JAVIER ITURRIOZ: LA MAGIA DE UNA CASA DEBE REFLEJAR A QUIEN LA HABITA

La magia de una casa debe reflejar a quien la habita

Prestigioso arquitecto y decorador, es elegido por las grandes marcas internacionales. también es un anfitrión de lujo: las fiestas que organiza suelen ser épicas y sus invitados se sienten estrellas de Hollywood. Es, ante todo, un esteta y lo demuestra en esta charla mano a mano con DELUXE Magazine.

Texto: Karina Pontoriero

Estaba destinado a dedicarse al arte. Con un padre diplomático que lo transportaba por el mundo y una madre que lo llevaba en pañales a recorrer ferias de antigüedades, Javier Iturrioz no tuvo opción. O sí, pero ya era tarde: el arte lo había conquistado desde la cuna y para siempre. Lo demostró en sus primeros años, cuando todos notaban que le gustaba pintar, combinar colores, hacer castillos. “En los colegios hacíamos visitas a museos y siempre me sacaba 10 en arte o dibujo”, recuerda. Y reafirma: “Lo mío es la estética por naturaleza”.

De aquel primer acercamiento, también cuenta que a sus padres les gustaba mucho el
teatro. “Nos llevaban a ver obras, óperas, ballet o zarzuelas. Yo tocaba el piano y mi hermana hacía danzas clásicas”, relató. Vivió en Holanda, en París, en Asunción, en Madrid y estudió mucho. “Decoración, Arquitectura, Escenografía, Historia del mueble, pintura, todo lo que me apasiona”, resume.

Cartier, Hermès, Tiffany&Co, Fendi, Givenchy, Patek Philippe, Breguet y Möet
Hennessy, Bouqueterie y Laurencio Adot son solo algunas de las grandes marcas que lo eligieron para decorar sus locales. Casa FOA lo tiene habitualmente entre sus protagonistas, este año con el “Dormitorio de Mujer” diseñado especialmente para la marca UMA.

¿En qué te inspiraste para recrear esa atmósfera tan distinguida y femenina que se transmite en el Dormitorio de mujer?

Desde ya, me inspiré en la chica Uma: la clienta de esta marca de ropa y la modelo
de estilo francés con un touch rock glam y desenfadado. Esta propuesta gira o se inspira en el barrio Haut Marais de Paris, un lugar cool y cosmopolita que marca el ritmo de la moda; todo ese envarillado francés, las pátinas medio shabby chic de las paredes, el baldaquino en la cama, el piso de madera decapé tirando al gris. Todo remite directamente a Paris, pero con un toque más joven, por eso las obras de arte son contemporáneas. Las luminarias, el animal print en los almohadones, las calaveras u otros objetos, todo es un poquito más fashion y femenino. La ropa cuelga en un perchero a la vista porque en muchos de esos antiguos departamentos no hay placard y a una canchera y fashion victim le gusta tener sus pilchas a la vista.

Sos uno de los decoradores más elegido por los famosos. ¿Qué tiene tu propuesta de “diferente”?

Es una propuesta siempre elegante, no con modas efímeras, sino más bien classy, con arte, con color y con una búsqueda de personalidad. Me gusta que las casas hablen de sus dueños y los ayudo a sacar eso hacia fuera. La magia de una casa debe reflejar a quien la habita.

Las tendencias en arquitectura y decoración van hacia las líneas puras y los colores neutros, lo que no coincide mucho con tu estilo, más colorido y cargado. ¿Creés en las tendencias como corrientes a seguir o indicadores de lo que vendrá?

Creo que, como en la música, la literatura o el arte, hay distintas corrientes paralelas;
quizá lo mío, al no ser lo más cómodo o convencional, resulte más excéntrico, pero hay maximalismo en todo el mundo, decoradores más barrocos, verdaderos popes y gurúes del mix de estilos decorativos y amantes del more is more. No hay más que mirar una revista Digest, The world of interiors o AD italiana para ver todas las decoraciones que no son precisamente neutras ni de líneas puras, ni blancas. Por algo existe esa frase tan cierta que dice que, para lograr una atmósfera 10 puntos, solo hace falta llenar un galpón o un palacio francés con objetos de los últimos 3000 años.

