son cuestiones básicas para el crecimiento y desarrollo. Es entonces que nos preguntamos, ¿cómo podemos hacer que el Home Office sea una alternativa de interacción?”, explicaron.

El Hoffice, entonces, se trata de trabajar en casa pero con otros. Pueden ser amigos o bien desconocidos que comparten un espacio, aun cuando no se compartan las disciplinas, y crear un escenario estimulante y esencialmente dinámico que permita desarrollar las múltiples actividades que necesitan realizar sus usuarios. Para ello se proyectan dos zonas bien definidas: una de estudio y trabajo y otra más desestructurada y relajada.

La gran vedette de este espacio es una gran biblioteca que ocupa todo el muro frontal.

El volumen superior consta de tres nichos con estantes de chapa de distintas medidas. En el central se ubica un plasma de 50 pulgadas. Debajo hay tres nichos en cuya parte interna hay una tira de conectores eléctricos y cuyos fondos están revestidos en chapa laqueada que los convierte en una pizarra magnética. Para lograr la flexibilidad y el dinamismo que exige este tipo de espacio, a lo largo de la biblioteca se colocaron rieles ocultos con rodamientos para poder deslizar por delante de ella otros cuatro módulos individuales. Entre esta parte y el volumen inferior -que tiene tres puertas corredizas- hay una ranura en la que pueden encastrarse hasta cuatro escritorios corredizos con ruedas.

Para la zona de relax y esparcimiento, se diseñó una tarima en dos niveles que permite varios usos: sentarse a mirar algún video, trabajar con un ordenador portátil, leer, conversar e incluso dormir. La misma cuenta con enchufes y puertos USB, plumones y almohadones. También se diseñó una columna de lockers con puertas de chapa y cerraduras electrónicas Dialock de Häfele (muy cancheras y modernas).

A su vez, se diseñaron unas bandejas contenedoras personales que se encastran como un cajón en el escritorio cuando comienza el trabajo y pueden guardarse en los lockers una vez finalizada la jornada.

Por otro lado, hay una zona de kitchenette que se puede cerrar con puertas corredizas.

Espacio nº 25

Con sofisticación, una agradable mezcla de texturas, la presencia de objetos únicos y un buen manejo de la iluminación, la arquitecta Viviana Melamed diseñó esta Suite Contemporánea que fue multipremiada en la muestra de este año.

El espacio fue trabajado desde el acceso, como una introducción dramática al dormitorio, mediante un revestimiento en paredes y cielorraso jugando con volúmenes que entran y salen, cuyo efecto es reproducido por un gran espejo en la pared opuesta. Este pasillo se interpone entre ambos compartimentos del baño, donde en algunas paredes se realizó una técnica artesanal de stucco que genera un patrón con mayor y menor relieve según la zona. Una gran mesada con bacha cavada de mármol calacatta –material que se continúa en pared y piso- se superpone con dos bloques de cajones desfasados en melamina de motivo ramio sepia de Masisa.

En el área principal hay una gran biblioteca realizada en melamina santorini de Masisa que envuelve gran parte del espacio, enmarcando algunas ventanas y organizando las funciones. También es la encargada de generar un efecto escenográfico con el manejo de la iluminación propuesto a través de ella porque allí se alojan tres tipos de luminarias: puntuales de led embutidas, en tiras de led lineales, decorativas de acento. La paleta de colores va del gris desaturado en el piso de madera con diseño, el natural de la melamina, las telas grises, naturales, visones y celestes que se combinan en diferentes tejidos.

Espacio nº 26

Claudia Camisar Alterman y Adriana Teplixke presentan “Un Cuarto para Zowi”, con colores cálidos y femeninos y una estructura que remite a la casita de muñecas. Maderas claras, combinación de textiles y lámparas colgantes de hierro de distintos tamaños y alturas colaboran a crear este espacio de ensueño. La cama es el eje central que divide el vestidor abierto y la zona de trabajo y esparcimiento, ambos generados con maderas claras, que también reviste las paredes laterales. Además, en la cabecera de la cama hay un mural trabajado con flores de papel.

Espacio nº 28

Este colorido “Cuarto de Juegos” es la gloria misma para los fanáticos de la saga Star Wars. Aquí María Anzoategui y Cecilia Bravo intentan reunir a las diferentes generaciones de la familia a través de juegos y juguetes “tech free”. Para ello, integró el espacio con detalles que recuerdan a la infancia. Con guiños al pasado y con detalles que con un toque de humor se convierten en divertidos objetos decorativos, como la serie de máscaras de las míticas películas de George Lucas que se aprecia en la biblioteca.

Una pista de autos recorre el piso como una invitación a sentarse en la alfombra y dejarse llevar.

