SOLIDARIDAD, COMPROMISO Y DISEÑO

Solidaridad, compromiso y diseño

Miles de tapitas, un objetivo con conciencia ambiental y una forma de asumir el trabajo, todo eso, más un producto de calidad que despertó la mirada de todos.

Es imposible pensar en las tapas de las gaseosas y no relacionarlas con la recolección, con los miles de recipientes que dicen “Para el Hospital Garrahan”, con la nobleza de hacer ese trabajo de hormiga, tapita por tapita, para llevar una bolsa a alguien que lo acerque. Pero, ¿alguien se preguntó a dónde van todas esas tapitas y qué se hace con ellas? Proyecto MUTAN es la respuesta.

Nació de un proyecto de final de carrera de Luciano Bochicchio y Sergio Fasani, quienes cursaban la carrera de Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). El trabajo consistía en transformar los plásticos reciclados en diseño de productos.

“Todos se sorprendían de que estuviesen realizados con materiales reciclados por la calidad final de los productos y sobre todo por que logramos una textura que no se había visto hasta el momento con ese material”‚ recordó Sergio.

Los productos del Proyecto Mutan están realizados con plásticos post-consumo, (recolectado principalmente de lo que descartan los hogares). Específicamente con las tapitas plásticas (PP – Poliropileno), que son recolectadas por la Fundación Garrahan como parte de su campaña para recaudar fondos que luego contribuyen a mejorar las instalaciones del Hospital.

Una vez obtenidas las tapitas, se trituran en diferentes tamaños para luego ser transformadas por calor. Cuentan con diferente tipo de moldes y hornos que permiten obtener las distintas formas en las lámparas. Hasta el momento, el proyecto recicló 250.000 tapitas.

“Son productos que cuentan una historia, y en los que se puede percibir el origen reciclado del material. No hay dos  lámparas iguales, cada una es única”, explicaron sus creadores. Entre los objetos diseñados por el estudio figuran compoteras, recuperadoras de PET, macetas, lentes de lectura y una línea de banquitos.

El proyecto continúo y se creó Estudio Brotes, donde conviven varios proyectos con el foco en la sustentabilidad ambiental y social.

El estudio está integrado por profesionales que respetan la misma lógica que dio nacimiento al espacio: Pepo Zamora, coordina el proyecto Compostate Bien y es un experto en residuos orgánicos; Fernando Valenzuela, “manos mágicas”, testea los materiales reciclables e interviene en el proceso; Florencia Fontanarosa es la que le da vida a los proyectos en redes sociales; Fermin Indavere, coordinador de Plasticando y explorador del plásticos; Nino Vispo, Candela Aris y Leo Marengo completan este gran equipo.

Proyecto MUTAN diseña nuevos productos y la tecnología necesaria para transformar los plásticos post-consumo. Creen que el diseño es una poderosa herramienta para transformar las condiciones sociales y medioambientales.

El año pasado participaron en la Feria Puro Diseño y ganaron el premio de “Mejor Proyecto” de la categoría ECO.

Quienes deseen colaborar:

Pueden adquirir sus productos en la web de la Fundación Garrahan o en el e-shop de Proyecto MUTAN. También participando del programa de recuperación de tapitas de la Fundación. El estudio cuenta con una iniciativa propia, Plasticando, un taller de reciclado de plásticos que acercan simples tecnologías para tomar un rol activo sobre la recuperación de este producto.

Más información

Web Mutan

Web Brotes

Facebook

Instagram

compartir contenido:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

, , ,

no hay comentarios

Deja un comentario