FUNDACIÓN CORRIENTE CÁLIDA HUMANÍSTICA

Un camino de solidaridad donde haya una necesidad

Tanto en el conurbano bonaerense como en el impenetrable chaqueño, la organización destina fondos y recursos para acercar una mano a quien lo necesita.

TEXTO: Julia D’Amico

Sin importar las distancias, la Fundación Corriente Cálida Humanística dio sus primeros pasos y ya camina firme hacia un trabajo filantrópico que no conoce barreras. Hoy, la organización realiza distintos aportes en el Oeste del conurbano bonaerense como en la Provincia de Chaco, donde asiste a la comunidad Wichi.

Pero toda esta historia de solidaridad y voluntad comienza con una barrera que fue superada por la necesidad de ayudar. “Hasta el año 2007 encontraba dificultades para poder ingresar a lugares vulnerables, ya que los voluntarios que iban bajo mi coordinación necesitaban estar amparados por el nombre de una fundación. Nos costaba inclusive conseguir donaciones sin un nombre que nos dé respaldo”, recordó Cristina Sánchez, fundadora y presidenta honoraria de Corriente Cálida Humanística. Por este motivo, sumado a las ganas de continuar creciendo, se creó la fundación. Desde entonces, se ocupa de manera activa de las personas en riesgo y brinda asistencia y contención a grupos vulnerables, institucionalizados o no, y de las comunidades originarias.

Durante el año, se realizan actividades semanales comunitarias en distintas instituciones de la Provincia de Buenos Aires como geriátricos, hogares y comedores. Además, reparten alimentos, trabajan en mejoras edilicias y coordinan el desarrollo de actividades de entretenimiento para la comunidad. Todo marcado por la profunda estima y voluntad de colaboración que la fundación promueve desde cada uno de los integrantes y donantes.

Cruzada solidaria. Por el impenetrable chaqueño

Lejos, más allá de donde la ayuda llega, está el objetivo firme de la fundación. La Cruzada a Tres Pozos, un paraje apartado y olvidado del Impenetrable de Chaco, es la morada los Wichis. “Un chaqueño me comentó de la existencia de la reserva Wichi en la triple frontera que se da entre Salta, Formosa y Chaco. Son 358 kilómetros de Castelli, donde está el portal del Impenetrable. Vamos a donde nadie va. El asfalto llega hasta Castelli, por eso cada vez que tenemos que ir hay que tener en cuenta los pronósticos del Servicio Meteorológico”, aseguró Sánchez.

Cada cruzada alcanza a más de 500 familias y hasta allí llegan ropa, juguetes, alimentos, colchones. El año pasaron inauguraron un Centro de Integración Comunitario (CIC), con el fin de incrementar la inserción laboral de la comunidad Wichi en la sociedad. Para ello, se les enseña oficios que les permitan trabajar y salir de la situación de vulnerabilidad en la que hoy están inmersos. También es el espacio donde personas de la comunidad y vecinos de distintos parajes se encuentran a dialogar, apostando a la buena convivencia entre las dos culturas. La fundación tiene en claro que lo urgente es lo material, y por eso realiza constantes campañas y se compromete con la situación estructural de distintas comunidades. Pero también afirman que “el aspecto espiritual representa uno de los factores más importantes en la fortaleza de un grupo”.

Más información
Cómo colaborar con la Fundación
Almirante Brown 963, Morón.
4627 – 4338.
donaciones@fundacioncch.org.ar
fundacioncorriente.calidahumanistica
www.fundacioncch.org.ar

compartir contenido:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on Pinterest
no hay comentarios

Deja un comentario