También hay una fuerte presencia de arte, donde se destaca la impactante obra de Kasuya Sakai, con elementos de bandas y campos de color alusivos a la música, y el empapelado con un diseño clásico de los años 60 de David Hicks.

Espacio nº 29

En este baño creado por Melisa Herc y Carolina Feller, las diferentes funciones y necesidades: colgado, apoyo, guardado e iluminación se desarrollan a través de una única estructura liviana de caño, superpuesta al revestimiento de las paredes y el cielorraso, envolviendo el espacio. Contiene en su conjunto los accesorios de baño, barrales, bandejas de apoyo y diferentes climas de luz, que cambian automáticamente de manera suave y lenta.

En la vista principal la estructura incluye al espejo que se ilumina por detrás y enmarca la mesada con su bacha, que se toma del fondo y engama su color con el porcelanato que reviste las paredes.

La simpleza y sofisticación de este ambiente transmiten la idea de relax necesaria.

Espacio nº 31

A partir de una planta de 28 metros cuadrados se distribuyeron dos áreas claramente diferenciadas por sus funciones, pero a la vez unificadas por su diseño y materialidad para crear esta “Cocina- comedor diario para un matrimonio joven con dos hijos” , ideada por las arquitectas Diana y Eliana Gradel.

La caja se trabajó con tonalidades dentro del crudo, visón, grises y detalles de colores en objetos y tapicería. Entre los materiales elegidos están el porcellanato para los pisos en placas de gran tamaño (0.60x 1.20 cm.), el Dekton para mesadas, el metacrilato como acabado de muebles, la melamina y la pintura para las paredes, y la Piedra Fina, que es un revestimiento de tres milímetros de espesor de piedra natural extraído de canteras de la India y aplicado sobre base de resina. En esta mezcla, las diferentes texturas, opacos y brillantes armonizan entre sí con las tonalidades cálidas, logrando un ambiente joven y funcional.

En el comedor diario, una estantería de acero gris oscuro con estantes en chapa perforada se transforma -por el tratamiento lumínico desde el techo- en un “objeto de iluminación” que filtra la luz en forma sutil. La mesa de comedor diario, resuelta en madera clara y con patas de acero, se proyecta en forma longitudinal haciendo tope en un espejo que genera sensación de infinito.

En la cocina, un importante “mesón isla” organiza el espacio y contiene varias funciones donde una barra en madera clara da continuidad a la mesa de comedor diario, de ese mismo material.

“Consideramos que la tendencia tiene que ver con resolver los espacios muy puros, lineales, con materiales que simplifiquen el mantenimiento, que sean funcionales a la vida cotidiana. La iluminación creando climas y con mayor presencia en sectores de trabajo. Además, los colores oscuros, como los marrones agrisados, corrieron de lugar a las cocinas blancas”, sintetizó Diana.

Espacio nº 33

Vanesa Silvestroff ideó como usuario de este Baño Público by Roca a una pareja joven, sin hijos, con un ritmo de trabajo veloz, con la importancia de actividades recreativas y eventos sociales. Su inspiración partió de los pisos dameros de una de las cocinas existentes en la casa de Luis María Campos antes de reformarse para la muestra. “Me apoyé sobre esta base firme de recorrido y tonos para lograr un ambiente que reinterpreta lo existente de manera moderna y que adquiera un vocabulario con personalidad, simple y sofisticado”, explicó Silvestroff. “Representé estos factores en las cintas que invitan al público a adentrarse a un ambiente oculto. La cinta define el recorrido del proyecto y produce la desmaterialización en algunos sectores de las dimensiones del espacio”, agregó.

Entrando al sector bachas, las cintas envuelven los cuatro lados del recinto (piso, pared, cielorraso y nuevamente pared) creando una caja individual dentro de la caja azul profundo. El espejo se desprende de su mera función de reflejar y se incorpora en este juego lineal transformándose en un revestimiento.

La iluminación del ambiente, mediante un sistema Lutron provisto por el Grupo Vonderk, detecta nuestro paso intensificándose al entrar y atenuándose cuando nos retiramos. Los embutidos en el cielorraso permiten que la atenuación sea particularmente cálida.

Frente a los espejos, lámparas colgantes aparecen reproduciendo parte del círculo del espejo, reforzando su volumetría y generando un impacto visual muy estimulante y dinámico.

Espacio nº 40

“What’s cooking?” se llama esta cocina Balunek con comedor integrado cuyo diseño y ejecución estuvo a cargo de la arquitecta Maria Beatriz González Zuelgaray. El nombre es un juego de palabras entre dos ideas: “¿qué se está cocinando?” y “¿qué se está tramando?”. Este espacio fue pensado como un lugar donde se pueden desarrollar varias escenas de la vida cotidiana tomándolo como un punto de reunión familiar.

