ME ENTUSIASMAN LOS PROYECTOS QUE ME DEJAN VOLAR SIN RESTRICCIONES

Me entusiasman los proyectos que me dejan volar sin restricciones

La arquitecta que propone desarrollar integralmente cada uno de sus proyectos, aborda un enfoque multidisciplinario que le valió varios premios y el reconocimiento de sus pares.

Texto: Karina Pontoriero     Fotos: Andrea Ramírez

Podría decirse que el último año estuvo plagado de satisfacciones para Cari Calvo. La arquitecta, con amplia trayectoria en prestigiosos estudios de arquitectura como Vega-Mazza, Moscato-Schere o Estudio Beraja, Palombo y Rempel, ganó la Medalla de Oro al Espacio Exterior en Casa FOA 2017 y el premio a la Mejor Instalación al espacio D&D en Estilo Pilar 2018.

Confiesa que los premios siempre la sorprenden, pero los toma “como un mimo, un reconocimiento público, una recompensa al esfuerzo, un puntapié para seguir trabajando”.

En la edición 2017 de Casa FOA trabajaste con acero, ¿qué te produce ese material?

Trabajar con acero -utilizado de forma curva, como lo usé en Casa FOA- me da la sensación de modernidad. Es un material fuerte, durable, estructural y que sirve para la construcción de la piel, el diseño de lumnarias o esculturas, para dejar a la vista lo que antes estaba oculto.

¿Cuáles son aquellos materiales que sabés que no te fallan o que se están presentes habitualmente en tus proyectos?

Trato de no repetir mucho los materiales. Sí, noto que nunca me falta el blanco, las paletas claras. No creo que sea bueno destacar por hacer siempre lo mismo. Para mí, lo que te destaca está en tu ideología o en el sentimiento que ponés al crear.

¿Y qué te resulta inspirador? ¿Cómo surgen las ideas?

La inspiración puede estar en cualquier cosa, en un animal, una planta, un objeto. Por ejemplo, una palmera inspiró la planta artificial urbanística de los Emiratos Árabes (Palm Islands, en Dubai) o un caracol inspiró al arquitecto Enrique Browne para hacer el plano de una de sus casas más memorables, la Casa Caracola en Santiago de Chile. Las ideas surgen buscando desde dónde partir.

En tu web y en varias notas mencionaste a Le Corbusier, ¿quién es en tu vida? ¿Qué admirás de él? ¿Qué te genera su obra?

Con Le Corbusier fue amor a primera vista. Bueno, me enamoré de un libro. Fue uno de mis maestros, indirectamente. Tan rupturista y perturbador para esa época, con las ideas demasiado claras, que avalaba esta estética del futuro. Me pasó también con la Bauhaus, De Stijl, todos movimientos artísticos cuyo objetivo era la integración de las artes como un todo. Se desnudaba la arquitectura despojándose de ornamentos, de revestimientos sin sentido. ¡Todo comenzó por 1913! Hoy vemos arquitectos construir con el mismo estilo de hace 100 años, diciendo que se trata de arquitectura moderna. ¡Tremendo! Otro caso son los arquitectos ZahaHadid, al cual amo, Peter Cook, Santiago Calatravra, Oscar Niemeyer, Amancio Williams. Los arquitectos dejaron de interpretar el crecimiento de su propio tiempo.

¿Y tus maestros directos? ¿Quiénes fueron?

Mis maestros fueron muchos docentes de la facultad, como Javier Fernández Castro, adjunto de Diseño 1, quien además me dio su trabajo cuando renunció para abrir su estudio. También podría mencionar a muchos ingenieros y arquitectos con los que trabajé posteriormente. Siempre se aprende de los buenos ejemplos y de los malos, mucho más. A veces se gana y a veces se aprende.

Si bien tu propuesta es integral, ¿sentís que tu camino profesional va por el lado del interiorismo?

Mi camino profesional no va exclusivamente por el lado del interiorismo. Busco desarrollar un proyecto que abarque desde la piel arquitectónica hasta el último detalle, incluyendo diseño de muebles o paisajismo. Pienso el espacio como un todo, sin olvidar cuál va a ser el vector sobre el que se edifica, la idea de partida.