¿Te considerás alguien excéntrico?

Un poco. Quizá hasta algo anacrónico para el mundo de hoy. Además, me gustan las piezas raras, colecciono monos de porcelana, cacatúas, moros venecianos, opalinas, amo lo oriental y también ciertos objetos que tienen personalidad pero que, tal vez, no son para todo el mundo. Me encanta el mix de estampados, el color fuerte, el dorado.

¿Qué buscás en una obra de arte para sumarla a tu colección?

Que me llene el alma, que sienta algo cuando la veo. A veces, compro sin saber en dónde ira colgada, cuando logro una conexión con esa obra, ¡simplemente la necesito!

Tu época adorada son los ’50, ¿qué de aquellos años reproducís en tu vida actual?

Me gustan los looks de los ‘50, la decoración en general de décadas pasadas. A veces
me identifico con el personaje de Owen Wilson en la película Medianoche en Paris,
de Woody Allen, pero cuando doy comidas, mis mesas son de lo más paquetas. Mi casa está llena de arte y antigüedades, me gusta lo clásico, me gusta la música, los actores y actrices de esas épocas.

¿Quiénes son los íconos de la moda actual que despiertan tu interés y admiración?

Para mí, Ralph Lauren, Valentino, Tom Ford, Givenchy; de los que ya no están, elijo a Balenciaga, Yves Saint Laurent, Christian Dior. Fotógrafos como Richard Avedon o Helmut Newton, me pierden… y tantos decoradores ya desaparecidos como Dorothy Draper, Tony Duquette, Elsie de Wolfe, Alberto Pinto, es una lista muy larga.

¿Qué no puede faltar en el guardarropas de un hombre elegante?

Un black tie, un traje rayado, un saco cruzado azul, un pantalón blanco, corbatas, pañuelos, gemelos y accesorios a gogo para divertirse combinando. Buenos jeans, camisa blanca, camisa celeste, zapatos de gamuza y de charol; un buen impermeable, un buen sobretodo, hay muchos básicos infaltables.

¿Los argentinos somos elegantes?

Las generaciones de mis padres y abuelos lo eran, no hay más que mirar las fotos o ver las reglas en clubes o casinos. Ahora lo son un poco menos.

Ping pong

Una ciudad para visitar una y otra vez: Paris
Un perfume: Terre d’Hermès
Una obra de arte que te gustaría tener en tu colección: Algún Picasso de la época azul o de sus mujeres cubistas.
Una marca con la que te interesaría trabajar: Chanel
Una celebridad cuya casa quisiera decorar: Susana Giménez

Iturrioz en FOA

Año 2009 Estar- Escritorio: Una sala pensada para los amantes del Turf, donde se
respira un aire masculino. El rojo de las paredes resalta y sirve de fondo para un gran número de cuadros con caballos.

Año 2013 Living dandy: Un ambiente íntimo alrededor de la chimenea y mobiliario
de distintas épocas. La alfombra la diseñó especialmente en homenaje a David Hicks.

Año 2014 Espacio Comedor: Aquí predominan el azul y el blanco. Un espacio concebido para un buen anfitrión y coleccionista de arte. Plagado de detalles,
se destacan las sillas retapizadas con distintos estampados, siempre en los mismos colores.

Año 2015 Escritorio: Inspirado en la época victoriana, con mobiliario de maderas nobles, sillones, armas, lámparas de pie, trofeos de caza, alfombras persas
y orientales enmarcado en paredes pintadas de verde.

Año 2016 Cuarto de mujer: La marca imagina cómo sería el dormitorio de una chica
UMA. Hay mucho negro, pero el color aparece en pequeños detalles como cuadros, objetos y estampas.

compartir contenido:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest

, , ,

no hay comentarios

Deja un comentario