“El material predominante será el Dekton en mesada, tapas de muebles y en el piso donde se trabajó con placas de 8 milímetros de espesor conformando una trama con rayas de distintas orientaciones”, explicó González Zuelgaray. Las paredes son revestidas en vidrio pintado blanco y en melamina color concreto –la misma que se utiliza en los amoblamientos-, de las que colgarán dos obras de la artista plástica Ángeles Gollán realizadas con la técnica de tinta de colores sobre papel. En un ambiente totalmente neutro en cuanto a colores, la calidez la aportan las sillas de ratán, los almohadones de rafia y la iluminación que combina embutidos de LED con lámparas colgantes sobre la mesa principal que, a su vez, puede ser una extensión de la mesada.

“Los espacios integrados hoy son una tendencia en lo que respecta a diseño interior sin distinción de edad de los habitantes de la casa porque es un esquema que hoy quieren todos”, manifestó la arquitecta, quien agregó que “también hay una elección de materiales que sean prácticos, durables y atractivos, sobre todo en lo que respecta a las cocinas”.

Publicado el Deja un comentario

DUELO DE ESTILOS

Duelo de estilos

Canchero, moderno, fresco o clásico. ¿Con cuál estilo te identificás? En este número DELUXE Magazine te propone conocer de qué va cada uno de ellos para que a la hora de ambientar tu living puedas elegir con cuál quedarte. Difícil tarea.

Texto: Mariana Soulages     Fotos: Espacios de diseño

Living canchero

Este estilo es el más atrevido y ecléctico porque conjuga diferentes colores, estampados, materiales, estilos y texturas. El desafio está en poder lograr un producto final que resulte armonioso a la vista. La clave es buscar un hilo conductor que le dé coherencia a la mezcla para que no termine siendo una superposición forzada de elementos; respetar una paleta de color, por ejemplo, puede ser una buena herramienta.

El humor y el efecto sorpresa suelen estar presentes de la mano de muebles y objetos que llamen la atención. Una de las premisas es la reutilización de piezas antiguas con un rotundo lavado de cara y, por supuesto, la inclusión de color. Para ello, se pintan, patinan o laquean maderas, o se cambian tapizados en búsqueda de darles una nueva personalidad.

El mueble de roble de la abuela puede quedar divino pintado de rojo o amarillo y el sillón Luis XV tan señorial se ve totalmente descontracturado con un refresh que incluye una tela estampada y colorida o quizás de una arpillera color fucsia. Prohibido no intentar.

En lo que respecta a la temporalidad del mobiliario -si bien no es una condición indispensable- se suelen mezclar elementos de distintas décadas. Esto está permitido siempre y cuando se haga con gracia y se siga una línea temática.

Living fresco

Los materiales nobles son las vedettes de este estilo: linos sin teñir, metales, maderas claras, metales, cañas, telas de tramas livianas, colores suaves o en tonos lavados y el usa de fibras vegetales como la arpillera, el mimbre, el ratán, entre otras.

Prevalecen los textiles de la mano de las mantas, alfombras, almohadones y fundas. Para el mobiliario –que suele ser bastante despojado- se eligen las líneas simples, pero destacan las texturas. Nada de brillos ni de estridencias.

Los toques de color y la elección de objetos decorativos son muy puntuales para no romper con la armonía del ambiente.

Las líneas son simples, la caja del espacio es neutra y la iluminación natural es fundamental para transmitir frescura.

Por eso, las cortinas suelen ser etéreas para que se filtre más fácil la luz desde afuera: las gasas, las bambulas, los linos y los algodones de trama abierta son ideales.

Es fundamental que el resultado final sea cálido y acogedor, porque fresco no es sinónimo de frío.

El recurso utilizado es la superposición de capas: tapetes, pufs, almohadones de diferentes tamaños y tejidos que invitan a zambullirse para un momento de relax. Este tipo de decoración emula las casas de playa al mejor estilo costa mediterránea.

Living clásico

Para los que son cultores la sobriedad y la elegancia, el estilo clásico es el indicado. Con una apuesta segura a modelos de muebles históricamente memorables, líneas más robustas y telas con cuerpo, este tipo de ambientes suelen mantener la simetría y el orden como premisa de la disposición del espacio.

El capitoné en los tapizados es un musty se opta por el cuero y los géneros con más cuerpo: terciopelos, cueros, cheniles, panas, telas de jacquard, gamuzados, gobelinos, rafias. Las maderas macizas como el roble, el nogal y el cerezo cobran protagonismo con sus lustres originales generalmente de colores oscuros a intermedios. El arte y las piezas de colección suelen ser complementos importantes de la decoración y se les da un lugar de privilegio. Inclusive, puede ser que la decoración esté pensada solamente como un marco para el arte presente en la sala y no que este tenga una función meramente decorativa como en otros casos.

