MASCOLOR

MasColor: Lograr el cambio a través del color

Esta asociación civil, con más de trece años de vida, desarrolla propuestas participativas de mejoramiento en las paredes externas de viviendas ubicadas en barrios humildes, donde los colores le dan vida, armonía y alegría a cada una de las casas y a las familias que viven en ellas.

TEXTO: Mariana Soulages

“Buscamos que la belleza no sea algo exclusivo”, dice Juan Vinuesa, coordinador de Mascolor, encargado de Comunicación y Territorio.  Y agrega: “El color cambia el espacio”.

La iniciativa surgió de tres mujeres cuyo objetivo común es trabajar con la belleza en lugares de bajos recursos: la colorista Catalina Clusellas, la artista plástica Diana Goransky y la promotora social Clara Escalante.

“Nosotros sólo le brindamos a las familias el material para revocar, enduir y pintar y les damos talleres participativos sobre color donde cada vecino elige su paleta”, explica Juan. En los talleres las personas se relacionan con los colores, con lo que les producen y lo que les gusta. “Algunos eligen combinaciones tradicionales, otros se animan más a los colores vivos y algunos hasta le dibujan diseños”, comenta Vinuesa. La ejecución la realizan los dueños de casa con quienes quieran colaborar, porque la idea es que ellos son los protagonistas de esa transformación con el asesoramiento y seguimiento del equipo de Mascolor.

Un ejemplo de esto es lo realizado en el barrio INTA, en Lugano, por Mascolor junto a la Secretaría de Hábitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad (Sechi). En seis meses con el Proyecto auto-revoque más de 127 familias recibieron materiales, y trabajaron en el revoque y protección de las paredes exteriores de sus viviendas y con el Proyecto Pinta Bien más de 173 familias eligieron los colores, diseñaron sus viviendas, y lograron pintarlas.

“También se busca dentro del barrio lugares de referencia para los habitantes y se eligen voluntarios de cada familia para que pinten el exterior y, a veces también el interior, de esos espacios importantes para la comunidad”, cuenta el coordinador de Mascolor. En este tiempo, ya llevan 3089 casas pintadas, dos centros de jubilados, seis comedores, dos polideportivos, 14 escuelas y jardines de infantes, tres hospitales, cuatro centros vecinales y seis iglesias o templos.

Además, realizan la Jornada de pintada comunitaria donde todos los vecinos ayudan a otros que no puedan hacer el trabajo -e incluso se pueden sumar voluntarios externos- para generar lazos solidarios entre la comunidad.

Desde la web de Mascolor se pueden leer algunos de los tantos testimonios de personas que protagonizaron esos cambios en sus casas y en su forma de habitarlas.

Susana Funes del barrio Caleta Cordova de la ciudad de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, dice: “Empecé el secundario de nuevo, mi casa ahora tiene vida, viene gente, amigos y estoy orgullosa de mi lugar”.

Por su parte, Isabel de Canela, desde Salta, cuenta: “¡Me cambió el ánimo! Lo que pasa que al cambiar de afuera uno quiere cambiar adentro y no podés parar. Parece todo nuevo, renaciendo”.

Mientras que otro chubutense, Miguel Jerez de 71 años, afirma que “si no fuera por esto no sé qué hubiera sido de mí y mi restaurante; ahora ya no es más un lugar de paso, la gente viene  y se queda y mi restaurante que iba a cerrarse, sigue adelante”.

La presentación de proyectos muchas veces viene de la mano de empresas privadas que, a su vez, se encargan de  financiarlos. También de instituciones públicas, como el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Otras veces, es la asociación la que detecta el lugar de aplicación y solicita el financiamiento a firmas privadas u organismos públicos.

En estos años, Mascolor ha logrado concretar proyectos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en sus alrededores y en algunas provincias del interior: en Salta con comunidades aborígenes, en Santa Cruz, Chubut y Tucumán.

Según los objetivos de la asociación, el desafío 2015-2017 es caminar hacia proyectos de mayor impacto social, integrando nuevas estrategias de trabajo y construcción cooperativa. Mientras tanto, a su paso, ellos siguen coloreando casas y vidas.

Quienes quieran colaborar o conocer más sobre la organización pueden ingresar al sitio web www.mascolor.org.ar o escribir a info@mascolor.org.ar

no hay comentarios

Deja un comentario