CAMBIO CLIMÁTICO

El momento de actuar es ahora

El premio Nobel de la Paz, Al Gore, reconocido en todo el mundo por haber puesto en agenda el tema del cambio climático.

TEXTO: Federico Parapar

“Cada día producimos 110 millones de toneladas de CO2 a nivel mundial, una cantidad equivalente a 400 mil bombas atómicas de Hiroshima”.

Sequías, inundaciones, lluvias torrenciales, incendios, olas de calor y enfermedades resultantes son palpables y afectan de manera creciente nuestra vida cotidiana. “En todos los continentes, puede observarse el fenómeno de una u otra manera. Asimismo, su relación con la actividad humana, hoy ya es indiscutible”, dice Gabriela Malvido, directora para América Latina de The Climate Reality Project.

Esta entidad, fundada por el ex vicepresidente de Estados Unidos y protagonista de la película “La verdad incómoda”, es una organización abierta y participativa. Su misión es fomentar soluciones globales frente al cambio climático, promoviendo una acción inmediata en todos los niveles.  Forman parte de la misma, amas de casa, empresarios, ejecutivos, funcionarios de gobierno y especialistas ambientales de 126 países del globo.

“Somos cada vez más conscientes del problema y somos cada vez más los que intentamos arribar a las soluciones necesarias”, dice el CEO de Autocare, Emiliano Bello, uno de los empresarios argentinos que acaba de sumarse al Cuerpo de Líderes Corporativos de TCRP. “En todo el mundo, procuramos generar conciencia e invitamos a todas las empresas -grandes, medianas y pequeñas- a modificar sus prácticas y las de las redes con las que interactúan. Los empresarios debemos asumir el liderazgo”, asegura.

Por primera vez en siglos, a nivel mundial las inversiones en energía renovable están superando al petróleo.  Los costos en energía solar, antes más caros, hoy igualan a los de las energías fósiles en 79 países. El mercado de autos eléctricos se está revitalizando y apunta a superar al de vehículos tradicionales. Cerca de 7 millones de personas trabajan en la producción de energía limpia en todo el mundo. “Cada vez está más claro: lo que es bueno para el ambiente, es bueno para la economía”, dice Bello.

Más allá de las empresas, un rol central tienen también los gobiernos de cada país. Se espera que la próxima Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 21), que se celebrará en París a fin de este año, sea decisiva. Por primera vez, parece haber una esperanza concreta de un acuerdo global. Estados Unidos y China, hasta entonces reticentes a asumir un compromiso concreto, acaban de acordar bilateralmente una reducción de sus emisiones y se espera que revaliden su compromiso en París.

Pero más allá de los Estados y su rol indelegable, cada uno de nosotros puede comenzar a ponerse en acción. “Todos podemos sumarnos –agrega Malvido-. Cada uno de nosotros, en su propia casa, puede impulsar el cambio”.

Desde TCRP recomiendan:

  • Apague la luz que no utiliza, colabore eligiendo electrodomésticos con alta eficiencia energética, y desenchufe los aparatos eléctricos en desuso.
  • No abuse de la calefacción y el aire acondicionado. Utilice aislaciones térmicas.
  • Comparta el auto, prefiera el transporte público y elija la bicicleta para trayectos cortos cada vez que pueda.
  • Evite compras innecesarias. De hacerlas, privilegie los productos ecológicos y los que son producidos en condiciones de comercio justo.
no hay comentarios

Deja un comentario