Los colores son por lo general apagados y discretos para compensar la pesadez visual que puede llegar a causar el volumen de las piezas de mobiliario que, además de ser robustas, incorporan molduras, cornisas, zócalos, herrajes importantes, taraceados y tallados.

Living moderno

Líneas simples y geometrías puras, colores neutros que pueden incluir uno o dos tonos puros (naranjas, amarillos, rojos, azules) como contrapunto y muebles icónicos del diseño contemporáneo (como los clásicos de Eero Saarinen, Le Corbusier y Marcel Breuer), son algunos de los ingredientes esenciales de este estilo.

Los cultores del diseño moderno suelen apostar por utilizar materias primas como: los laminados, el vidrio, el metal, el cuero, la fibra de vidrio, como también otro tipo de materiales artificiales. El mobiliario también puede convertirse en una pieza de arte en sí misma si el dueño de casa se decanta por algún modelo más vanguardista. La iluminación suele trabajarse de manera escenográfica y con la combinación de muchos tipos de artefactos. Las transparencias y los rebotes de la luz, sobre todo en
los materiales brillosos, suman su aporte a los efectos lumínicos.

En general, se prescinde de los herrajes o se los incorpora al mueble de manera tal que no cobren mayor pregnancia o, por el contrario, se exageran las proporciones a fin de que llamen la atención.

La tecnología es una gran protagonista de estos espacios en los que muchas veces se incorporan sistemas de audio y video, lámparas dimerizables, cortinas automatizadas y algunos otros chiches.

El espacio negativo está permitido: es totalmente válido dejar paredes en blanco, entre otros recursos. Porque en este caso “menos es más” y cada elemento está pensado para cumplir una función o si es posible, varias.

Entre las variantes de este estilo encontramos el minimalismo, el industrial y el high tech.

Publicado el Deja un comentario

CAMBIO DE ERA: DE LOS SMARTHPHONES A LA SMARTLIFE

Cambio de era: de los smartphones a la smartlife

La tecnología le está ganando al futuro y se metió en la casa. Hoy, los electrodomésticos y los muebles también cumplen funciones que para los humanos pueden ser tediosas. Cómo se crea una casa inteligente y en qué puede ayudarnos.

Texto: Karina Pontoriero

No hay despertador. Las persianas comienzan a levantarse lentamente para dejar entrar la luz. Desde la cocina llegan aromas a café recién hecho y a pan tostado, pero no hay nadie más en la casa. Los electrodomésticos funcionan sin la intervención del hombre. No es Odisea 2001 ni Back to the future, pasa en la vida real y cada vez más. Las llamadas “casas inteligentes” simplifican la vida de la mano de la domótica.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, domótica es un conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de una vivienda. Otra definición habla de la integración de la tecnología al diseño inteligente en el hogar o la oficina. No sólo sirve para que el despertar sea más placentero, también logra ahorro energético y brinda mayor seguridad, dos temas prioritarios para la gran mayoría de las personas en la actualidad. Se trata de delegar tareas y responsabilidades.

Escena de la vida cotidiana. Segunda parte.

Día helado. Minutos antes de salir del trabajo toma el teléfono, toca la pantalla (ya no quedan rastros de aquello que conocimos como teclas) y enciende la calefacción en algunos ambientes de su casa. Llega a su hogar: tiene la temperatura ideal y tuvo que dejar la calefacción o el aire acondicionado todo el día en funcionamiento. La tecnología inalámbrica permite pequeños lujos como este y muchos otros más; como la opción de programar los riegos del jardín en ausencia del propietario o, todavía más sencillo, apagar las luces de la planta superior sin tener que subir las escaleras. Sí, es tecnología inteligente que, sin dudas, brinda mayor confortabilidad.

Domotizar una casa no es imposible ni inaccesible. Gracias al wifi, las redes inalámbricas y los dispositivos móviles que permiten instalar tecnologías sin necesidad de romper paredes. Un módulo de control a distancia conectado a Internet, módulos más pequeños conectados a los tomacorrientes o electrodomésticos, sensores y ¡voilà! Por supuesto que, previamente, se debe haber instalado un programa con los comandos grabados para que cada aparato sepa qué debe hacer. Ahora, lo que resta es dar la señal a través del smartphone, el i-pad o una notebook para que la magia suceda. Hay aplicaciones compatibles con los sistemas operativos de Android e iOS, que permiten dar órdenes desde cualquier lugar del mundo y hasta sistemas más sofisticados que actúan a distancia mediante reconocimiento de voz o gestos.