También coqueteás con el arte, ¿podrías definirte cómo artista?

Me interesa mucho la integración de las artes: la arquitectura, el diseño en todas sus ramas, las artes plásticas, la escultura, hasta la música o el cine. No me considero artista. Un artista se mueve como pez en el agua en muchos de estos ítems. Mirálo a David Bowie: visionario, músico, actor, artista plástico y más. Perturbador, provocativo, de avantgarde, subyugó al público sin cruzar la delgada línea entre el buen y el mal gusto, dejando su legado para vivir por siempre.

Entonces, si tuvieras que presentarte ante quien no te conoce, ¿cuál dirías que es tu característica diferencial?

Mi característica diferencial prefiero que la digan los demás. Trato de ser fiel a mis convicciones.

¿Te considerás una mujer emprendedora?

Trabajo por mi cuenta, diseñé mi línea de muebles y hoy estoy por sacar otra línea nueva que no existe en el mercado. Si eso me hace emprendedora, lo soy. Me cuesta muchísimo la veta comercial, no nací con ese chip.

¿Cuál fue tu mayor desafío laboral?

Mi mayor desafío laboral, no sé. ¿Habrá sido construir mi primer sillón Space Oddity (NdR: Un homenaje a David Bowie) para no depender de la llamada de futuros clientes? Ese sillón me llevó a exponer la primera vez en casa FOA y fue la punta del ovillo de venideras oportunidades.

Arquitectura personalizada

¿Cómo es el proceso de creación junto a un cliente? ¿Cómo lográs entender lo qué quiere?

Entender al cliente no es fácil, debería existir en la facultad Cliente 1, 2 y 3. El proceso de creación es posterior a una charla intensa con el cliente para conocer gustos, hobbies, deportes, trabajo, cómo va a usar la vivienda, oficina o comercio, cuáles son sus hábitos, etcétera. Con esto tu bagaje se proyecta, siempre partiendo de la idea de partido arquitectónico, con partidos conceptuales y partidos materiales. Con el primero resolvés la idea y con el segundo resolvés cómo expresarlo de forma tangible.

Un cliente quiere trabajar con vos, pero el presupuesto no es demasiado abultado, ¿cómo encarás el proyecto? ¿A qué le das prioridad en esos casos?

Siempre se saca mayor creatividad de la dificultad que de un proyecto con muchos metros y presupuesto. Con dinero es más fácil ser creativo. En un caso así, privilegio los espacios de guardado en sentido vertical u horizontal, uniformidad de color o materiales claros, uso de espejos que duplican el espacio, multiplicidad de usos en un único mobiliario y nunca obstaculizar la circulación. En una palabra: optimizar el espacio.

¿Qué sensaciones te invaden cuando ves una obra tuya terminada y el cliente está contento con los resultados?

Ver el cliente satisfecho me llena de plenitud y tranquilidad. Cuando el proyecto pasa de papel a la realidad, siempre vehiculizando emociones, logra su cometido.

¿Qué tipo de proyectos son los que te entusiasman?

Los proyectos que me entusiasman son todos los que me dejen
volar sin muchas restricciones

¿Y en qué proyectos estás trabajando actualmente?

Actualmente estoy terminando una cafetería, una vivienda intrafamiliar, la expo “Idear La Plata” (se realizará del 13 al 15 de octubre en Villa Elisa) y estoy gestando un ciclo de charlas, Viure Art el 24 de noviembre, donde explicaremos como fusionar el arte y la arquitectura en la vida cotidiana.

Tendencias de temporada: Sí, no, por qué

No sigo las tendencias de temporada, me molesta hacer lo mismo que los demás. En Buenos Aires cuesta demasiado, está en uno llevarlo a cabo. Para salir de la media, uno utiliza muralismo y todos hacen murales. Entonces deja de ser original, como el estilo industrial, que no se va. Todo gracias a la globalización que hizo que se “diseñara” lo mismo en Londres, Buenos Aires o Tokio. www.caricalvo.com

, , ,

no hay comentarios

Deja un comentario