Inteligencia en las pequeñas cosas

“La felicidad está en saber apreciar la belleza en las pequeñas cosas”. Una frase trillada que se puede aplicar perfectamente a esos maravillosos pequeños electrodomésticos que hasta hace algunos años adormecían en el universo de lo análogo o pertenecían al mundo de la ciencia ficción. Basta de agacharse para llegar a los rincones más recónditos de la casa y dejar todo reluciente. Parece una publicidad del estilo ¡Llame ya! que se ve en televisión por la madrugada, pero eso es lo que ofrecen las nuevas aspiradoras, que pueden ser programadas para limpiar, incluso cuando el dueño de casa no está. En los últimos años, las marcas más populares como Atma o LG han lanzado sus versiones y por eso ganan cada vez mayor protagonismo.

¿A quién no le gustaría que el placard se ordene solo? Esa opción ya existe y se llama Laundroid. Se trata de un mueble desarrollado por un grupo de emprendedores japoneses que plancha la ropa, la dobla y organiza. Un milagro, sí, pero de la ciencia. El mueble se controla desde una aplicación que ya está disponible en iOS y Android.

Dentro de esa misma línea, recientemente se lanzó LG Styler, una tintorería portátil que combina la tecnología de vapor de los lavaderos, los adelantos en control de temperatura de las heladeras y la tecnología de control de flujo de aire de los acondicionadores. El artefacto incluye funciones como “Easy Pants Crease Care”, que quita todas las arrugas de los pantalones. Intentá no enamorarte.

Si el objetivo es ahorrar energía, la clave son los termostatos inteligentes que permiten crear espacios eficientes y controlar la temperatura de los distintos ambientes. No tiene sentido mantener el aire a baja temperatura un día de calor si no hay nadie. En este caso, el pequeño gadget se ocupa de elegir la temperatura adecuada combinando las condiciones externas -el clima- con las internas.

Cocina con Wifi, ¿Para qué? La marca Samsung presentó un horno que puede ser monitoreado desde el teléfono, con un sistema de iluminación integrado. De esta forma, se puede controlar que la comida no se queme desde cualquier lugar de la casa. Si eso sucede, la campana extractora también está conectada para hacer su trabajo. En Whirlpool fueron un poco más lejos y diseñaron una cocina con un sistema de reciclaje que genera compost. El filtro de la cocina controla la temperatura y humedad de los residuos hasta que se conviertan en abono. El Medio Ambiente, agradecido. Para los cocineros inexpertos, la línea Scan to Cook lee los códigos de barra de alimentos congelados y recibe las instrucciones para que la cocina o el horno sepan exactamente cuál es la temperatura y el tiempo de cocción adecuados. La línea de electrodomésticos inteligentes de Whirlpool incluye pantallas touch y una interfaz que guarda información sobre hábitos hogareños.

Si la idea es disfrutar más de la vida y dejar que los electrodomésticos cumplan con sus tareas, la heladera con Wifi es casi imprescindible. La empresa coreana Samsung ofrece una amplia línea que, gracias a su sistema integrado que funciona mediante control de voz y aplicaciones, permite crear un perfil de usuarios, llevar un control de stock y hacer la lista para el súper.

En climatización, son muchas las marcas que lanzaron productos smart, aunque la delantera parece llevarla Panasonic, con una línea que incluye sensores para detectar la presencia de personas y su nivel de movimientos para ajustar así el suministro de aire.

La vida antes de Google

Hace poco más de 18 años nacía Google. Desde entonces, la vida de todos cambiaría para siempre. Adiós a pasar horas en la biblioteca buscando información en libros viejos. Hoy, todos los productos Google están enraizados a la vida cotidiana de una forma natural. Google Maps para saber cómo llegar a un lugar o consultar si hay cortes de tránsito para optar por rutas alternativas. Google Drive para guardar información de relevancia sin ocupar espacio en los ya obsoletos DVD y disponer de ella desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del mundo, o crear documentos de Excel o Word aunque no se tenga el paquete Office. Google Calendar para llevar una agenda organizada conectada con todos los dispositivos digitales que usamos habitualmente. Google Art & Culture para recorrer museos de todo el mundo en una experiencia de realidad virtual.

Google Play Store para descargar aplicaciones de todo tipo, grupo y factor. La lista es numerosa: desde aplicaciones como Duolingo, que permiten aprender varios idiomas, hasta SkyAlert, una app que avisa de un sismo antes de que suceda. Aplicaciones que revelan dónde hay redes gratuitas de wifi cerca (Wifi Finder) y otra como Be my eyes, que ayuda a personas no videntes a leer el menú de un restaurante o un cartel callejero.

El abanico de opciones es mucho más amplio de lo que hasta el director de cine más creativo pudiera imaginar, pero todo va en
pos de un mismo objetivo: ofrecer un servicio para que la vida de los usuarios sea más sencilla. Casi nada.

La inteligencia artificial de Zuckerberg

A fines de 2016, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, presentó a Jarvis, el sistema de inteligencia artificial que controla todos los equipos de su hogar. El nombre no fue azaroso: Jarvis es el asistente inteligente de IronMan. El sistema se maneja a través de Messenger de Facebook, reconoce rostros y voces. Desde allí puede controlar todos los movimientos y los aparatos electrónicos de su casa. Jarvis, a la vez, aprende gustos, patrones, nuevas palabras y conceptos. Un ejemplo: Si Zuckerberg dice “Buenas noches”, Jarvis sabe que debe apagar las luces de la habitación.

Publicado el Deja un comentario

CASA FOA 2016: ESPACIOS PENSADOS PARA VIVIR

Espacios pensados para vivir

La nueva edición de Casa FOA pone en valor el Palacio Cabrera, en Palermo. Este año, inspirados por el espíritu del bicentenario, presentan una armónica convivencia entre los clásicos históricos y los creativos más modernos.

Texto: Karina Pontoriero     Fotos: gentileza espacios de diseño y paisajismo

Abrieron las puertas de Casa FOA. En la inmensa casona donde hasta el año 2010 funcionó un hogar para ancianos, hoy se respiran ideas para crear ambientes funcionales. Las premisas compartidas por la gran mayoría de los arquitectos y diseñadores que expusieron su trabajo en esta edición fue elegir equipamientos que cumplan múltiples funciones, aprovechar todos los espacios y elegir colores neutros.

Al recorrer la muestra, se descubrirá que el mobiliario se adapta a cada necesidad: el escritorio se convierte en una cómoda cama para descansar (¡y sin desordenar nada!), los espacios de guardado se extienden hasta el cielorraso y los cajones se iluminan al abrirse; los muebles se ponen al servicio del usuario. El espacio se transforma, es libre, es dinámico, porque están pensados en función de usuarios con esas características. Cada uno de los creativos acercó su propuesta de espacios soñados que ejemplifican las nuevas formas de habitar. Monoambientes pensados para una mujer canchera, amante de la moda y los detalles, o un hombre de negocios que viaja a menudo. Un bunker para un detective y un departamento para el fanático de la tecnología que desea tener el control de todo a un clic de distancia, también tuvieron su lugar.

En su edición trigésimo primera, Casa FOA fue nuevamente el punto de encuentro
ineludible para los amantes del interiorismo, la arquitectura, el paisajismo y el diseño industrial. Las 48 unidades de Cabrera 5653 se convertirán en departamentos, estudios profesionales y oficinas. Todos estos departamentos tendrán salida hacia los grandes patios, desde donde llegarán la luz y el colorido de las plantas y flores. Los cambios serán muchos, pero la historia del lugar permanecerá vigente en los mosaicos de sus pasillos o las escaleras interiores que mantendrán vivo el pasado y se adaptarán al futuro.

LOS ELEGIDOS DE DELUXE

Espacio 4 Monoambiente de una bloguera de moda. BIRKA. Arq. Víctor Birenbaum y Arq. Claudio Kaczka casa-foa-2016-2

Un lugar pensado para una mujer apasionada por la moda y la comunicación, con muchos rincones para guardar prendas y objetos que cuentan historias. Baúles construidos en melanina Masisa, un gran escritorio y dos bancos que aportan dinamismo y se adaptan a diferentes usos. Como objeto destacado, un marco con un gran género pintado a mano, ideal para producciones fotográficas, le suma el toque personal.

 

Espacio 5 Monoambiente de un Youtuber. Sergio Muchnik, Magalí Muchnik & Design Teamcasa-foa-2016-3

El desafío era crear un ambiente habitable en solo 18 m². Y lo lograron con equipamiento funcional y mobiliario que ofrece confort, de acuerdo con la cambiante vida de un joven veinteañero. Con una propuesta de estética industrial y una tapicería novedosa, el espacio está dividido en dos áreas claramente definidas y separadas por una gran biblioteca. Una es, a la vez, living y dormitorio; la otra es comedor y lugar de trabajo, donde se despierta la creatividad.

 

Espacio 9 Monoambiente de un estudiante. María Belén Bickham & María Zuker

casa-foa-2016-5En sólo 14 m2, aprovechar las alturas se vuelve casi indispensable. Una biblioteca que funciona simultáneamente como escalera vincula el sector de relajación con el de acción. Mobiliario de líneas simples en el área de trabajo y una cocina que se integra con el resto de los muebles a través de una mesada flotante en líneas puras y colores neutros que brindan luminosidad y sensación de amplitud. El baño  continúa esta impronta purista.

 

Espacio 10 Realidad virtual. Walter Russo – Matías Plano – Nahuel Sauza

casa-foa-2016-7

Un ambiente pensado para un hombre de negocios apasionado por el arte y la tecnología, donde el gris y el azul son los colores predominantes. Todo está contenido en una caja gris y tanto el piso como las paredes sirven de marco para sus obras de arte. Un gran sillón circular azul es el centro de control, gracias a un iPad que permite comandar la rotación automática para apreciar cada pintura en particular. Un espejo que con solo apretar un botón se convierte en TV; un biohogar que se prende a control remoto, cuadros iluminados que esconden un bar y tres pantallas que bajan del techo rodeando al sillón y crean un ambiente único donde todo es posible, desde recorrer una ciudad en 360 grados hasta cambiar el color de las paredes según el estado de ánimo del usuario.

 

Espacio 15 Departamento 2 by VIIO. Arq. Julio Oropel. Diseñador: José Luis Zacarias Otiñano

casa-foa-2016-8Este es un loft con identidad argentina. El vidrio es el elemento más contundente, porque define el espacio y le imprime un gran carácter. A los vidrios blanco y transparente se les oponen tres elementos que remiten a materiales icónicos de nuestra cultura, como el adobe, el bizcocho de terracota y la madera. En la gran cocina comedor hay una mesada con desnivel que subdivide, pero a la vez integra, dos sectores. En el ambiente contiguo, el living y el dormitorio se separan por una pared de vidrio transparente, adobe y vidrio blanco. A la vista hay pocos objetos, todos ellos duraderos, sustentables y de líneas simples.

Publicado el Deja un comentario

CUANDO EL CIELO ES NUESTRO TECHO

Cuando el cielo es nuestro techo

Los días ya son más largos y el clima, más benévolo. después de un crudo invierno, llega la hora de aprovechar los espacios de la casa que nos permiten disfrutar del aire libre, a pleno sol o bajo las estrellas.

Texto: Karina Pontoriero

Con la primavera todo cambia, hasta nuestro estado de ánimo. Los programas al aire libre cobran protagonismo: desde desayunar con el sol como testigo hasta una cena con amigos al aire libre. O, también, un picnic en familia. Entonces, el jardín, el patio o la terraza se convierten en aliados para vivir buenos momentos, quizá porque, al pasar más tiempo en ellos, tenemos la sensación de que se acercan las vacaciones. Es hora también de darles un toque personal y ponerlos a punto para que todo sea perfecto. Cada año, la Sociedad Real de Horticultura Británica organiza el Chelsea Flower Show, una de las exposiciones más importantes del mundo sobre jardinería y paisajismo; allí, los más destacados referentes del rubro intervienen distintos espacios, siempre con una temática particular como eje. Este año, la muestra giró en torno a la paz en el mundo, la sustentabilidad, el efecto sanador de la naturaleza y se presentaron espacios impactantes que pueden parecer desconcertantes para el común de los mortales, aunque no así para los expertos que suelen encontrar la manera de adaptar aquellos conceptos a los jardines cotidianos. Quien estuvo presente en el evento, que se desarrolló en mayo, fue la arquitecta y paisajista Lucila Bustos, de la firma Oda al Verde, y comentó que “usar el verde intensivamente y ampliar al máximo las superficies de plantación, tanto en horizontal como en vertical, es uno de los objetivos actuales”. Cuidar los detalles es otra de las premisas para crear un ambiente acogedor al aire libre. “Un consejo es incorporar especies nativas y una multiplicidad de texturas”, agregó. Además, Bustos sugirió “pensar cuáles son las superficies del jardín en las que vamos a pisar, jugar, o descansar y concentrar el césped en ellas. Las que tengan sólo un aporte visual pueden resolverse, por ejemplo, con plantación que requiera menor consumo de agua y mantenimiento”. Porque, en los tiempos que corren, ser sustentable es fundamental.

El jardín de tus sueños

Hoy, la tecnología está presente en todos los ámbitos, incluso en el jardín. Quienes saben lo que quieren, se animan a jugar con la decoración de los ambientes. Los que son tecnoadictos cuentan con la ayuda de “Mi Jardín”, una innovadora aplicación de la Línea Gardena, que les permitirá ser los diseñadores de su propio jardín. En la página es posible dibujar con el mouse y disponer dónde van las plantas, arbustos o muebles, la ubicación y forma de la piscina, entre muchas opciones más. También es posible organizar un plan de riego, con la mejor ubicación de los aspersores para que el césped siempre esté impecable.

Cuando hay niños o mascotas, mantener el jardín cuidado suena utópico, con las corridas, juegos y huesos enterrados, todo se escapa del control. Primero, hay que relajarse y luego pensar ideas para mantener cierto orden. Una opción puede ser pintar cajones de distintos colores para que los chicos guarden sus juguetes o poner varios almohadones de tela impermeable donde se sienten a jugar con sus amiguitos. Incluir a los niños en la decoración del jardín los mantiene entretenidos en actividades manuales y creativas. Un sábado a la tarde es ideal para pintar neumáticos en desuso y reutilizarlos como macetones; lo mismo con una escalera vieja o pallets que servirán para colgar pequeños plantines y vestir de verde las paredes; hay muchísimos otros usos posibles, tan innumerables como la imaginación de cada uno. Esto aplica también para patios o terrazas. De paso, brindamos un mensaje de cuidado del planeta.

El mobiliario es parte fundamental del jardín y debe cumplir con al menos dos características: ser cómodo y de buen gusto. La firma ARS Outdoor Design es especialista en muebles de diseño y calidad para el exterior. Uno de sus últimos lanzamientos es el juego Habana, fabricado con madera de petiribi, con efecto de envejecimiento en color arena blanco o chocolate. ¿El detalle? Los clientes pueden elegir la tela y adaptarla a su ambiente. Además, gracias a un tratamiento especial, resisten lluvias y sol de lado.

Jardín y pileta, pareja que funciona

Llevar adelante una vida saludable y sustentable es mucho más que una moda pasajera. “Cuando la autoproducción es primordial, la huerta juega un papel importante al momento de encarar el proyecto de paisajismo”, contó la arquitecta Bustos sobre uno de sus proyectos. ¿Una huerta al lado de la piscina? Sí, es posible. “Al tratarse de un lote con importante desnivel, nuestra propuesta de diseño fue aterrazado para optimizar el uso del terreno y ubicar en esas terrazas los distintos espacios. Por ejemplo, el nivel más alto como expansión de la casa y galería, donde está la pileta y un nivel de transición, donde ubicamos la huerta en cajones elevados de durmientes de quebracho. Es importante crear las condiciones de confort y beneficiarnos de ese contacto con el aire libre y la naturaleza”, amplió.

El mercado ofrece una multiplicidad de opciones para el cuidado del jardín, pero para quienes cuentan con poco tiempo disponible, la funcionalidad de los productos es un plus tentador. Sistemas de riego que se conectan con un solo clic, como los de Gardena System o toda la gama Accu de recortabordes sin cables de la misma marca, hacen la vida del jardinero amateur mucho más simple.

El patio

No sólo de macetas se nutre un patio. Si bien no hay césped para pisar, la instalación de jardines verticales es cada vez más habitual. Son varias las empresas que, de acuerdo con los tiempos que corren, ofrecen soluciones responsables, generando espacios verdes a medida en terrazas o muros. De esta forma le dan pelea a una problemática típica de las grandes ciudades como es la escasez de espacios verdes. La gama de colores se amplía con otros objetos de diseño, visualmente atractivos y funcionales.

Nodobjetos sabe del tema. Sus muebles son modernos y cancheros, de diseños únicos y fabricados en polietileno. Este material los convierte en bienes durables, impermeables, resistentes y reciclables. Puntos a favor. Macetas super originales, banquitos que se iluminan, mesas ratonas y sillones, disponibles en rojo, gris, amarillo, violeta, celeste, naranja y, por supuesto, blanco y negro. Así, el patio cobra vida propia.

Consejos para un espacio original

1. Atrevernos a un diseño audaz y concretarlo
2. Incluir elementos extravegetales como pérgolas, senderos, esculturas o fogones.
3. Animarnos a cultivar nuestras propias hortalizas, frutas y plantas aromáticas.
4. Integrar todos los sentidos: aromas de flores, canto de pájaros o sonido de agua en movimiento, por ejemplo. Esto nos brindará otras dimensiones para vivir más nuestro jardín o terraza.
*Por la Arq. Lucila Bustos www.odaalverde.com

En las alturas

Un dato a tener en cuenta: es recomendable una zona de sombra, sino los mediodías pueden resultar prohibidos en la terraza. Un pequeño espacio donde ubicar una sombrilla o un gazebo será suficiente para que las horas de pleno sol no se transformen en una pesadilla.

Otro tip: si el lugar es pequeño deberíamos elegir muebles u objetos en líneas curvas porque dan sensación de amplitud. Y si se trata de muebles multifuncionales o plegables, mejor, ya que ayudan a aprovechar espacios.

La iluminación es clave para los amantes de las reuniones nocturnas. Un par de lámparas de pie o luces colgantes (pueden ser de colores) no sólo cumplirán su principal objetivo, sino que también darán un toque decorativo. Se pueden sumar velas sobre la mesa para lograr un ambiente más íntimo. No estaría mal instalar una estufa de terraza y evitar que el frío se convierta en enemigo. Un cómodo camastro o sillones aptos para la intemperie otorgarán la calidez necesaria para que las veladas sean inolvidables.

Sea en el patio, el jardín o la terraza, lo que vale es sentirse cómodo, en casa, pero bajo el cielo.